El Corán versus la Biblia

Usted está aquí

El Corán versus la Biblia

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×

Los mensajes que llegaron a conformar El Corán, o Quran, componenun volumen equivalente a cuatro quintos del Nuevo Testamento. El Corán está dividido en 114 capítulos o “suras”, organizadas en orden decreciente según su extensión, exceptuando la breve sura inicial, la cual constituye parte de la oración diaria del creyente musulmán.

Los musulmanes rechazan la Biblia, y por añadidura, el cristianismo y el judaísmo, por considerarla corrupta y posteriormente reemplazada por el Corán. “Los musulmanes consideran que tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento adolecen de dos defectos que no tiene el Quran … Registran solo partes de la Verdad … [y] las Biblias judía y cristiana fueron adulteradas parcialmente durante sus transcripciones, lo que explica las ocasionales discrepancias que hay entre sus registros y los correspondientes paralelos del Quran … El Quran [es] la revelación suprema e infalible de la voluntad de Dios. En su capítulo segundo dice expresamente: ‘Esta es la Escritura, de eso no hay duda’” (John Miller y Aarón Kenedi, Inside Islam [Islam por dentro] 2002, p. 22).

“El profeta Mahoma se opuso políticamente a los cristianos tan pronto como adquirió cierta información adicional acerca de sus creencias … Los cristianos estaban equivocados al decir que Jesús … era el hijo de Alá … No había más que un solo Dios, Alá … Él [Jesús] no era Dios … El Islam, la suprema revelación profética, de la cual los árabes fueron los únicos depositarios, era por lo tanto, la religión soberana y definitiva” (Maxime Rodinson, Muhammad [Mahoma], 1980, p. 240).

Hay muchas diferencias entre la Biblia y varios pasajes en el Corán. Sura 19:34-35 se refiere a Jesús como un simple hijo de María y niega que él fuera el Hijo de Dios. Sura 4:157 niega que Jesús haya muerto en la crucifixión, afirmando que se trataba de otro hombre que se parecía a él.

Sura 61:6 dice: “Jesús, hijo de María, … dijo a los israelitas: ‘Yo soy el mensajero de [Alá] para confirmar la Torá que había sido revelada, y para anunciar la venida de un apóstol que vendrá después de mí cuyo nombre es Ahmad [El Alabado]’”, siendo este último una referencia a Mahoma, cuyo nombre significa “Digno de alabanza”. Aquí se presenta a un Jesús que se declara ser solamente el precursor del gran sumo profeta Mahoma.

La Biblia, por supuesto, presenta a Jesús como el Hijo de Dios, el Sumo Profeta y el camino a la salvación. Como Pablo escribió: “Hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, quien se entregó en rescate por todos, para testimonio a su debido tiempo” (1st Timoteo 2:5-6 1st Timoteo 2:5-6 5 Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, 6 el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Sin embargo, según lo que afirma el Corán, “Los musulmanes respetan a Jesús solo como uno de los (quizás) 124.000 mensajeros o profetas que Dios ha enviado, y uno de los 25 que figuran en el Corán, pero no como nuestro Redentor” (Marvin Olasky, “Islam vs. Liberty” , [El Islam versus la libertad], World  [El mundo], 10 de septiembre de 2011).

Algunas facciones del Islam enseñan que Jesús regresará a la Tierra, no como Rey de Reyes y Señor de Señores, como enseña la Biblia, sino más bien para acompañar la llegada del mahdi –un mesías islámico– y para convertir al mundo al Islam, incluidos los cristianos, a la fuerza.

Como claramente se ve, existe un marcado contraste entre el libro sagrado de Dios y la revelación a Mahoma y sus enseñanzas del Islam. No puede haber dos revelaciones opuestas provenientes de un mismo Dios, ya que Dios no puede mentir (Tito 1:2 Tito 1:2en la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Solo una de las fuentes es cierta: la Biblia. Si desea comprobar la veracidad de la Biblia, solicite un ejemplar o descargue de Internet nuestro folleto gratuito ¿Se puede confiar en la Biblia?