Proverbios: Lento para la ira

Usted está aquí

Proverbios

Lento para la ira

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×

Uno de los frutos del espíritu de Dios es la templanza – la habilidad de controlar apropiadamente las emociones e impulsos de uno mismo – especialmente restringiendo la ira. Una vez, Pedro el Grande, el zar más poderoso de Rusia, perdió la compostura y agredió a su jardinero. Al darse cuenta que el hombre murió unos días después, Pedro gritó: “¡Ay! ¡He civilizado a mis súbditos; he conquistado otras naciones; pero no he podido conquistar o civilizarme a mí mismo!”

Las presiones de los medios sociales y la gratificación inmediata nos pueden inducir a que dejemos que nuestras emociones y nuestro enojo controlen nuestro pensamiento. Sin embargo nuestras emociones son una de las cosas que sí podemos dominar. Este es uno de los hechos increíbles sobre cómo Dios creó a los humanos, con un espíritu único dentro del hombre que nos hace humanos y no meramente animales. Tenemos el poder del discernimiento y pensamiento analítico, mientras que la creación animal es predominantemente guiada por su propio instinto y reacción.

¿Cómo controlas tu espíritu?

Fuente: ucg.org