¿De dónde proviene el día de San Valentín?

Usted está aquí

¿De dónde proviene el día de San Valentín?

El libro enciclopédico mundial (The World Book Encyclopedia) 1973, vol.20, p.204, nos dice lo siguiente sobre el Día de San Valentín: “La costumbre relacionada con este día probablemente venga del festival de la antigua Roma llamado Lupercalia , que se celebraba el 15 de febrero. El festival honraba a Juno, el dios romano de las mujeres y el matrimonio y a Pan, el dios de la naturaleza” .

Para los ciudadanos de la antigua Roma, este festival era un ritual anual que, se creía, ahuyentaba los malos espíritus e incrementaba la fertilidad. La Lupercalia, también conocida como Februaria, de donde se deriva el nombre Febrero, era muy popular entre los nuevos conversos de la Iglesia Católica que crecían rápidamente.

Como lo indica, Celebraciones: El libro completo de las Festividades Americanas [Celebrations: The complete book of American Holidays] Robert Myers y Hallmark Cards editores, 1972, pp. 50-51. “En cualquier lugar donde la nueva corriente de cristianos ganaba poder, rápidamente se adoptaban los festivales y las costumbres de la gente y sus propios credos” .

Ese fue el curso que siguió el festival de la Lupercalia a finales del siglo V. El Papa Celsius, condenó oficialmente el festival pagano romano y prohibió su observancia, pero muchas de sus prácticas renacieron rápidamente en forma de un nuevo día festivo agregado al listado oficial de fiestas de la iglesia en el año 496 D.C. —Día de San Valentín.

Pronto, la gente ya no pedía obtener fertilidad al ser golpeados con correas de pieles de animales llamadas februa . En su lugar, se enfocaron en San Valentín, el santo patrón que “unía parejas y solteros que quisieran casarse” (Celebraciones, pp. 48-49). Pero, la actual identidad es más oscura que la conexión romántica.

Esto cobró cada vez más vigencia y condujo a cambiar el nombre a la renovada Lupercalia que, pronto, tomó un nuevo impulso para convertirse en el actual Día de San Valentín. Además, agregó nuevos elementos como las tarjetas y la imagen de Cupido, el dios romano del amor erótico.

La amistad y el envío de tarjetas son cosas nobles; Dios no se opone al romance en la forma y momento apropiado. Pero, cabe preguntarnos: ¿la historia religiosa pagana del día de San Valentín, no contamina las prácticas modernas? ¿Qué dice Dios sobre la observancia de las tradiciones paganas con otro nombre?

 “Cuando el Eterno tu Dios haya destruido delante de ti las naciones donde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habitéis en su tierra, guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. No harás así al Eterno tu Dios; porque toda cosa abominable que Dios aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aún a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses. Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás” Deuteronomio 12:29-32 Deuteronomio 12:29-32 29 Cuando Jehová tu Dios haya destruido delante de ti las naciones adonde tú vas para poseerlas, y las heredes, y habites en su tierra, 30 guárdate que no tropieces yendo en pos de ellas, después que sean destruidas delante de ti; no preguntes acerca de sus dioses, diciendo: De la manera que servían aquellas naciones a sus dioses, yo también les serviré. 31 No harás así a Jehová tu Dios; porque toda cosa abominable que Jehová aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos y a sus hijas quemaban en el fuego a sus dioses. 32 Cuidarás de hacer todo lo que yo te mando; no añadirás a ello, ni de ello quitarás.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
.

Aunque las prácticas de la Lupercalia han sido reempaquetadas y vestidas en la forma del Día de San Valentín, estos versos indican que siguen siendo tan detestables, como siempre, ante los ojos de Dios. En lugar de estos días paganos y sus prácticas, nuestro enfoque debe estar en los festivales de Dios de la Biblia, que apuntan hacia su asombroso e incomparable plan para toda la humanidad.

Para más información, asegúrese de bajar o solicitar nuestro folleto: festividades o días santos: Importa que Observemos?.