Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

¿Qué tan poderoso es Dios?

Usted está aquí

¿Qué tan poderoso es Dios?

La energía que contiene la Tierra es absolutamente insignificante comparada con la del Sol, del cual recibimos la energía. El Sol mide 866.000 veces el diámetro de la Tierra y tiene más de 1.200.000 veces el volumen de ésta. El Sol irradia 330 billones de caballos de fuerza de energía a la Tierra cada día. La superficie de la Tierra está siendo constantemente bombardeada por la energía que irradia el Sol, el cual produce 2 caballos de fuerza de energía por metro cuadrado de superficie terrestre. Esto se traduce en 2.000.000 de caballos de fuerza por kilómetro cuadrado. Cuando se suma la superficie total de la Tierra, esto equivale a 330 billones de caballos de fuerza de energía. La energía total que el Sol emite en un solo segundo supera la cantidad total de energía que la humanidad ha consumido en toda su historia.

Solo se necesitó una fracción de uranio del tamaño de una arveja en una bomba atómica para destruir Hiroshima. El Sol convierte alrededor de 4 millones de toneladas de su masa en energía cada segundo. El Sol no es más que una estrella de tamaño mediano en nuestra galaxia, la que contiene unos 100 millones más de estrellas. Según se estima, nuestra galaxia es solo una entre 250 mil millones de galaxias, cada una de las cuales posiblemente cuenta con 100 mil millones de estrellas. Y cada una está convirtiendo masa en energía a un ritmo de millones de toneladas por segundo.

¿Cuánta energía existe en el universo? ¿De dónde provino ésta? Romanos 1:20 Romanos 1:20Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
proclama lo siguiente: “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas …” Deberíamos ser capaces de observar lo que ha sido hecho (el universo) para apreciar el poder eterno de Dios y entender su naturaleza divina. Deberíamos ser capaces de ver que hay un diseño y un plan y así comprender el gran poder que requirió la creación del universo. Deberíamos ser capaces de mirar los cielos y bajo nuestros pies y ver la inmensa energía contenida en el universo. Esto debería convencernos de que Dios es todopoderoso y que él es quien lo controla.

Salmos 9:1-4 Salmos 9:1-4 1 Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; Contaré todas tus maravillas. 2 Me alegraré y me regocijaré en ti; Cantaré a tu nombre, oh Altísimo. 3 Mis enemigos volvieron atrás; Cayeron y perecieron delante de ti. 4 Porque has mantenido mi derecho y mi causa; Te has sentado en el trono juzgando con justicia.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
proclama que los cielos declaran la gloria de Dios. Él declara su gran poder a todas las naciones y personas en la Tierra y, sin importar el lenguaje que hablemos, todos podemos apreciar claramente la misma cosa. ¿Por qué creó Dios un universo tan grande? Tal vez haya muchas razones, pero una de las más obvias es que Dios quiso dejar a la humanidad sin excusas. ¿Cómo podemos dudar del poder y la habilidad de Dios cuando observamos los cielos?

Dios creó todas las cosas y mantiene todo el universo, por lo tanto, él es más poderoso que toda su creación, tanto a nivel físico como espiritual. La gran verdad revelada en la Biblia es que Dios desea compartir ese poder con nosotros. Jesucristo les explicó a sus discípulos en Hechos de los Apóstoles 1:8 Hechos de los Apóstoles 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
que ellos recibirían poder cuando recibieran el Espíritu Santo. Dios nos da el poder del Espíritu Santo en esta vida para vencer al mundo, al diablo y a nuestra propia naturaleza, y para llevar a cabo su obra. En la resurrección se nos dará un poderoso cuerpo espiritual y seremos integrados a la familia de Dios.

El Día de Pentecostés representa el derramamiento de ese Espíritu de poder sobre la Iglesia y el comienzo del proceso de transformación. Recuerde: el poder de Dios está de nuestro lado. Utilice el poder de Dios para ayudarle a cambiar del nivel humano al nivel divino.