Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

¿Somos pruebas vivientes de que hay un Dios en los cielos?

Usted está aquí

¿Somos pruebas vivientes de que hay un Dios en los cielos?

Se llamaba Dan y se encontraba en la última etapa (4) de un cáncer terminal de pulmón. Cuatro semanas después de haber sido ungido, los doctores quedaron perplejos al no hallar ningún rastro de cáncer en su cuerpo. Él llevaba un diario titulado “Observaciones acerca del milagro de Dios en mí”. En uno de sus apuntes decía: “¿Ficción, coincidencia, suerte? Tales palabras no hacen desaparecer el cáncer. Solo sigo adelante por la gracia de Dios. Hay un Dios en los cielos y mi vida es prueba viviente de ello”. Él siempre mantuvo esa fe, aun cuando al año siguiente el cáncer reapareció. Este hombre de fe era mi padre, quien finalmente murió de cáncer cuando yo apenas tenía 11 años.

“Tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas …” (Santiago 1:2 Santiago 1:2Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Este versículo acude a mi mente de vez en cuando. ¿Ha sentido alguna vez que está enfrentando una prueba muy difícil de superar y que Dios se encuentra muy lejos? Después que murió mi padre, mi vida gradualmente se convirtió en un desastre; la depresión, el pecado y la pérdida de fe impidieron que yo sanara durante mucho tiempo, pero cuando cumplí 15 años me acordé de Dios. Recordé la inquebrantable fe de mi padre y cómo amaba el camino de vida de Dios. Me preguntaba por qué lo amaba tanto, así que tuve que averiguar por mí misma si ese camino era algo que yo también podría amar.

1. Usted es un hijo del Dios viviente:

“Y será, que en el lugar donde les fue dicho: ‘Vosotros no sois pueblo mío’; allí serán llamados hijos del Dios viviente” (Romanos 9:26 Romanos 9:26 Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo mío, Allí serán llamados hijos del Dios viviente.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios es su padre y usted es su hijo. Nuestro Padre nos ama más que a cualquier cosa y nunca nos dejará, ni desamparará (Deuteronomio 31:8 Deuteronomio 31:8Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Siempre nos espera con los brazos abiertos y sabe lo que necesitamos incluso antes de que se lo pidamos (Mateo 6:7-8 Mateo 6:7-8 7 Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. 8 No os hagáis, pues, semejantes a ellos; porque vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), aunque no encontremos las palabras adecuadas para describir nuestro dolor.

2. Dios nos ha dado su palabra de vida:

“Porque la Palabra de Dios es viva  y eficaz, y más penetrante que toda espada de dos filos; y que alcanza hasta partir el alma y el espíritu, y las coyunturas, y los tuétanos; y que discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”. (Hebreos 4:12 Hebreos 4:12Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, énfasis nuestro).

¡Utilice su Palabra viviente y poderosa como escudo contra Satanás, que trata de hacernos pecar! Satanás desea que sintamos tristeza, duda y enojo hacia Dios. Sin embargo, cuando usted confía en Dios y cree en su Palabra, puede enfrentar cualquier situación que se le presente.

3. Dios le ofrece esperanza de vida:

“Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesús, el Cristo, que según su grande misericordia nos ha engendrado de nuevo en esperanza viva, por la resurrección de Jesús, el Cristo, de los muertos” (1ra Pedro 1:3 1ra Pedro 1:3Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). No se desanime, porque en su misericordia nuestro Padre nos ha dado la esperanza de vida, entregando a su Hijo unigénito como sacrificio vivo para que todos podamos vivir (Juan 3:16 Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios tiene fe en usted, y en que podrá superar cualquier prueba si su corazón permanece cerca de Dios, tal como Jesús hizo cuando debió sufrir y morir en la cruz.

4. Usted es una piedra viva y preciosa del cuerpo de Cristo:

“Al cual acercándoos, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas escogida y preciosa para Dios. Vosotros también, como piedras vivas, sois edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales, agradables a Dios por Jesucristo” (1ra Pedro 2:4-5 1ra Pedro 2:4-5 4 Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, 5 vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Como usted es de gran estima para Dios y él quiere que forme parte de su familia, lo ha colocado en un sitio estratégico como parte de su casa espiritual. Persevere en la construcción de su propia casa espiritual sobre el poderoso fundamento de la roca (Mateo 7:24-27 Mateo 7:24-27 24 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. 25 Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca. 26 Pero cualquiera que me oye estas palabras y no las hace, le compararé a un hombre insensato, que edificó su casa sobre la arena; 27 y descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y dieron con ímpetu contra aquella casa; y cayó, y fue grande su ruina.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) de Dios, sin olvidar que debe ser la mano de Dios la que lo guíe por el camino de la justicia, aun en medio de las pruebas.

En cuanto a mí concierne, quiero ser una prueba viviente, para que mi Padre me diga “Bien hecho, siervo bueno y fiel” (Mateo 25:21 Mateo 25:21 Y su señor le dijo: Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, 23). Además, quiero estar en el Reino de Dios para encontrarme de nuevo con mi papá. Si no hubiera sido por esta tremenda prueba en mi vida, no creo que ahora estaría confiando en Dios, con cuya ayuda puedo incluso mover montañas. Dios me sanó y cambió mi vida.

¿Ficción, coincidencia, suerte? Tales palabras no hacen que el dolor, el sufrimiento, la depresión o la tristeza desaparezcan. Solo por la gracia de Dios sigo adelante. Hay un Dios en los cielos y yo soy prueba viviente de ello.