Predicando el Evangelio, Preparando un Pueblo

blog-el-peligro-de-una-cara sonriente

Los que engañan primero, deben ganar nuestra confianza.