¡Sé una luz!

Usted está aquí

¡Sé una luz!

La palabra "luz" es muy interesante y vale la pena estudiarla. En su forma sustantiva, significa un agente natural que estimula la vista y hace que las cosas sean visibles. Como verbo (iluminar), significa proveer de luz o iluminación, y como adjetivo (luminoso) significa tener suficiente luz natural, no oscuridad. Dios utiliza la palabra "luz" para transmitir algunos conceptos particularmente importantes para nosotros por medio de su Palabra. Sabemos que en el principio Dios creó esta esencia especial y la llamó buena. Además, en Salmos 18:28 Salmos 18:28 Tú encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tinieblas.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
leemos: “Tú encenderás mi lámpara; el Eterno mi Dios alumbrará mis tinieblas”. De hecho, Juan 1:5 Juan 1:5La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
describe a Dios como luz y explica que “no hay ningunas tinieblas en él”! 

¿Cómo se aplica esta luz a nosotros en nuestra vida diaria y mientras estamos celebrando la Fiesta de los Tabernáculos? Veamos Mateo 5:14 Mateo 5:14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: ” Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder”. Mateo 5:16 Mateo 5:16 Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
: "Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos". Por tanto, Dios les dice específicamente a sus seguidores que sean la luz del mundo. ¿Cómo podemos hacer esto mientras estamos en la Fiesta? A continuación encontrarás algunos grandes ejemplos de hermanos en diferentes lugares de la Fiesta que han llevado a cabo programas de ayuda en las comunidades donde se ha celebrado la Fiesta de los Tabernáculos. ¡Recuerda que Dios es luz, y debemos ser como él!

Sitio de la Fiesta: Costa del Sol, Australia

Veinte voluntarios de la Costa del Sol recolectaron productos no perecibles para el Centro de Personas sin Hogar y el Banco de Alimentos del Ejército de Salvación. Los jóvenes incluso vendieron tarjetas de saludo y ganaron más de 1000 dólares para donar a LifeNets. 

Según todos los comentarios que escuchamos, ¡el pueblo de Dios realmente disfrutó la oportunidad de servir a la comunidad de Costa del Sol!

Lake Junaluska

Sitio de la Fiesta: Puerto Vallarta, México

En 2018 y 2019 en la Fiesta de Puerto Vallarta, México, los hermanos visitaron un centro de rehabilitación para niños, adolescentes y adultos con varios tipos de condiciones, como parálisis cerebral y síndrome de Down. Este centro atiende a 45 personas que reciben terapia física, evaluación médica e incluso clases académicas. Los profesionales que prestan estos servicios son remunerados con donaciones, y las familias colaboran con alimentos, artículos de limpieza y otras necesidades.

En las dos últimas Fiestas se han donado a este centro 2800 dólares.

Además, en 2018 proporcionamos una tarde de entretención a trece ancianos en un asilo local, con canciones y música instrumental. Los jóvenes acompañaron con una guitarra y una armónica las piezas musicales cantadas por todo el grupo.

Por otro lado, un miembro de México que es peluquero se ofreció para cortar el pelo a los ancianos. ¡Les encantó! Donamos pañales para adultos, artículos de limpieza, alimentos no perecibles y 700 dólares de las donaciones recaudadas en la Fiesta.

Puerto Vallarta

Sitio de la fiesta: Lago Junaluska, Carolina del Norte, Estados Unidos

Alrededor de sesenta hermanos que asisten al sitio del lago Junaluska, Estados Unidos, participaron en el proyecto de voluntarios de la Asociación Haywood Waterways, que se dedica a preservar y restaurar recursos naturales mediante la educación y cooperación del público. Los miembros se dividieron en dos grupos de unas treinta personas cada uno, y al primero se le asignó la tarea de recoger la basura a lo largo de las carreteras. Si la basura no se recoge y elimina adecuadamente, normalmente acaba en las vías fluviales locales. Al segundo grupo se le encargó deshierbar y plantar flores. Varios de los voluntarios dijeron que el hecho de recoger toda la basura les hizo meditar en lo diferente que será la Tierra después de que sea renovada. ¡Este fue un muy buen proyecto, tanto como para el centro de conferencias como para la Iglesia!