Jesucristo: la ‘Roca’ del Antiguo Testamento

Usted está aquí

Jesucristo

la ‘Roca’ del Antiguo Testamento

El apóstol Pablo afirmó que el Dios que conocían los israelitas del Antiguo Testamento, al que ellos miraban como su “Roca” (Deuteronomio 32:4 Deuteronomio 32:4 El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Salmos 18:2 Salmos 18:2 Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), era el que nosotros conocemos como Jesucristo. Leamos lo que Pablo escribió en 1 Corintios 10:1-4: “Porque no quiero, hermanos, que ignoréis que nuestros padres todos estuvieron bajo la nube, y todos pasaron el mar; y todos en Moisés fueron bautizados en la nube y en el mar, y todos comieron el mismo alimento espiritual, y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo”.

Jesús fue quien habló con Moisés y le dijo que debía regresar a Egipto para conducir a los israelitas a la libertad. Jesús fue el Jehová o Señor (YHVH) que envió las plagas a Egipto. Fue el Dios que sacó a los israelitas de Egipto y los hizo vagar por el desierto durante 40 años. Fue el dador de la ley, el que le dio los mandamientos a Moisés y hablaba con él con regularidad. Fue el Señor que trató con la antigua nación de Israel a lo largo de su historia.

Por asombroso que parezca: Jesucristo es el Eterno o Señor (YHVH) que se menciona tantas veces en el Antiguo Testamento.