La iglesia

La iglesia

Descargar

Descargar

La iglesia

×

La palabra iglesia es una traducción del vocablo griego ekklesía , que se deriva del verbo kaleo (que significa “llamar”) más el prefijo ek (una preposición que significa “fuera”). Significa un grupo de personas que han sido “llamadas a salir”, de la misma forma que Israel fue llamado a salir de Egipto para congregarse delante de Dios (Hechos de los Apóstoles 7:38 Hechos de los Apóstoles 7:38Este es aquel Moisés que estuvo en la congregación en el desierto con el ángel que le hablaba en el monte Sinaí, y con nuestros padres, y que recibió palabras de vida que darnos;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). La primera vez que aparece la palabra ekklesía en el Nuevo Testamento, Jesús prometió “edificar [su] iglesia”. La presencia del Espíritu Santo en la mente de los miembros (1 Corintios 2:12-13; Efesios 4:3-6 Efesios 4:3-6 3 solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; 4 un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; 5 un Señor, una fe, un bautismo, 6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) es lo que identifica a la Iglesia de Dios como una congregación única.

La Iglesia de Dios comenzó el día de Pentecostés, después de la ascensión de Jesucristo. Dios derramó su santo Espíritu sobre los discípulos que estaban reunidos ese día, obedeciendo el mandato de Jesús de que permanecieran en Jerusalén (Lucas 24:49 Lucas 24:49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 2:1-4 Hechos de los Apóstoles 2:1-4 1 Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 2 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; 3 y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. 4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hechos de los Apóstoles 5:32 Hechos de los Apóstoles 5:32Y nosotros somos testigos suyos de estas cosas, y también el Espíritu Santo, el cual ha dado Dios a los que le obedecen.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). En los días siguientes, Dios “añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos” (Hechos de los Apóstoles 2:47 Hechos de los Apóstoles 2:47alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesús dijo: “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere” (Juan 6:44 Juan 6:44 Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), y “si no le fuere dado del Padre” (v. 65). Por lo tanto, ninguno puede “asociarse” con la iglesia. Por el contrario, Dios es quien inicia el proceso llevando al creyente al arrepentimiento y al bautismo para remisión de los pecados y dándole la dádiva del Espíritu Santo (Hechos de los Apóstoles 2:38 Hechos de los Apóstoles 2:38Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), mediante el cual la persona es colocada dentro de la iglesia.

Lo que identifica y une al pueblo de Dios es la presencia del Espíritu de Dios (1 Corintios 12:12-13); por lo tanto, la iglesia es un organismo espiritual. La iglesia es descrita en Efesios 2:19-22 Efesios 2:19-22 19 Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, 20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, 21 en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; 22 en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
como un “templo santo”. Individualmente, cada miembro es también “templo del Espíritu Santo” (1 Corintios 6:19).

Jesucristo es la Cabeza viviente de la iglesia, descrita también con frecuencia como el “cuerpo de Cristo” (1 Corintios 12:27; Efesios 1:22-23 Efesios 1:22-23 22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Efesios 4:12 Efesios 4:12a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Colosenses 1:18 Colosenses 1:18y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Cuando la Biblia se refiere al Cuerpo de Cristo en su totalidad o sólo a una de sus congregaciones, usa la expresión “la iglesia de Dios”; y cuando se está refiriendo a varias congregaciones, las llama “las iglesias de Dios”.

Jesús ha encomendado a sus discípulos la misión de predicar el evangelio al mundo (Marcos 16:15 Marcos 16:15Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y de hacer discípulos en todas las naciones (Mateo 28:19 Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Cristo nos llama a salir de los males de este mundo (Juan 17:15-16 Juan 17:15-16 15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. 16 No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y nos aparta por la verdad de la Palabra de Dios (v. 17). Además, nos envía para que vayamos al mundo (v. 18) a predicar el evangelio del Reino de Dios como testimonio (Mateo 24:14 Mateo 24:14 Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La predicación de la iglesia, unida al testimonio de las vidas de sus miembros, es un poderoso mensaje de esperanza y luz frente a las tinieblas de este mundo (Filipenses 2:15 Filipenses 2:15para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Mateo 5:14-16 Mateo 5:14-16 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. 15 Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. 16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Los miembros de la Iglesia de Dios son su pueblo (Tito 2:14 Tito 2:14quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1 Pedro 2:9), transformados mediante la renovación de su entendimiento por medio del poder del santo Espíritu de Dios (Romanos 12:2 Romanos 12:2No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

La iglesia también provee un lugar para el compañerismo (Hechos de los Apóstoles 2:42 Hechos de los Apóstoles 2:42Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1Juan 1:7 Juan 1:7Este vino por testimonio, para que diese testimonio de la luz, a fin de que todos creyesen por él.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), estímulo (Hebreos 3:13 Hebreos 3:13antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Hebreos 10:24 Hebreos 10:24Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y alimento espiritual (Efesios 5:29 Efesios 5:29Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Colosenses 2:19 Colosenses 2:19y no asiéndose de la Cabeza, en virtud de quien todo el cuerpo, nutriéndose y uniéndose por las coyunturas y ligamentos, crece con el crecimiento que da Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Dios ha dado dones espirituales a cada miembro, para edificación del cuerpo (Romanos 12:3-8 Romanos 12:3-8 3 Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. 4 Porque de la manera que en un cuerpo tenemos muchos miembros, pero no todos los miembros tienen la misma función, 5 así nosotros, siendo muchos, somos un cuerpo en Cristo, y todos miembros los unos de los otros. 6 De manera que, teniendo diferentes dones, según la gracia que nos es dada, si el de profecía, úsese conforme a la medida de la fe; 7 o si de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; 8 el que exhorta, en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; 1 Corintios 12:4-28; Efesios 4:7-8 Efesios 4:7-8 7 Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don de Cristo. 8 Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Efesios 4:11-16 Efesios 4:11-16 11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, 12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo, 13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error, 15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo, 16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Estos dones se deben ejercitar con amor (1 Corintios 13:1-3). Cuando los miembros se aman mutuamente, se realza su credibilidad como discípulos de Cristo (Juan 13:34-35 Juan 13:34-35 34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El nombre bíblico para la iglesia es “la Iglesia de Dios”. El término iglesia de Dios aparece 12 veces en el Nuevo Testamento e identifica al organismo espiritual que está compuesto por el pueblo de Dios, el Israel espiritual. En la Escritura se establece claramente el precedente de usar el nombre “la iglesia de Dios” seguido de una frase descriptiva. Leemos acerca de “la iglesia de Dios que está en Corinto” (1 Corintios 1:2; 2 Corintios 1:1), “las iglesias de Galacia” (Gálatas 1:2 Gálatas 1:2y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia:
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y la “iglesia en Cencrea” (Romanos 16:1 Romanos 16:1Os recomiendo además nuestra hermana Febe, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesús prometió que su iglesia nunca moriría (Mateo 16:18 Mateo 16:18 Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y que él nunca nos desampararía ni nos dejaría (Hebreos 13:5 Hebreos 13:5Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Prometió estar con su pueblo “hasta el fin del mundo” (Mateo 28:19-20 Mateo 28:19-20 19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
), dándoles el poder que necesitan para llevar a cabo su misión. Cuando Cristo regrese a la tierra para establecer el Reino de Dios, su iglesia gobernará con él (Apocalipsis 2:26 Apocalipsis 2:26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 3:21 Apocalipsis 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Apocalipsis 5:10 Apocalipsis 5:10y nos has hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, y reinaremos sobre la tierra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Daniel 7:22 Daniel 7:22hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Daniel 7:26-27 Daniel 7:26-27 26 Pero se sentará el Juez, y le quitarán su dominio para que sea destruido y arruinado hasta el fin, 27 y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y sus miembros serán jueces y maestros (1 Corintios 6:1-3).

(Si desea profundizar en este tema, no vacile en solicitar el folleto gratuito La iglesia que edificó Jesucristo. )