¿Qué postura tomar respecto a las transfusiones sanguíneas?


Algunos dicen que la interpretación del mandamiento contra “comer” sangre significa que los creyentes no pueden tener transfusiones de sangre, pero esto es desacertado.


Respuesta:

Algunos dicen que la interpretación del mandamiento contra “comer” sangre significa que los creyentes no pueden tener transfusiones de sangre, pero esto es desacertado. El mandamiento era una prohibición contra costumbres que los paganos usaban en sus rituales de adoración. Ellos solían beber la sangre de los animales creyendo que recibirían fortaleza al hacerlo.

Lea este párrafo del comentario bíblico de Jamieson, Fausset y Brown de Levíticos 17:10: “[Yo pondré mi rostro contra la persona que coma sangre.] El rostro de Dios se usa a menudo en las Escrituras para decir su ira (Salmos 34:16; Apo. 6:16; Eze. 38:18), y la manera en que el rostro de Dios se tornaría contra tal transgresor era, que, si el crimen era público y conocido, era condenado a muerte; si era secreto, la venganza le alcanzaría. (Véase Gen. 9:4). Pero la práctica contra la cual la ley aquí se dirige, era un rito idólatra. Los zabianos, o adoradores de las huestes celestiales, acostumbraban, al sacrificar animales, derramar su sangre y comer parte de la carne en el lugar donde era derramada la sangre y, a veces, comían también la sangre misma, creyendo que así la amistad, fraternidad y familiaridad se contraerían entre los adoradores y las deidades. Ellos además creían que la sangre era muy benéfica para conseguir para ellos una visión del demonio durante el sueño, y una revelación de acontecimientos futuros. La prohibición contra comer sangre vista a la luz de este comentario histórico, y sin conexión con los términos peculiares en que se expresa, parece haber sido dirigida contra las prácticas idólatras, como es además evidente en <Eze. 33:25-26; 1 Cor. 10:20-21>.”

Claramente, esto no tiene nada que ver con la práctica moderna de transfusiones de sangre.

Más allá de clarificar la tergiversación de la Biblia, la Iglesia de Dios Unida no tiene ninguna posición oficial sobre el tema de transfusiones. Creemos que la toma de decisiones sobre cuidado de salud y programas de tratamiento depende del individuo, no es una cuestión doctrinal. Al mismo tiempo, exhortamos a la gente asumir responsabilidad sobre su salud y bienestar, lo cual es un principio de Dios. Toda práctica médica convencional o alternativa que ellos escojan son temas de consciencia y preferencia individual.

Igualmente, creemos en y buscamos a Dios por su sanación, por medio de unción y oración por los enfermos en la fe (Santiago 5:14-15).

Folletos relacionados

¿Es toda carne propia para alimento?

¿Es toda carne propia para alimento?

Muchas personas tienen conceptos erróneos acerca de lo que debemos y no debemos comer. ¿Qué nos dicen las Escrituras sobre este asunto?

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading