Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

Jorge de Campos visita a los hermanos de Brasil y predica el evangelio

Usted está aquí

Jorge de Campos visita a los hermanos de Brasil y predica el evangelio

El día lunes 18 de marzo salí de Cincinnati para realizar una visita pastoral a Brasil y Guyana.

Mi primer encuentro con los hermanos durante este viaje ocurrió el martes 19 en Lethem, Guyana, en cuyo aeropuerto me recogió Clyde Chinian. Más tarde pude reunirme también con Theo Griffith, un miembro de Rupununi del Sur en Guyana. Les llevé dos reproductores portátiles de DVD para ver sermones.

El miércoles 20 viajé con Clyde Chinian y cruzamos a Brasil, donde tomamos un bus a Boa Vista.

Después de juntarnos con Chevy Vulchev y algunos de los hermanos de Maloca de Moscou (la aldea donde viven los hermanos del norte de Brasil), arrendé un auto y compré provisiones para llevar a Maloca.

Cuando llegamos a Maloca, nos vimos gratamente sorprendidos con la obra que los hermanos han llevado a cabo allí. Además del salón de reuniones que edificaron, hicieron una cocina y un comedor y también comenzaron la construcción de los baños.

La temperatura en esta zona por lo general supera los 32 grados centígrados, y el salón de la Iglesia no tiene ventiladores. La asistencia el día sábado y el Primer Día de Panes sin Levadura fue de 56 personas, cifra indudablemente muy alentadora. Además, 21 miembros bautizados tomaron la Pascua ahí. Aparte de los servicios mismos, que se llevaron a cabo junto a otras actividades, como sesiones de consejería espiritual y estudios bíblicos para la juventud, tuvimos dos bautismos, una boda, y la bendición de 17 niños durante el día sábado. Ordené a Benedito Gomes da Silva como diácono, y a su esposa Helena Mateus da Silva como diaconisa; ellos sirven en Maloca. También ordené a Clyde Chinian como diácono para servir en Guyana, y conduje un seminario del Reino de Dios ahí con una asistencia de 43 personas.

Chevy trajo ropa de segunda mano para los hermanos, la que fue apreciada en gran manera, y ambos les trajimos además computadores usados.

Uno de los miembros de Maloca de Moscou, Carlos da Silva, fue recientemente elegido por toda la comunidad —compuesta de unas 800 personas— como su líder tribal (Tuchau). Le damos nuestras felicitaciones a Carlos por este cargo, y esperamos que pueda usarlo para servir a toda la comunidad, y particularmente al pueblo de Dios en Maloca de Moscou.

Durante este viaje también me tomé un tiempo para visitar el área donde se encuentra el ganado donado por LifeNets. LifeNets donó inicialmente seis cabezas de ganado; ahora tienen ocho cabezas y hay dos más que están a punto de nacer. Nosotros también donamos un poco de dinero para tratar a algunos de estos animales, que sufren de cierta enfermedad a la piel causada por las moscas.

Como resultado de este viaje a Maloca de Moscou, me di cuenta de que se necesitaba hacer mejoras en las áreas de la cocina y los baños, y también de que era indispensable instalar algunos ventiladores en el salón de la Iglesia. Debo darle gracias a Dios por haber provisto para estas necesidades a través de las generosas donaciones de los hermanos a la obra de Dios. Los fondos ya se han transferido desde los subsidios de la Iglesia de Dios Unida portuguesa y del programa de Buenas Obras, para asistir económicamente a los hermanos con este trabajo adicional antes de la Fiesta.

Celebraremos la Fiesta en esta remota área de Brasil, y estamos muy contentos de que la familia Macedo, de Montes Claros (Brasil), podrá estar ahí para servir a los hermanos.

Después de lo que yo considero fue una visita muy exitosa a Maloca de Moscou, Chevy regresó a los Estados Unidos y yo continúe mi viaje aún más al sur, hasta Sumaré, donde me reuní con Carlos Magalhães y su esposa Marinilza.

Carlos asiste a la Iglesia de Dios del Séptimo Día Congregacional, una rama de la Iglesia de Dios del Séptimo Día. Hablamos sobre varios temas relacionados con la Biblia. El día sábado 30 de marzo se llevó a cabo un seminario del Reino de Dios, al cual asistieron 29 personas. Vale la pena destacar que no hay ningún miembro de la IDU en esta área, y que el seminario fue muy bien recibido. Uno de los visitantes, muy culto en su manera de expresarse, manifestó que si la IDU estuviera establecida allí, o que si yo fuera a establecerla en el futuro, él estaba preparado para comprometerse como miembro.

Después del seminario respondí varias preguntas relacionadas, por ejemplo, con los dos machos cabríos de Levítico 16 y con el Juicio del Gran Trono Blanco. A raíz de esto, decidí llevar a cabo un breve e improvisado estudio bíblico en el mismo lugar donde se realizó el seminario.

Después del seminario fuimos a la casa del pastor Ananías, de la Iglesia de Dios del Séptimo Día Congregacional. Durante la conversación acerca de los comienzos de dicha organización en Brasil nos dimos cuenta de que tenemos algunas diferencias, pero acordamos que éstas no debían ser un impedimento para continuar comunicándonos de manera mutuamente respetuosa.

La siguiente escala fue en Montes Claros, para observar el Último Día de Panes sin Levadura con la familia Macedo. El día martes 2 de abril, después de la Fiesta de los Panes sin Levadura, Laura Macedo tuvo que presentarse a un concurso para ciertos puestos de trabajo en colegios públicos, y fue mucha su emoción cuando Dios abrió la puerta para que ella consiguiera un empleo. Esto fue parcialmente posible gracias a la beca para sus estudios de pedagogía que ha estado recibiendo de LifeNets.

En la tarde, una vez que Giovane llegó a casa después de su trabajo de medio tiempo, fuimos a ver a un abogado local para discutir el registro de la Iglesia en Brasil, tema que está aún en proceso. La reunión fue muy fructífera, y estamos además trabajando con una persona que anteriormente fue empleada por la oficina de registros.

Desde Montes Claros me dirigí a un área fuera de Río de Janeiro, donde visité a tres personas que habían solicitado una entrevista. Todos ellos se mostraron muy interesados y debemos orar para que Dios añada según sea su voluntad. La primera visita fue a Elías Corrêa, quien es parte de un grupo que guarda el día sábado y quería conocernos. Ellos no están asociados con ninguna organización, ya que supieron acerca del día sábado por cuenta propia.

La siguiente visita fue a Marcelo Marendaz. Él es profesor de teología, y estuvo de acuerdo prácticamente con todo lo que conversamos, a pesar de que tenía muchas preguntas.

Luego me junté con Sebastião Luiz, su esposa y sus dos hijos. Debo decir que esta fue la visita más edificante de este viaje en cuanto a visitar a miembros potenciales. Apenas llegué allí, a las 6 de la tarde, él no desperdició ni un minuto y no paró de hacer preguntas. Él tiene una mente muy abierta y estaba muy interesado y muy dispuesto a aprender. Estoy orando para que continúe buscando la verdad y que Satanás no pueda marchitar esa semilla en su corazón y el del resto de sus familiares.

Después de estas visitas regresé a Boa Vista para obtener mayor información acerca de posibles sitios para la Fiesta en el futuro. Hasta el momento no hemos podido conseguir nada, y oro para que Dios abra algunas puertas adicionales en esta región, si esa es su voluntad.

Para concluir el viaje viajé de vuelta a Guyana, donde visité al abogado de la Iglesia en Georgetown junto a Clyde Chinian, para actualizar los documentos allí. Finalmente, regresé a casa el 11 de abril.

En resumen, fue un viaje muy productivo y la mano de Dios estuvo presente en todo momento, bendiciendo nuestros esfuerzos y dándome buena salud durante esta ardua jornada. Por favor, continúen orando para que Dios añada obreros en las áreas de habla portuguesa, para que abra las mentes de las personas y para que el crecimiento que vimos en Maloca de Moscou continúe y que todo sea para la gloria del Eterno.