Las Bendiciones de Dios

Usted está aquí

Las Bendiciones de Dios

Claro, en la biblia podemos ver que cada uno de estas cosas puede ser una bendición de Dios. Hablando de Abraham, su siervo dice “…el Eterno ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos”. (Génesis 24:35 Génesis 24:35Y Jehová ha bendecido mucho a mi amo, y él se ha engrandecido; y le ha dado ovejas y vacas, plata y oro, siervos y siervas, camellos y asnos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). A Salomón, Dios le dio un “corazón sabio y entendido ”. (1ra Reyes 3:12 1ra Reyes 3:12he aquí lo he hecho conforme a tus palabras; he aquí que te he dado corazón sabio y entendido, tanto que no ha habido antes de ti otro como tú, ni después de ti se levantará otro como tú.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) Y en Proverbios nos dice que “El que halla esposa halla el bien, y alcanza la benevolencia de El Eterno.” (Proverbios 18:22 Proverbios 18:22 El que halla esposa halla el bien, Y alcanza la benevolencia de Jehová.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) Además en Salmos dice que los hijos son una “ herencia de El Eterno”. (Salmos 127:3 Salmos 127:3 He aquí, herencia de Jehová son los hijos; Cosa de estima el fruto del vientre.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

Entonces, cuando nos encontramos pobres, desconocidos, solteros o en una relación difícil, sin niños o con dificultades con los nuestros, podemos empezar a dudar y preguntarle a Dios por qué no nos está bendiciendo.

¿Será cierto?

Repasar la historia de José tal vez nos puede aclarar la situación. José fue el hijo consentido de su papá, quien le dijo que lo amaba más que a sus hermanos. Entonces ellos se encelaron mucho y empeoró la situación cuando José les contó dos sueños en los que dio a entender que los hermanos iban a inclinarse delante de él. Resultó que cuando tenía 17 años, sus hermanos le vendieron a unos madianitas, quienes le llevaron a Egipto. En Egipto le vendieron como esclavo. ¡Es allí que por primera vez en la historia de su vida se dice que “el Eterno estaba con José”  ! (Génesis 39:2 Génesis 39:2Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) ¿A cuántos de nosotros se nos ocurriría que ser vendidos por nuestra familia, llevados a una tierra extraña, y vendidos como esclavo, sería una bendición?

Luego cuando la mujer de su amo le acusa falsamente y le echan a la cárcel, la biblia vuelve a repetir “Pero el Eterno estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel” (Génesis 39:21 Génesis 39:21Pero Jehová estaba con José y le extendió su misericordia, y le dio gracia en los ojos del jefe de la cárcel.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por fin cuando se cumplieron los sueños de José, y sus hermanos se inclinaban delante de él pidiéndole comida por causa de la hambruna, él reconoció lo que Dios había hecho en su vida. ¿Será que tal vez se acordó de sus sueños de tantos años atrás?

A nosotros también, Dios nos ha dado un entendimiento de la inmensa futura bendición que nos espera por su gracia si le seguimos. Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna (Mateo 19:29 Mateo 19:29 Y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por mi nombre, recibirá cien veces más, y heredará la vida eterna.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Tenemos que ser conscientes que Dios no promete que no vamos a pasar por retos difíciles, o que no vamos a tener que hacer grandes sacrificios. De hecho dice que nos “disciplina” porque nos quiere, como un padre quiere a su hijo (Hebreos 12:6-7 Hebreos 12:6-7 6 Porque el Señor al que ama, disciplina, Y azota a todo el que recibe por hijo. 7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pero, también como padre, como lo hacía con José, nos promete “…No te desampararé, ni te dejaré.” (Hebreos 13:5 Hebreos 13:5Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

Nuestro hermano mayor nos dice, “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:29 Mateo 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Un yugo es para dos. Jesús nos invita a dejar el yugo del mundo y del pecado, y venir bajo su yugo para que junto con él podamos navegar el camino hacia su reino y todas las promesas y bendiciones que nos esperan. Igual que cómo a José, con toda misericordia Dios nos ha revelado de antemano la gloria que nos espera, y por lo mientras, nos acompaña.

You might also be interested in...