¿Cómo convertir malas noticias en buenas nuevas? Parte 2

Usted está aquí

¿Cómo convertir malas noticias en buenas nuevas? Parte 2

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×

Usted está leyendo esto porque sabe sobre las profecías del tiempo del fin que aún están por cumplirse. Sabe lo que se avecina – las verdaderas malas noticias sobre “la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad” (Romanos 1:18 Romanos 1:18Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Sabe que la sociedad como la conocemos se autodestruirá en una guerra mundial descrita como la Gran Tribulación. ¡Malas noticias en abundancia!

En la parte 1 vimos dos estrategias personales para encontrar buenas y positivas noticias en el remolino de malas circunstancias: 1) reconocer el emocionante tiempo actual de nuestra historia, 2) ser el puente que lleve a este colapsado mundo hacia el increíble mundo de mañana cuando Jesucristo reine en la Tierra.

A continuación, dos maneras más para ver lo positivo entre tanto mal.

3) Haga planes responsables para vivir su vida.
Siendo un adulto joven, usted tiene que educarse, aprender un oficio y obtener una carrera de trabajo. Puede salir y buscar una relación con alguien (de manera casta), casarse y tener una familia en el futuro. Tiene sitios que ver, lugares por visitar y lecciones que aprender. Usted debe vivir al servicio de Cristo.

Escuche buenos consejos. Prepare y trabaje en esos planes para su vida, mas recuerde que Jesús regresará a la Tierra luego de un tiempo terrible. Sin importar el tiempo que tome hasta su retorno, su meta (y la de todo verdadero cristiano) debe ser vivir y contender “ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3).

4) Firmeza y entrega
Usted, y quizá también su familia, fueron llamados especialmente por Dios mucho antes de que Él abrirá los ojos del resto de la humanidad. Este es su glorioso propósito: vivir y, de ser necesario, morir por el verdadero Jesucristo de la Biblia.

Nuestra generación moderna, sobre todo los norteamericanos, ama los finales felices. No lidiamos bien con tragedias. Aunque, sí conocemos soldados que han arriesgado sus vidas en combate por lealtad a su patria. Los verdaderos cristianos no son violentos ni sirven en los ejércitos del mundo porque nuestra lealtad es al Reino de Dios (vea Juan 18:36 Juan 18:36Respondió Jesús: Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores pelearían para que yo no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), pero sí estamos librando una dinámica guerra espiritual. ¿Está listo para arriesgar y entregar su vida por el Rey de reyes de ese Reino?

Algunos dentro de la fe verdadera harán precisamente eso, justo como Jesús indicó (lea cuidadosamente Lucas 21:10-18 Lucas 21:10-18 10 Entonces les dijo: Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; 11 y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo. 12 Pero antes de todas estas cosas os echarán mano, y os perseguirán, y os entregarán a las sinagogas y a las cárceles, y seréis llevados ante reyes y ante gobernadores por causa de mi nombre. 13 Y esto os será ocasión para dar testimonio. 14 Proponed en vuestros corazones no pensar antes cómo habéis de responder en vuestra defensa; 15 porque yo os daré palabra y sabiduría, la cual no podrán resistir ni contradecir todos los que se opongan. 16 Mas seréis entregados aun por vuestros padres, y hermanos, y parientes, y amigos; y matarán a algunos de vosotros; 17 y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre. 18 Pero ni un cabello de vuestra cabeza perecerá.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Ore y considere esta parte vital de su llamamiento. ¡Prepárese para pararse firme y entregar su propio ejemplo de vida en Dios y aguante toda dificultad como buen soldado de Jesucristo (2nd Timoteo 2:3 2nd Timoteo 2:3Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)!

Eventualmente, las malas noticias sobre los aterradores tiempos previos al retorno de Jesucristo serán buenas nuevas cuando él establezca una era de paz en la Tierra sin precedentes. Usted tiene que estar ahí. ¡Así que busque a Dios, comprométase a su estilo de vida y obedézcale! ¡Defienda la verdad ahora!

Fuente: UCG.org