La promesa de un reino venidero

Usted está aquí

La promesa de un reino venidero

Descargar

Descargar

La promesa de un reino venidero

×

“En los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” (Daniel 2:44 Daniel 2:44Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Hemos visto que Jesús y los apóstoles predicaron el evangelio —las buenas nuevas— del Reino de Dios. ¿En qué consiste, exactamente, este reino?

Existen muchas ideas acerca del Reino de Dios. Algunos creen que es la iglesia, otros lo definen como un concepto etéreo que se encuentra dentro de los cristianos, y hay quienes piensan que es la bondad propia de la humanidad.

Pero ¿qué nos dice la Biblia al respecto? ¿Qué es, realmente, el Reino de Dios?

La palabra griega que a lo largo del Nuevo Testamento se traduce como “reino” es basileia, la cual “denota soberanía, poder regio, dominio” (W.E. Vine, Diccionario expositivo de palabras del Nuevo Testamento, 3:340). Si examinamos cuidadosamente lo que la Biblia nos enseña, veremos que la próxima etapa del Reino de Dios será nada menos que ¡una monarquía establecida por Dios! Cuando Jesucristo vuelva a la tierra, será el Monarca y regirá eternamente sobre todas las naciones (Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Un vistazo a los gobiernos humanos

En varios pasajes de la Biblia podemos encontrar esta sorprendente verdad. El profeta Daniel, inspirado por Dios, describió la sucesión de los gobiernos humanos que se presentaría durante miles de años. Esta profecía, que se encuentra en Daniel 2:28-45 Daniel 2:28-45 28 Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. He aquí tu sueño, y las visiones que has tenido en tu cama: 29 Estando tú, oh rey, en tu cama, te vinieron pensamientos por saber lo que había de ser en lo por venir; y el que revela los misterios te mostró lo que ha de ser. 30 Y a mí me ha sido revelado este misterio, no porque en mí haya más sabiduría que en todos los vivientes, sino para que se dé a conocer al rey la interpretación, y para que entiendas los pensamientos de tu corazón. 31 Tú, oh rey, veías, y he aquí una gran imagen. Esta imagen, que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible. 32 La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce; 33 sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido. 34 Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. 35 Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra. 36 Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey. 37 Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad. 38 Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro. 39 Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra. 40 Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo. 41 Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido. 42 Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte frágil. 43 Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro. 44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, 45 de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, describe la visión que tuvo el rey Nabucodonosor acerca de cinco imperios mundiales. Al leer estos versículos podemos ver que el Reino de Dios, descrito como el quinto gobierno, es un reino literal que aún no ha sido establecido sobre la tierra.

Según leemos en este pasaje, Nabucodonosor había soñado con una gran imagen que tenía la forma de un hombre, con la cabeza de oro, el pecho y los brazos de plata, el vientre y los muslos de bronce, las piernas de hierro y los pies compuestos de una mezcla de hierro y barro cocido. Dios le había dado a su profeta Daniel, quien servía en la corte de Nabucodonosor, la capacidad de interpretar sueños (Daniel 1:17 Daniel 1:17A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Daniel 2:28 Daniel 2:28Pero hay un Dios en los cielos, el cual revela los misterios, y él ha hecho saber al rey Nabucodonosor lo que ha de acontecer en los postreros días. He aquí tu sueño, y las visiones que has tenido en tu cama:
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por inspiración divina, Daniel explicó que las cuatro secciones de la imagen correspondían a cuatro imperios mundiales que existirían sucesivamente. Dios, por medio de Daniel, identificó al primero de estos gobiernos, representado por la cabeza de oro, como el Imperio Babilonio (Daniel 2:38 Daniel 2:38Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

En Daniel 8:1-21 Daniel 8:1-21 1 En el año tercero del reinado del rey Belsasar me apareció una visión a mí, Daniel, después de aquella que me había aparecido antes. 2 Vi en visión; y cuando la vi, yo estaba en Susa, que es la capital del reino en la provincia de Elam; vi, pues, en visión, estando junto al río Ulai. 3 Alcé los ojos y miré, y he aquí un carnero que estaba delante del río, y tenía dos cuernos; y aunque los cuernos eran altos, uno era más alto que el otro; y el más alto creció después. 4 Vi que el carnero hería con los cuernos al poniente, al norte y al sur, y que ninguna bestia podía parar delante de él, ni había quien escapase de su poder; y hacía conforme a su voluntad, y se engrandecía. 5 Mientras yo consideraba esto, he aquí un macho cabrío venía del lado del poniente sobre la faz de toda la tierra, sin tocar tierra; y aquel macho cabrío tenía un cuerno notable entre sus ojos. 6 Y vino hasta el carnero de dos cuernos, que yo había visto en la ribera del río, y corrió contra él con la furia de su fuerza. 7 Y lo vi que llegó junto al carnero, y se levantó contra él y lo hirió, y le quebró sus dos cuernos, y el carnero no tenía fuerzas para pararse delante de él; lo derribó, por tanto, en tierra, y lo pisoteó, y no hubo quien librase al carnero de su poder. 8 Y el macho cabrío se engrandeció sobremanera; pero estando en su mayor fuerza, aquel gran cuerno fue quebrado, y en su lugar salieron otros cuatro cuernos notables hacia los cuatro vientos del cielo. 9 Y de uno de ellos salió un cuerno pequeño, que creció mucho al sur, y al oriente, y hacia la tierra gloriosa. 10 Y se engrandeció hasta el ejército del cielo; y parte del ejército y de las estrellas echó por tierra, y las pisoteó. 11 Aun se engrandeció contra el príncipe de los ejércitos, y por él fue quitado el continuo sacrificio, y el lugar de su santuario fue echado por tierra. 12 Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó. 13 Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados? 14 Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado. 15 Y aconteció que mientras yo Daniel consideraba la visión y procuraba comprenderla, he aquí se puso delante de mí uno con apariencia de hombre. 16 Y oí una voz de hombre entre las riberas del Ulai, que gritó y dijo: Gabriel, enseña a éste la visión. 17 Vino luego cerca de donde yo estaba; y con su venida me asombré, y me postré sobre mi rostro. Pero él me dijo: Entiende, hijo de hombre, porque la visión es para el tiempo del fin. 18 Mientras él hablaba conmigo, caí dormido en tierra sobre mi rostro; y él me tocó, y me hizo estar en pie. 19 Y dijo: He aquí yo te enseñaré lo que ha de venir al fin de la ira; porque eso es para el tiempo del fin. 20 En cuanto al carnero que viste, que tenía dos cuernos, éstos son los reyes de Media y de Persia. 21 El macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
leemos acerca de una visión posterior que nos identifica los dos gobiernos siguientes. En las Escrituras, estos reinos aparecen con los nombres de “los reyes de Media y Persia” y “el reino de Grecia” (vv. 20-21). La historia nos comprueba que el Imperio Babilonio fue conquistado por el Imperio Persa (según leemos en Daniel 5:30-31 Daniel 5:30-31 30 La misma noche fue muerto Belsasar rey de los caldeos. 31 Y Darío de Media tomó el reino, siendo de sesenta y dos años.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
) y que éste, a su vez, sucumbió ante Alejandro Magno, emperador de Grecia.

Los cuatro gobiernos del sueño de Nabucodonosor se describen nuevamente en el capítulo 7, esta vez con la apariencia de bestias. La característica opresora y dominante de cada imperio sobre sus súbditos está representada en un animal salvaje.

El cuarto imperio se describe como algo particularmente cruel. Según la historia, al reino de Alejandro Magno le sucedió el Imperio Romano. Este último se destaca porque desafía la autoridad de Dios y persigue a sus santos (Daniel 7:25 Daniel 7:25Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Tiene 10 cuernos (v. 7), que representan los 10 resurgimientos de esta cuarta potencia mundial (v. 24). Estos resurgimientos se han sucedido a lo largo de los siglos hasta nuestros días, y la última y final restauración de este imperio estará en su cenit cuando regrese Jesucristo (vv. 8-14).

Dios reemplazará los gobiernos humanos

En la época de este cuarto imperio, Dios va a reemplazar los gobiernos humanos con su reino eterno: “En los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” (Daniel 2:44 Daniel 2:44Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El cuarto imperio regirá hasta que Jesucristo regrese para establecer su reino sobre la tierra.

El Reino de Dios, profetizado tantas veces en el libro de Daniel, es el mismo que Jesús anunció. La naturaleza de este reino es evidente. Las cuatro potencias descritas en Daniel 2, 7 y 8 eran gobiernos literales que regían sobre pueblos y sobre sus tierras. Eran grandes imperios mundiales que tenían poder y dominio para gobernar y que peleaban contra otras naciones para conquistarlas. Fueron reinos literales y aún podemos ver sus ruinas.

De igual manera, lo que encontramos descrito en Daniel 7:27 Daniel 7:27y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
es un reino literal que va a regir sobre toda la tierra: “Que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán”.

Las grandes potencias serán destruidas

La esencia del mensaje que proclamó Jesucristo es que el Reino de Dios vendrá; Jesús regresará para establecerlo y él mismo será su Gobernante. En Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
podemos leer una profecía específica acerca de este acontecimiento: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos”. Jesucristo asumirá el gobierno sobre las naciones literales de este mundo.

El hombre se ha mostrado totalmente incapaz de resolver los males que le agobian, los cuales, de hecho, ponen en peligro la supervivencia de la humanidad. La razón es que ha rechazado la Palabra de Dios, fuente de conocimientos y orientación que sólo el Creador del género humano nos puede proporcionar. El camino de vida que Dios revela en la Biblia es el único que puede traernos paz, armonía y verdadero bienestar. Un aspecto importantísimo del evangelio del Reino de Dios es que Dios va a establecer un gobierno mundial que sí pondrá fin a todos nuestros males. Este gobierno reemplazará todas las monarquías, oligarquías, democracias, dictaduras y demás regímenes humanos, ¡y Jesucristo mismo lo encabezará!

Este es el evangelio —las buenas noticias— que Jesús enseñó. El meollo del mensaje es el anuncio de un gobierno mundial que regirá todas las naciones (Lucas 21:31 Lucas 21:31 Así también vosotros, cuando veáis que suceden estas cosas, sabed que está cerca el reino de Dios.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). El Rey de ese gobierno será Jesucristo, quien lo administrará bajo la autoridad del Dios todopoderoso; el poder ya no estará en las manos de hombres egoístas y beligerantes.

Daniel no fue el único profeta que habló acerca del reinado de Jesucristo. En Miqueas 4:1-3 Miqueas 4:1-3 1 Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa de Jehová será establecido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él los pueblos. 2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová. 3 Y él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
también encontramos una descripción de esta maravillosa época de paz: “Acontecerá en los postreros tiempos que el monte de la casa del Eterno será establecido por cabecera de montes, y más alto que los collados, y correrán a él los pueblos. Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte del Eterno, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra del Eterno. Y él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra”.

Cuando Jesucristo establezca su gobierno, tal como lo leemos en este pasaje, la humanidad por fin entenderá cuán grandes bendiciones se derivan de la obediencia a la ley de Dios y deseará sinceramente seguir este camino de vida. Jesucristo resolverá los problemas que se presenten entre las naciones y corregirá a los pueblos que no quieran aceptar su dirección y autoridad (Zacarías 14:16-19 Zacarías 14:16-19 16 Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para adorar al Rey, a Jehová de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos. 17 Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalén para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia. 18 Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos. 19 Esta será la pena del pecado de Egipto, y del pecado de todas las naciones que no subieren para celebrar la fiesta de los tabernáculos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Profecías acerca del reinado de Jesucristo

En el conocido pasaje de Isaias 9:6-7 Isaias 9:6-7 6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. 7 Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
se describe la clase de gobernante que será Jesús: “El principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre”.

El futuro reinado de Jesucristo tendrá como principales características el “juicio” y la “justicia”, algo completamente opuesto a la injusticia, impiedad, opresión e ineficacia que caracterizan a todos los gobiernos humanos. La paz florecerá en todo el mundo: en los matrimonios, las familias, las comunidades y las naciones. Como la profecía nos lo indica, bajo el reinado de Jesucristo ¡la paz no tendrá límite! El Príncipe de Paz traerá armonía y buena voluntad a un mundo que jamás ha conocido la paz verdadera.

Bajo el reinado justo y sabio de Jesús, la humanidad aprenderá por fin los caminos de Dios y, por consiguiente, gozará de una paz maravillosa. Las instituciones educativas enseñarán a las personas no solamente cómo ganarse la vida sino también cómo vivirla de manera que puedan disfrutar de paz, armonía y felicidad. Se les enseñarán amplia y detalladamente los principios bíblicos para cultivar y mantener relaciones interpersonales positivas y armoniosas. Dios nos dice: “No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento del Eterno, como las aguas cubren el mar” (Isaias 11:9 Isaias 11:9No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Este maravilloso conocimiento de Dios estará disponible para incontables millones de personas que jamás han tenido la oportunidad de recibirlo. Como resultado, a todos se les dará la oportunidad de recibir la salvación y entrar en el Reino de Dios.

El origen de los males de la humanidad

¿Por qué el hombre, aun después de tantos siglos de probar diferentes clases de gobiernos y administraciones, ha sido totalmente incapaz de resolver sus problemas? La respuesta a este interrogante es que la humanidad simplemente no sabe cómo debe conducirse. Por medio del profeta Jeremías, Dios nos advierte: “… ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos” (Jeremías 10:23 Jeremías 10:23Conozco, oh Jehová, que el hombre no es señor de su camino, ni del hombre que camina es el ordenar sus pasos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El rey Salomón nos dice: “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 14:12 Proverbios 14:12 Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
; Proverbios 16:25 Proverbios 16:25 Hay camino que parece derecho al hombre, Pero su fin es camino de muerte.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Por generaciones la humanidad ha confirmado la penosa realidad de esta afirmación. Este mundo nunca ha conocido una época sin guerras, conflictos, dificultades y sufrimientos. Hemos llegado al punto en que tenemos la capacidad de destruir —¡varias veces!— todo vestigio de vida sobre la faz de nuestro planeta.

¿Por qué ocurre todo esto? Por medio de sus profetas, y por espacio de muchos siglos, Dios nos ha reiterado cuál es la causa de los males que nos agobian. La supervivencia del género humano se ve amenazada ¡porque hemos rechazado a Dios! Por inspiración divina, el rey David describió así a la humanidad: “Se han corrompido, hacen obras abominables; no hay quien haga el bien. El Eterno miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, para ver si había algún entendido, que buscara a Dios. Todos se desviaron, a una se han corrompido; no hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno” (Salmos 14:1-3 Salmos 14:1-3 1 Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien. 2 Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios. 3 Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El profeta Jeremías nos dice que el hombre ha sido cegado por el engaño de sus motivaciones e intenciones malvadas: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?” (Jeremías 17:9 Jeremías 17:9Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿quién lo conocerá?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El profeta Isaías agrega: “He aquí que no se ha acortado la mano del Eterno para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua. No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad; confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a luz iniquidad … Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente; sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos. No conocieron camino de paz, ni hay justicia en sus caminos; sus veredas son torcidas, cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz. Por esto se alejó de nosotros la justicia, y no nos alcanzó la rectitud …” (Isaias 59:1-4 Isaias 59:1-4 1 He aquí que no se ha acortado la mano de Jehová para salvar, ni se ha agravado su oído para oír; 2 pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír. 3 Porque vuestras manos están contaminadas de sangre, y vuestros dedos de iniquidad; vuestros labios pronuncian mentira, habla maldad vuestra lengua. 4 No hay quien clame por la justicia, ni quien juzgue por la verdad; confían en vanidad, y hablan vanidades; conciben maldades, y dan a luz iniquidad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Isaias 59:7-9 Isaias 59:7-9 7 Sus pies corren al mal, se apresuran para derramar la sangre inocente; sus pensamientos, pensamientos de iniquidad; destrucción y quebrantamiento hay en sus caminos. 8 No conocieron camino de paz, ni hay justicia en sus caminos; sus veredas son torcidas; cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz. 9 Por esto se alejó de nosotros la justicia, y no nos alcanzó la rectitud; esperamos luz, y he aquí tinieblas; resplandores, y andamos en oscuridad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Los caminos de Dios son totalmente diferentes de los del hombre: “Mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo el Eterno. Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos” (Isaias 55:8-9 Isaias 55:8-9 8 Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. 9 Como son más altos los cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

El apóstol Pablo nos describe las consecuencias inevitables de rechazar a Dios y sus mandamientos santos, justos y buenos: “Como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican” (Romanos 1:28-32 Romanos 1:28-32 28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 29 estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; 30 murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, 31 necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; 32 quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
).

Jesucristo intervendrá para salvar a la humanidad

Si se le permitiera, ¡el hombre borraría toda forma de vida de sobre la faz de la tierra! Esto es inquietante, pero es la verdad. Jesús nos dice que tendrá que intervenir para librarnos de nosotros mismos: “Habrá entonces una angustia tan grande, como no la ha habido desde que el mundo es mundo ni la habrá nunca más. Si no se acortaran aquellos días, nadie escaparía con vida; pero por amor a los elegidos se acortarán” (Mateo 24:21-22 Mateo 24:21-22 21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Biblia Española).

Refiriéndose a los tiempos que precederán a su retorno, él afirmó: “Inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria” (vv. 29-30).

En Apocalipsis 19:11-16 Apocalipsis 19:11-16 11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. 12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. 13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS. 14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. 15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. 16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
podemos leer más detalles acerca de este acontecimiento: “Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea. Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo. Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: El Verbo de Dios. Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos. De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso. Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”.

Un reinado sempiterno

Jesucristo establecerá en la tierra un gobierno literal: el del Reino de Dios. Pero aquí no termina todo; veamos lo que nos dice Apocalipsis 11:15 Apocalipsis 11:15El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos”.

Hemos estudiado que cuando Cristo regrese, establecerá un reino literal que regirá sobre todas las naciones. Según leemos en Apocalipsis 20:3-7 Apocalipsis 20:3-7 3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo. 4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años. 5 Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años. Esta es la primera resurrección. 6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. 7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, su reinado va a durar mil años. Sin embargo, en el versículo que acabamos de leer se nos dice que él reinará “por los siglos de los siglos”. En otras palabras, el período de los mil años (comúnmente llamado el milenio ) es solamente el comienzo del gobierno eterno de Jesucristo en el Reino de Dios.

El propósito primordial del gobierno milenario de Jesucristo con los santos resucitados es el de permitir que toda la humanidad tenga la oportunidad de entrar en este reino eterno. Millones de personas que estarán vivas en el momento del regreso de Cristo vivirán bajo su gobierno y serán los progenitores de muchas generaciones que nacerán y vivirán a lo largo del milenio; todos ellos tendrán la oportunidad de ser transformados de seres físicos en seres espirituales y de entrar en el eterno Reino de Dios.

Jesús puso muy claro que el Reino de Dios es un reino eterno ; no durará sólo mil años. En Mateo 19:16 Mateo 19:16Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
vemos que un joven rico se acercó a Jesús y le preguntó: “Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?” Jesús procedió a explicarle lo que debía hacer. Cuando fue evidente que el joven no estaba dispuesto a obedecerle, Jesús dijo: “… es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios” (v. 24). O sea que en este pasaje, entrar en el Reino de Dios se equipara con tener la vida eterna.

Para millones de seres humanos, la oportunidad de recibir la vida eterna (ser salvos) y de entrar a formar parte del eterno Reino de Dios llegará durante el reinado milenario de Jesucristo. El milenio, un tiempo de paz, felicidad y prosperidad sin precedentes, será tan sólo un pequeño anticipo de las magníficas bendiciones que se disfrutarán por toda la eternidad.

Cielo nuevo y tierra nueva

En Apocalipsis 21:1-7 Apocalipsis 21:1-7 1 Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. 2 Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido. 3 Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. 4 Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. 5 Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. 6 Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. 7 El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
se describe otra serie de acontecimientos que ocurrirá después del milenio: “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios … Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. Y me dijo: Hecho está. Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin. Al que tuviere sed, yo le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida. El que venciere heredará todas las cosas, y yo seré su Dios, y él será mi hijo”.

Desde la época de Adán y Eva, la humanidad no ha tenido acceso al árbol de la vida, símbolo de la vida eterna (Génesis 3:22-24 Génesis 3:22-24 22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre. 23 Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado. 24 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
). Pero en el Reino de Dios estará disponible para todos aquellos que obedezcan los mandamientos de su Creador: “¡Dichosos los que guardan sus Mandamientos, para que tengan derecho al árbol de la vida, y entren por las puertas en la ciudad!” (Apocalipsis 22:14 Apocalipsis 22:14Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
, Nueva Reina-Valera).

Al entrar a formar parte del Reino de Dios, ¡seremos sus hijos inmortales, poseedores de la vida que nunca tendrá fin!