Predicando el Evangelio, Preparando un Pueblo

necesito-pedir-el-perdon-de-mis-pecados-todos-los-dias

Diariamente tenemos que tratar de dejar de hacer lo que está mal y esforzarnos nuevamente para hacer lo que es correcto. El proceso de conversión y de vivir la vida según Cristo nos ordenó, requiere trabajo duro.