El nombre y la sociedad celta

El nombre y la sociedad celta

Los eruditos encuentran una explicación lógica para el origen de la palabra celta , en referencia a la rama occidental de la gente de la estepa. Algunos concluyen que la clasificación étnica celta es otra forma de la palabra irlandesa gaélica ceilt , que significa “ocultamiento” o “escondido”. La palabra escocesa kilt tiene un origen similar.

Esto encaja con la estricta prohibición de los celtas de poner por escrito sus tradiciones, conocimiento y sabiduría populares. Las tradiciones solo debían ser comunicadas oralmente, y podemos estar seguros de que el propósito de tal prohibición no era encubrir el analfabetismo. Muchos celtas hablaban y escribían griego y lo usaban en público y en privado, pero se rehusaban enérgicamente a divulgar a desconocidos cualquier información concerniente a sus más veneradas creencias y tradiciones.

Incluso Julio César, durante su invasión de Gales, no pudo menos que maravillarse de esta fuerte prohibición religiosa de los celtas. Algunos eruditos han concluido que la palabra keltoi , o celta, es un nombre apropiado para la gente que mantenía escondidos gran parte de su pasado y tradiciones.

A pesar del secretismo característico de los celtas, suficiente historia quedó registrada para que nosotros lleguemos a la conclusión de que los celtas y escitas provinieron de una herencia israelita común. Sus migraciones los llevaron en distintas direcciones.

Pero al final, todos estos descendientes se volvieron a reunir nuevamente en Europa.