Lecciones de vida - La oración de Agur

Usted está aquí

Lecciones de vida - La oración de Agur

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×
Descargar
MP3 Audio (725.1 KB)

Descargar

Lecciones de vida - La oración de Agur

MP3 Audio (725.1 KB)
×

¿Cuánto tiempo de su oración ocupa en “pedir”? Si tiene esas “peticiones” piense en la oración de Agur.

Transcript

[Gary Petty] Una mujer decide que tiene que ganar más dinero. Si pudiera tener un poco más estaría más feliz. Su vida sería mucho mejor. Así trabaja el coraje. Ella piensa en ello. Va donde su jefe, y le pide que le dé un aumento de sueldo porque no puede vivir con su salario. Su jefe le dijo, “No me había dado cuenta de que las cosas estaban tan mal”. Continuó, “¿Cuánto necesita?” Ella se descolocó y luego dijo, “Bueno, necesito $40 dólares más a la semana”. Él dijo, “Déjeme revisar”. Fue, revisó su trabajo, vio las cosas que realizaba, luego vuelve y dice, “¿Sabe qué? Tiene razón, le daré $40 dólares más a la semana”. Ella quedó estática, estaba feliz y pensó “No puedo creer que fuera tan fácil. No puedo creer que ahora voy a tener más dinero para una nueva cartera, para gastarlo en ropa. ¡Wow!” Y luego pensó, “¿Sabes qué? Debería haber pedido $80 dólares” e inmediatamente comenzó a sentirse descontenta y negativa, dentro de un periodo muy corto de tiempo comenzó a sentirse sin suficiente dinero.

¿Alguna vez nos hemos sentido así? Quieres más, pero no importa lo mucho que tienes porque ¿no es suficiente?

Hay un hombre en la Biblia que muy pocas personas conocen. Su nombre es Agur. Él tiene una oración en la Biblia. Agur es el autor de Proverbios 30, y en esta pequeña oración a Dios dice, “Dos cosas te he demandado; no me las niegues antes que muera: Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí…” (Proverbios 30:7-8 Proverbios 30:7-8 [7] Dos cosas te he demandado; No me las niegues antes que muera: [8] Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La primera cosa que pide es que su vida no tenga falsedad o alguna mentira cerca de él.

Luego, la segunda cosa es: “No me des pobreza ni riquezas; mantenme del pan necesario; No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es el Eterno? O que siendo pobre, hurte, y blasfeme el nombre de mi Dios” (Proverbios 30:8-9 Proverbios 30:8-9 [8] Vanidad y palabra mentirosa aparta de mí; No me des pobreza ni riquezas; Manténme del pan necesario; [9] No sea que me sacie, y te niegue, y diga: ¿Quién es Jehová? O que siendo pobre, hurte, Y blasfeme el nombre de mi Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Piénsalo, dice, Dios, dame suficiente pero no mucho para que no me sienta orgulloso de mi riqueza, de lo que tengo, lo que soy y me olvide de que todo depende de Dios, además por favor no me dejes vivir en la pobreza a menos que me vuelva deshonesto con el fin de conseguir más. ¡Qué simple oración!

La próxima vez que luches con “Me gustaría tener más”, o alguna vez pienses que tener demasiado puede ser una maldición. La próxima vez que luches con cualquiera de esos extremos recuerda la oración de Agur y pídele a Dios que no te de mucho, sino lo suficiente.

Ese es el BT Daily de hoy. Acompáñanos la próxima vez.

Fuente: ucg.org