Las fiestas bíblicas

Las fiestas bíblicas

Descargar

Descargar

Las fiestas bíblicas

×

Cuando Dios liberó a la nación de Israel del cautiverio en Egipto, le ordenó que llevara a cabo ciertas ceremonias especiales para adorarlo durante las épocas de cosecha (Éxodo 23:14-16 Éxodo 23:14-16 14 Tres veces en el año me celebraréis fiesta. 15 La fiesta de los panes sin levadura guardarás. Siete días comerás los panes sin levadura, como yo te mandé, en el tiempo del mes de Abib, porque en él saliste de Egipto; y ninguno se presentará delante de mí con las manos vacías. 16 También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Deuteronomio 16:1-17 Deuteronomio 16:1-17 1 Guardarás el mes de Abib, y harás pascua a Jehová tu Dios; porque en el mes de Abib te sacó Jehová tu Dios de Egipto, de noche. 2 Y sacrificarás la pascua a Jehová tu Dios, de las ovejas y de las vacas, en el lugar que Jehová escogiere para que habite allí su nombre. 3 No comerás con ella pan con levadura; siete días comerás con ella pan sin levadura, pan de aflicción, porque aprisa saliste de tierra de Egipto; para que todos los días de tu vida te acuerdes del día en que saliste de la tierra de Egipto. 4 Y no se verá levadura contigo en todo tu territorio por siete días; y de la carne que matares en la tarde del primer día, no quedará hasta la mañana. 5 No podrás sacrificar la pascua en cualquiera de las ciudades que Jehová tu Dios te da; 6 sino en el lugar que Jehová tu Dios escogiere para que habite allí su nombre, sacrificarás la pascua por la tarde a la puesta del sol, a la hora que saliste de Egipto. 7 Y la asarás y comerás en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido; y por la mañana regresarás y volverás a tu habitación. 8 Seis días comerás pan sin levadura, y el séptimo día será fiesta solemne a Jehová tu Dios; no trabajarás en él. 9 Siete semanas contarás; desde que comenzare a meterse la hoz en las mieses comenzarás a contar las siete semanas. 10 Y harás la fiesta solemne de las semanas a Jehová tu Dios; de la abundancia voluntaria de tu mano será lo que dieres, según Jehová tu Dios te hubiere bendecido. 11 Y te alegrarás delante de Jehová tu Dios, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, el levita que habitare en tus ciudades, y el extranjero, el huérfano y la viuda que estuvieren en medio de ti, en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner allí su nombre. 12 Y acuérdate de que fuiste siervo en Egipto; por tanto, guardarás y cumplirás estos estatutos. 13 La fiesta solemne de los tabernáculos harás por siete días, cuando hayas hecho la cosecha de tu era y de tu lagar. 14 Y te alegrarás en tus fiestas solemnes, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, y el levita, el extranjero, el huérfano y la viuda que viven en tus poblaciones. 15 Siete días celebrarás fiesta solemne a Jehová tu Dios en el lugar que Jehová escogiere; porque te habrá bendecido Jehová tu Dios en todos tus frutos, y en toda la obra de tus manos, y estarás verdaderamente alegre. 16 Tres veces cada año aparecerá todo varón tuyo delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere: en la fiesta solemne de los panes sin levadura, y en la fiesta solemne de las semanas, y en la fiesta solemne de los tabernáculos. Y ninguno se presentará delante de Jehová con las manos vacías; 17 cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que Jehová tu Dios te hubiere dado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios definió estas celebraciones como sus festivales, o “las fiestas del Eterno” (Levítico 23:2-4 Levítico 23:2-4 2 Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas: 3 Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis. 4 Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos:
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El mensaje del evangelio y el plan de salvación de Dios cobran más significado cuando entendemos que las cosechas agrícolas anuales representan las cosechas espirituales de seres humanos gracias al don divino de salvación por medio de Jesucristo (Mateo 9:37-38 Mateo 9:37-38 37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. 38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Juan 4:35 Juan 4:35 ¿No decís vosotros: Aún faltan cuatro meses para que llegue la siega? He aquí os digo: Alzad vuestros ojos y mirad los campos, porque ya están blancos para la siega.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Juan 15:1-8 Juan 15:1-8 1 Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Todo pámpano que en mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. 3 Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. 4 Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5 Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. 6 El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. 7 Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. 8 En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Colosenses 2:16-17 Colosenses 2:16-17 16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, 17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Los siete días santos son sábados anuales. Son santas convocaciones, asambleas obligatorias para el pueblo de Dios. Estos días son sagrados porque han sido santificados (apartados) por Dios. Él le ordena a su pueblo que se reúna para adorarlo y para aprender acerca de él y de su plan. Su propósito no se limita solamente a que nos convoquemos para venerarlo, sino que además desea que tengamos compañerismo espiritual y nos regocijemos juntos (Levítico 23:1-4 Levítico 23:1-4 1 Habló Jehová a Moisés, diciendo: 2 Habla a los hijos de Israel y diles: Las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones, serán estas: 3 Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis. 4 Estas son las fiestas solemnes de Jehová, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos:
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Deuteronomio 14:23-26 Deuteronomio 14:23-26 23 Y comerás delante de Jehová tu Dios en el lugar que él escogiere para poner allí su nombre, el diezmo de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de tus manadas y de tus ganados, para que aprendas a temer a Jehová tu Dios todos los días. 24 Y si el camino fuere tan largo que no puedas llevarlo, por estar lejos de ti el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido para poner en él su nombre, cuando Jehová tu Dios te bendijere, 25 entonces lo venderás y guardarás el dinero en tu mano, y vendrás al lugar que Jehová tu Dios escogiere; 26 y darás el dinero por todo lo que deseas, por vacas, por ovejas, por vino, por sidra, o por cualquier cosa que tú deseares; y comerás allí delante de Jehová tu Dios, y te alegrarás tú y tu familia.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Nehemías 8:1-12 Nehemías 8:1-12 1 y se juntó todo el pueblo como un solo hombre en la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, y dijeron a Esdras el escriba que trajese el libro de la ley de Moisés, la cual Jehová había dado a Israel. 2 Y el sacerdote Esdras trajo la ley delante de la congregación, así de hombres como de mujeres y de todos los que podían entender, el primer día del mes séptimo. 3 Y leyó en el libro delante de la plaza que está delante de la puerta de las Aguas, desde el alba hasta el mediodía, en presencia de hombres y mujeres y de todos los que podían entender; y los oídos de todo el pueblo estaban atentos al libro de la ley. 4 Y el escriba Esdras estaba sobre un púlpito de madera que habían hecho para ello, y junto a él estaban Matatías, Sema, Anías, Urías, Hilcías y Maasías a su mano derecha; y a su mano izquierda, Pedaías, Misael, Malquías, Hasum, Hasbadana, Zacarías y Mesulam. 5 Abrió, pues, Esdras el libro a ojos de todo el pueblo, porque estaba más alto que todo el pueblo; y cuando lo abrió, todo el pueblo estuvo atento. 6 Bendijo entonces Esdras a Jehová, Dios grande. Y todo el pueblo respondió: ¡Amén! ¡Amén! alzando sus manos; y se humillaron y adoraron a Jehová inclinados a tierra. 7 Y los levitas Jesúa, Bani, Serebías, Jamín, Acub, Sabetai, Hodías, Maasías, Kelita, Azarías, Jozabed, Hanán y Pelaía, hacían entender al pueblo la ley; y el pueblo estaba atento en su lugar. 8 Y leían en el libro de la ley de Dios claramente, y ponían el sentido, de modo que entendiesen la lectura. 9 Y Nehemías el gobernador, y el sacerdote Esdras, escriba, y los levitas que hacían entender al pueblo, dijeron a todo el pueblo: Día santo es a Jehová nuestro Dios; no os entristezcáis, ni lloréis; porque todo el pueblo lloraba oyendo las palabras de la ley. 10 Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. 11 Los levitas, pues, hacían callar a todo el pueblo, diciendo: Callad, porque es día santo, y no os entristezcáis. 12 Y todo el pueblo se fue a comer y a beber, y a obsequiar porciones, y a gozar de grande alegría, porque habían entendido las palabras que les habían enseñado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Según leemos en el Nuevo Testamento, Jesucristo y la iglesia continuaron guardando fielmente estos días. Jesús celebró estos festivales y nosotros, como sus seguidores, debemos andar como él anduvo (Juan 7:8-14 Juan 7:8-14 8 Subid vosotros a la fiesta; yo no subo todavía a esa fiesta, porque mi tiempo aún no se ha cumplido. 9 Y habiéndoles dicho esto, se quedó en Galilea. 10 Pero después que sus hermanos habían subido, entonces él también subió a la fiesta, no abiertamente, sino como en secreto. 11 Y le buscaban los judíos en la fiesta, y decían: ¿Dónde está aquél? 12 Y había gran murmullo acerca de él entre la multitud, pues unos decían: Es bueno; pero otros decían: No, sino que engaña al pueblo. 13 Pero ninguno hablaba abiertamente de él, por miedo a los judíos. 14 Mas a la mitad de la fiesta subió Jesús al templo, y enseñaba.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1Juan 2:6 Juan 2:6Y estaban allí seis tinajas de piedra para agua, conforme al rito de la purificación de los judíos, en cada una de las cuales cabían dos o tres cántaros.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La iglesia del Nuevo Testamento comenzó en una fiesta anual, el día de Pentecostés (Hechos de los Apóstoles 2:1-4 Hechos de los Apóstoles 2:1-4 1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Los apóstoles y los discípulos de la iglesia primitiva continuaron guardando estas fiestas mucho después de la muerte y resurrección de Jesús (Hechos de los Apóstoles 18:21 Hechos de los Apóstoles 18:21sino que se despidió de ellos, diciendo: Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene; pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere. Y zarpó de Efeso.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 20:16 Hechos de los Apóstoles 20:16Porque Pablo se había propuesto pasar de largo a Efeso, para no detenerse en Asia, pues se apresuraba por estar el día de Pentecostés, si le fuese posible, en Jerusalén.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 27:9 Hechos de los Apóstoles 27:9Y habiendo pasado mucho tiempo, y siendo ya peligrosa la navegación, por haber pasado ya el ayuno, Pablo les amonestaba,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1 Corintios 5:8). Pablo confirma la vigencia de su observancia y los compara a “sombras”, es decir, una reseña o guía permanente de los grandes acontecimientos que aún están por cumplirse en el plan de salvación de Dios (Colosenses 2:16-17 Colosenses 2:16-17 16 Por tanto, nadie os juzgue en comida o en bebida, o en cuanto a días de fiesta, luna nueva o días de reposo, 17 todo lo cual es sombra de lo que ha de venir; pero el cuerpo es de Cristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Además, le dijo a la congregación en Corinto: “Celebremos la fiesta” (1 Corintios 5:8).

Por medio de la celebración de estos festivales, el pueblo de Dios mantiene centrada su atención en la labor de Jesús el Mesías durante todo el año. Mediante la predicación del evangelio del Reino de Dios y el llamado que Dios nos hace a una nueva vida (Juan 6:44 Juan 6:44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) se lleva a cabo el proceso de edificación de la iglesia como la familia de Dios. Cuando enfocamos en Cristo como el punto central, empezamos a entender el significado especial de estas festividades anuales.

En la celebración de las siete fiestas anuales encontramos que hay siete días santos, que son sábados anuales. Estos sábados anuales son: el primero y el último día de la Fiesta de los Panes sin Levadura, la Fiesta de Pentecostés, la Fiesta de las Trompetas, el Día de Expiación, el primer día de la Fiesta de los Tabernáculos, y el Último Gran Día. Aunque la Pascua es una fiesta, no es un sábado anual.

El plan de salvación que encontramos revelado en las Sagradas Escrituras está representado en estas siete fiestas anuales.

• La Pascua nos enseña que Jesucristo no tenía pecado, pero entregó su vida como el Cordero de Dios para que los pecados de la humanidad pudieran ser perdonados y la pena de muerte fuera eliminada (1 Corintios 5:7; 1 Pedro 1:18-20; Romanos 3:25 Romanos 3:25a quien Dios puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Aunque la Pascua no se celebra como un día santo, es la primera fiesta del año.

• La Fiesta de los Panes sin Levadura nos enseña que hemos sido llamados para rechazar la iniquidad y arrepentirnos del pecado. Debemos vivir por toda palabra de Dios y según las enseñanzas de Jesucristo (1 Corintios 5:8; Mateo 4:4 Mateo 4:4Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Durante esta fiesta, la levadura es símbolo del pecado, y como tal debemos sacarla completamente de nuestras casas en estos siete días (1 Corintios 5:7-8; Éxodo 12:19 Éxodo 12:19Por siete días no se hallará levadura en vuestras casas; porque cualquiera que comiere leudado, así extranjero como natural del país, será cortado de la congregación de Israel.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Al comer panes sin levadura simbolizamos una vida de sinceridad y de verdad, libres del pecado.

• La Fiesta de Pentecostés , o de las Primicias, nos enseña que Jesucristo vino para edificar su iglesia. Esta fiesta simboliza la venida del Espíritu Santo y el establecimiento de la iglesia. Las primicias son aquellas personas que recibirán la salvación cuando Jesucristo regrese. Han recibido el poder del Espíritu Santo, el cual crea en cada una de ellas un nuevo corazón y una nueva naturaleza que les permite vivir según los mandamientos de Dios (Éxodo 23:16 Éxodo 23:16También la fiesta de la siega, los primeros frutos de tus labores, que hubieres sembrado en el campo, y la fiesta de la cosecha a la salida del año, cuando hayas recogido los frutos de tus labores del campo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 2:1-4 Hechos de los Apóstoles 2:1-4 1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Hechos de los Apóstoles 2:37-39 Hechos de los Apóstoles 2:37-39 37 Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Varones hermanos, ¿qué haremos? 38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. 39 Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 5:32 Hechos de los Apóstoles 5:32Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Santiago 1:18 Santiago 1:18El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

• La Fiesta de las Trompetas nos enseña que al final de esta era Jesucristo regresará a la tierra en forma visible. Entonces resucitará a los santos que hayan muerto y transformará en seres espirituales a los santos que aún estén vivos (Mateo 24:31 Mateo 24:31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1 Corintios 15:52-53; 1 Tesalonicenses 4:13-17). Esta festividad conmemora los toques de trompeta que antecederán a su regreso. En Apocalipsis 8-10 encontramos la descripción de siete ángeles con siete trompetas. Al sonido de la séptima trompeta, Jesucristo retornará (Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

• El Día de Expiación nos enseña que Jesucristo dio su vida en expiación por los pecados de toda la humanidad. También nos indica el tiempo en el cual Satanás será atado por espacio de mil años (Levítico 16:29-30 Levítico 16:29-30 29 Y esto tendréis por estatuto perpetuo: En el mes séptimo, a los diez días del mes, afligiréis vuestras almas, y ninguna obra haréis, ni el natural ni el extranjero que mora entre vosotros. 30 Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Levítico 16:20-22 Levítico 16:20-22 20 Cuando hubiere acabado de expiar el santuario y el tabernáculo de reunión y el altar, hará traer el macho cabrío vivo; 21 y pondrá Aarón sus dos manos sobre la cabeza del macho cabrío vivo, y confesará sobre él todas las iniquidades de los hijos de Israel, todas sus rebeliones y todos sus pecados, poniéndolos así sobre la cabeza del macho cabrío, y lo enviará al desierto por mano de un hombre destinado para esto. 22 Y aquel macho cabrío llevará sobre sí todas las iniquidades de ellos a tierra inhabitada; y dejará ir el macho cabrío por el desierto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 20:1-3 Apocalipsis 20:1-3 1 Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. 2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años; 3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Este día santo representa a Jesucristo quien, como nuestro Sumo Sacerdote, hace expiación por nuestros pecados, lo que nos permite ser reconciliados con Dios y poder entrar en el “Lugar Santísimo” (Hebreos 9:8-14 Hebreos 9:8-14 8 dando el Espíritu Santo a entender con esto que aún no se había manifestado el camino al Lugar Santísimo, entre tanto que la primera parte del tabernáculo estuviese en pie. 9 Lo cual es símbolo para el tiempo presente, según el cual se presentan ofrendas y sacrificios que no pueden hacer perfecto, en cuanto a la conciencia, al que practica ese culto, 10 ya que consiste sólo de comidas y bebidas, de diversas abluciones, y ordenanzas acerca de la carne, impuestas hasta el tiempo de reformar las cosas. 11 Pero estando ya presente Cristo, sumo sacerdote de los bienes venideros, por el más amplio y más perfecto tabernáculo, no hecho de manos, es decir, no de esta creación, 12 y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención. 13 Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, 14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 10:19-20 Hebreos 10:19-20 19 Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, 20 por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Al ayunar en esta fiesta nos acercamos a Dios y representamos lo que significa la reconciliación de la humanidad con Dios. Como nuestro Sumo Sacerdote, Cristo desempeña un papel fundamental en este proceso (Hebreos 4:14-15 Hebreos 4:14-15 14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 5:4-5 Hebreos 5:4-5 4 Y nadie toma para sí esta honra, sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aarón. 5 Así tampoco Cristo se glorificó a sí mismo haciéndose sumo sacerdote, sino el que le dijo: Tú eres mi Hijo, Yo te he engendrado hoy.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Hebreos 5:10 Hebreos 5:10y fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y es nuestro eterno sacrificio por el pecado (Hebreos 9:26-28 Hebreos 9:26-28 26 De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado. 27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, 28 así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

• La Fiesta de los Tabernáculos nos enseña que cuando Jesucristo regrese como Rey de reyes y Señor de señores, organizará una nueva sociedad y, con la ayuda de los santos resucitados, establecerá su reino en la tierra por espacio de mil años (Apocalipsis 19:11-16 Apocalipsis 19:11-16 11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. 12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. 13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. 14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. 15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 20:4; Levítico 23:39-43 Levítico 23:39-43 39 Pero a los quince días del mes séptimo, cuando hayáis recogido el fruto de la tierra, haréis fiesta a Jehová por siete días; el primer día será de reposo, y el octavo día será también día de reposo. 40 Y tomaréis el primer día ramas con fruto de árbol hermoso, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos, y sauces de los arroyos, y os regocijaréis delante de Jehová vuestro Dios por siete días. 41 Y le haréis fiesta a Jehová por siete días cada año; será estatuto perpetuo por vuestras generaciones; en el mes séptimo la haréis. 42 En tabernáculos habitaréis siete días; todo natural de Israel habitará en tabernáculos, 43 para que sepan vuestros descendientes que en tabernáculos hice yo habitar a los hijos de Israel cuando los saqué de la tierra de Egipto. Yo Jehová vuestro Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 17:1-4 Mateo 17:1-4 1 Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto; 2 y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz. 3 Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con él. 4 Entonces Pedro dijo a Jesús: Señor, bueno es para nosotros que estemos aquí; si quieres, hagamos aquí tres enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 11:8-9 Hebreos 11:8-9 8 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba. 9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El gobierno según las leyes de Dios será administrado desde Jerusalén para todo el mundo y esto hará que la humanidad experimente un período de paz y de prosperidad sin precedentes (Isaias 2:2-4 Isaias 2:2-4 2 Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. 3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. 4 Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Daniel 2:35 Daniel 2:35Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 44; Daniel 7:13-14 Daniel 7:13-14 13 Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él. 14 Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

• El Último Gran Día , u octavo día, nos enseña que Jesucristo completará su cosecha de seres humanos cuando resucite y ofrezca la salvación a todas las personas que hayan muerto sin haber tenido la oportunidad de ser salvas (Ezequiel 37:1-14 Ezequiel 37:1-14 1 La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. 2 Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. 3 Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes. 4 Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová. 5 Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. 6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová. 7 Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. 8 Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu. 9 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. 10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo. 11 Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. 12 Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. 13 Y sabréis que yo soy Jehová, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. 14 Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo Jehová hablé, y lo hice, dice Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Romanos 11:25-27 Romanos 11:25-27 25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; 26 y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad. 27 Y este será mi pacto con ellos, Cuando yo quite sus pecados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Lucas 11:31-32 Lucas 11:31-32 31 La reina del Sur se levantará en el juicio con los hombres de esta generación, y los condenará; porque ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar. 32 Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; porque a la predicación de Jonás se arrepintieron, y he aquí más que Jonás en este lugar.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 20:11-13 Apocalipsis 20:11-13 11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos. 12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. 13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El ciclo anual de celebración de las fiestas y los días santos les recuerda a los discípulos de Cristo que él está llevando a cabo su plan de salvación, que incluye a toda la humanidad que ha existido, existe y existirá, para rescatarla del pecado y la muerte y ofrecerle el don de la vida eterna en la familia de Dios.

(Si desea profundizar en este tema, no vacile en solicitar el folleto gratuito Las fiestas santas de Dios: Esperanza segura para la humanidad. )