Recursos para los miembros de la Iglesia de Dios Unida

Ecumenismo

Usted está aquí

Ecumenismo

Jessica, la hijita de uno de mis amigos, le preguntó: “Papá, ¿por qué no celebramos Navidad?” Su padre le respondió: “Porque Jesús no nació un 25 de diciembre, y Dios quiere que celebremos únicamente sus días santos, como la Fiesta de los Tabernáculos”. La niña contestó: “Pero Navidad es la fiesta de toda la gente, ¿no sería bonito celebrar Navidad y además la Fiesta de los Tabernáculos?” ¡Mi amigo no pudo menos que sonreír!

Seguramente nosotros también sonreiríamos frente a tal sugerencia. No obstante, esta niña había expresado “inconscientemente” su deseo de unidad eclesiástica. ¿Qué hay de malo con tener una perspectiva y un enfoque ecuménicos? Para ser francos, el planteamiento ecuménico también ejerce una poderosa atracción sobre muchos adultos; de hecho, un número cada vez mayor de personas (incluidas aquellas que tienen cierto conocimiento bíblico) se sienten atraídas hacia esta idea, cuyo espíritu sigue diseminándose por doquier.

La mayoría de los partidarios del ecumenismo creen honestamente que Dios desea que éste se lleve a cabo. Pero, ¿será cierto? Es perfectamente posible ser sincero y a la vez estar equivocado; por tanto, es necesario que todo creyente verdadero se empape del conocimiento de la Palabra de Dios (la Biblia), porque de otro modo su sinceridad es inútil.

¿Qué es exactamente el ecumenismo?

La palabra “ecumenismo” se deriva de un antiguo vocablo latino, ecúmene,que significa “un lugar donde viven personas diferentes”. En la actualidad la palabra ecúmene describe “las condiciones mínimas para vivir en comunidad”. Dicho de otro modo, se refiere a compartir creencias comunes como la inmortalidad del alma, el concepto trinitario, el domingo como el día del Señor, etc.

En la práctica, el ecumenismo es un movimiento interreligioso que abarca  muchas iglesias. Éstas aseguran que trabajan conjuntamente para superar sus divisiones organizacionales y diferencias doctrinales, a expensas de la verdad bíblica. Su lema es “Unidad en la diversidad”, pero la pregunta lógica es, ¿puede haber verdadera unidad en la diversidad, y si la hay, a qué costo?

La cooperación, la transparencia y el respeto recíprocos son valores indispensables en cualquier sociedad civilizada. Sin embargo, el concepto ecuménico se contradice a sí mismo cuando pretende alcanzar “unidad en la diversidad” mediante el ejercicio de un tipo de “amor” que no es el amor de Dios que encontramos en la Biblia. Examinemos el ecumenismo más acuciosamente.

Unidad y amor que no son aprobados por Dios

La unidad es algo deseable, pero Jesús claramente ordenó a sus discípulos que se unieran en la verdad, no en el engaño. El pueblo de Dios es santificado por la verdad, no por la unidad a cualquier costo (Juan 17:19 Juan 17:19 Y por ellos yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Desde el comienzo de la historia bíblica, cada vez que los seres humanos se han unido mediante el engaño y no mediante la verdad ¡las consecuencias han sido desastrosas!

Adán y Eva se concertaron para desobedecer a Dios; en tiempos de Noé la gente practicaba la corrupción como un modo natural de vida; los hombres se asociaron para construir la torre de Babel; la gente de Sodoma y Gomorra se unió en su concupiscencia para pervertirse sexualmente y cometer además otros pecados (Ezequiel 16:49-50 Ezequiel 16:49-50 49 He aquí que esta fue la maldad de Sodoma tu hermana: soberbia, saciedad de pan, y abundancia de ociosidad tuvieron ella y sus hijas; y no fortaleció la mano del afligido y del menesteroso. 50 Y se llenaron de soberbia, e hicieron abominación delante de mí, y cuando lo vi las quité.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La lista de eventos históricos protagonizados por hombres unidos para desarrollar sus propios sistemas sociales e imperios (casi siempre a expensas de otros pueblos) es bastante larga. No hace mucho, hasta los japoneses, la Italia fascista y la Alemania nazi se aliaron en su intento por conquistar otros pueblos y lograr la unificación de Europa por la fuerza militar.

Desde los acontecimientos en el huerto de Edén, la naturaleza del hombre nunca ha cambiado. ¿Qué tiene que ver esto con el actual ecumenismo? Esta es una oscura historia que vuelve a repetirse. El antiguo imperio de Constantino está intentando levantarse nuevamente con más fuerza que antes, pero esta vez bajo el lema “unidad en la diversidad”. “Cuando llegue ese día, todas las naciones se unirán para acabar con Jerusalén” (Zacarías 12:3 Zacarías 12:3Y en aquel día yo pondré a Jerusalén por piedra pesada a todos los pueblos; todos los que se la cargaren serán despedazados, bien que todas las naciones de la tierra se juntarán contra ella.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Traducción en Lenguaje Actual) y “Contra el Señor, y contra su Cristo” (Hechos de los Apóstoles 4:26 Hechos de los Apóstoles 4:26 Se reunieron los reyes de la tierra, Y los príncipes se juntaron en uno Contra el Señor, y contra su Cristo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Salmos 2:1 Salmos 2:1 ¿Por qué se amotinan las gentes, Y los pueblos piensan cosas vanas?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
)

¿Por qué se opondrán abiertamente los hombres a Dios “en los últimos días”? Aunque son sinceros, ya están siendo engañados por Satanás el demonio (Apocalipsis 12:9 Apocalipsis 12:9Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Se están asociando simplemente para reconstruir su antiguo imperio, una iglesia extraordinariamente organizada, en lugar de buscar el Reino de Dios y su justicia. Ya han cambiado el orden prioritario de los dos mandamientos más importantes: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.  Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 22:36-39 Mateo 22:36-39 36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Tristemente, el “primero” o “grande” mandamiento, aquel que resume los cuatro primeros de los Diez Mandamientos (Éxodo 20), para ellos ya no es importante.

“Adoramos a Cristo”, dicen. ¿Acaso bendice Cristo a quienes han cambiado o abolido la ley de su Padre? Jesús dijo: “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos” (Mateo 7:21 Mateo 7:21 No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Lamentablemente, el ecumenismo se reduce a lo que la gente le dice a Dios: “Creemos en ti y a ti oramos, ¡pero no nos digas cómo vivir!” El concepto ecuménico habla de unidad y amor, ¡pero ofende a Dios porque esclaviza a gente ingenua en la práctica de la idolatría!

“¿Acaso no saben ustedes que, cuando se entregan a alguien para obedecerlo, son esclavos de aquel a quien obedecen? Claro que lo son, ya sea del pecado que lleva a la muerte, o de la obediencia que lleva a la justicia” (Romanos 6:16 Romanos 6:16¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Versión Internacional).

Todos aquellos que tratan de alcanzar la unidad sin obedecer la ley de Dios son parte del sistema llamado “Babilonia la grande”, “la gran ramera … sentada sobre una bestia escarlata”, como se describe en Apocalipsis 17. Dios hará que tal sistema colapse en los últimos días. Por ello es que la Biblia nos amonesta a no conformarnos a este mundo, sino a buscar a Dios y su justicia (Romanos 12:2 Romanos 12:2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
y 2do Corintios 6:17 2do Corintios 6:17Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Unidad y amor que   son aprobados por Dios

En Juan 17 Jesucristo le ora a su Padre para que su pueblo se una. ¿Cómo es esto posible? La unidad duradera y armoniosa solo puede lograrse a través del amor y el Espíritu de Dios (Romanos 5:5 Romanos 5:5y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), no de diferentes espíritus.

¿Cómo puede usted discernir la unidad que es aprobada por Dios? “Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos” (1ra Juan 2:3 1ra Juan 2:3Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por lo tanto, “El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él” (v. 4, leer hasta el 6, énfasis nuestro).

A medida que el ecumenismo se vuelve más amenazador y agresivo hacia quienes aman la ley de Dios, debemos hacer lo que nos dice el apóstol Pablo en Efesios 6:11 Efesios 6:11Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo”.

Mantengámonos firmes en la fe, pues “aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo” (2do Corintios 10:3-5 2do Corintios 10:3-5 3 Pues aunque andamos en la carne, no militamos según la carne; 4 porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, 5 derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NVI).

Jesús claramente dijo: “Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor” (Juan 15:10 Juan 15:10 Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, NVI). Únicamente el amor de Dios es sincero, puro, libre de egoísmo, fiel, y capaz de producir una unidad duradera basada en la fe, justicia y misericordia.

El amor genuino y la verdadera unidad solo pueden proceder del Espíritu de Dios, “el cual ha dado Dios a los que le obedecen” (Hechos de los Apóstoles 5:32 Hechos de los Apóstoles 5:32Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1ra Juan 5:2-3 1ra Juan 5:2-3 2 En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. 3 Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El pueblo de Dios se mantiene unido mediante una mente, un bautismo, un Espíritu, una doctrina, una voz, una actitud y un propósito (1ro Corintios 1:10 1ro Corintios 1:10Os ruego, pues, hermanos, por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que habléis todos una misma cosa, y que no haya entre vosotros divisiones, sino que estéis perfectamente unidos en una misma mente y en un mismo parecer.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 12:4, 13; Efesios 4:14 Efesios 4:14para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Filipenses 2:2 Filipenses 2:2completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Este es el camino de Dios, el que verdaderamente funciona y conduce a su Reino. ¡Benditos son los que caminan en él!