Las resurrecciones

Creemos que la única esperanza de vida eterna para los seres humanos está en la resurrección mediante la presencia del Espíritu Santo en ellos. Creemos que al regreso del Jesucristo habrá una resurrección a la vida espiritual de todos los que hayan sido fieles siervos de Dios. Creemos que después de que Jesucristo haya reinado en la tierra 1000 años, habrá una resurrección a la vida física de la inmensa mayoría de las personas que alguna vez existieron. Creemos que cuando estas personas hayan tenido la oportunidad de vivir físicamente, si se convierten, también recibirán la vida eterna. También creemos que los que rechacen la salvación ofrecida por Dios cosecharán la muerte eterna (1 Corintios 15:19, 42-52; Hechos 23:6; Juan 5:21-29; Romanos 6:23; 8:10-11; 1 Tesalonicenses 4:16; Ezequiel 37:1-14; Apocalipsis 20:4-5, 11-15; Juan 3:16; Mateo 25:46).

La resurrección de los muertos es una de las doctrinas fundamentales que llevan hacia la perfección y hacia la vida eterna (Hebreos 6:1-2). Si no fuera por la resurrección de los muertos, Cristo no hubiese sido levantado de la muerte y nuestra fe sería vana (1 Corintios 15:12-19). Los humanos somos mortales; no tenemos inmortalidad en nosotros mismos. Más aún, los humanos no somos capaces de alcanzar por nosotros mismos la vida eterna; por eso es necesaria la resurrección.

En 1 Corintios 15 leemos que la resurrección es la esperanza de toda la humanidad. Bíblicamente, este término significa que los muertos serán resucitados de la muerte y volverán a vivir. En las Escrituras se enseña que resucitarán “todos los que están en los sepulcros” (Juan 5:28), pero existe un orden para la resurrección de todos los muertos (1 Corintios 15:23). La Biblia nos revela que algunos serán resucitados para vida eterna y otros serán sentenciados a la muerte eterna (Daniel 12:2-3; Apocalipsis 20:13-15).

Las resurrecciones son posibles porque Dios tiene el poder de dar vida. Dios, por medio del Verbo, quien se convirtió en Jesucristo, dio vida al primer hombre, Adán. Tiene el mismo poder para infundirle vida a un ser humano por segunda vez. Tanto el Padre como el Hijo tienen vida en sí mismos (Juan 5:26). Este poder inherente de Dios puede producir tanto vida física como vida espiritual. Dios tiene el poder para resucitar a un muerto de su tumba como un ser físico o espiritual (1 Corintios 15:35-38). Dios ha demostrado que tiene el poder para resucitar a un muerto a la vida física (Juan 11:43-44; Mateo 27:52-53) o a la vida espiritual (Mateo 28:6-7). Las resurrecciones son posibles también porque Cristo ha sido resucitado (1 Corintios 15:20-22). Su resurrección como el Salvador viviente hizo posible la salvación para todas las personas y, por tanto, su resurrección. Si no fuera por la resurrección de Cristo, toda la humanidad moriría y perecería para siempre (Romanos 5:10; 1 Corintios 15:26, 55).

El plan de salvación que Dios tiene para la humanidad requiere la resurrección de todos los que han muerto (Juan 5:28). El apóstol Juan describe tres resurrecciones: una a la vida eterna (Apocalipsis 20:4-6), una a la vida física (vv. 11-12), y una a la muerte en el lago de fuego (vv. 13-15 [aunque estos versículos no mencionan explícitamente una resurrección, los impíos incorregibles, que han rechazado el ofrecimiento de salvación de Dios, necesitarán ser resucitados para poder ser lanzados al lago de fuego]). Juan 5:29 es otro versículo que nos ayuda a entender el plan de Dios. En este versículo se mencionan dos resurrecciones, pero la realidad es que la Biblia alude a tres.

La primera resurrección es llamada específicamente así: “. . . y vivieron y reinaron con Cristo mil años . . . Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años” (Apocalipsis 20:4-6). Esta resurrección ocurrirá al regreso de Cristo, cuando los justos que hayan muerto serán resucitados a la inmortalidad (1 Corintios 15:50-52; 1 Tesalonicenses 4:14-17). Esta es llamada “una mejor resurrección” (Hebreos 11:35) porque es una resurrección a la inmortalidad, para reinar con Cristo durante el milenio.

La segunda resurrección ocurrirá al final de los mil años del reinado de Cristo y de los santos. “Pero los otros muertos no volvieron a vivir hasta que se cumplieron mil años” (Apocalipsis 20:5). El versículo 12 nos da más detalles acerca de esta resurrección: “Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras”.

Esta es una resurrección a la vida física (Ezequiel 37:1-14). Incluirá a la inmensa mayoría de todas las personas que han vivido alguna vez, quienes no conocieron el propósito que Dios tenía para sus vidas. Será un tiempo muy emocionante, cuando gente de todas las épocas volverá a la vida (Mateo 11:20-24; 12:41-42). Estas personas tendrán la posibilidad de vivir una vida física por segunda vez, pero esta será su primera y única oportunidad para recibir la salvación y la inmortalidad gloriosa en la familia de Dios. Se les dará el tiempo necesario para que aprendan y vivan el camino de vida de Dios. El plan de Dios incluye a todo el mundo. Él no quiere que ninguno perezca, sino que todos vengan al arrepentimiento y a la salvación (2 Pedro 3:9; 1 Timoteo 2:4).

La tercera resurrección ocurrirá al final del plan que Dios tiene para la humanidad. Todos aquellos que hayan rechazado el ofrecimiento de la vida eterna de Dios a lo largo de los siglos, serán resucitados a la vida física para morir en el lago de fuego. “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” (Apocalipsis 20:14-15; Hebreos 10:26-29; 2 Pedro 3:10-12). Nuestro amoroso Padre les da a todos la oportunidad de tener vida eterna, y no desea que ninguno perezca. Pero si algunos rehúsan aceptarla, el castigo será la segunda muerte, que pondrá fin a sus vidas rápidamente y para siempre (Malaquías 4:1, 3; Mateo 25:46).

Las tres resurrecciones nos revelan el orden del maravilloso plan de Dios y su propósito para la humanidad. Está determinado que el hombre muera una vez (Hebreos 9:27), pero después vendrá la resurrección para todos aquellos que hayan vivido.

(Si desea profundizar en este tema, no vacile en solicitar los folletos gratuitos ¿Qué sucede después de la muerte?, El cielo y el infierno: ¿Qué es lo que enseña realmente la Biblia? y Las fiestas santas de Dios: Esperanza segura para la humanidad.)

Compartir Compartir Compartir

Mas Información

Folletos relacionados

El cielo y el infierno: ¿Qué es lo que enseña realmente la Biblia?

El cielo y el infierno: ¿Qué es lo que enseña realmente la Biblia?

Muchos de los que profesan el cristianismo creen que los impíos se estarán quemando eternamente en las llamas del infierno, pero ¿qué dice realmente la Biblia?

Las Fiestas Santas de Dios

Las Fiestas Santas de Dios

El plan que Dios tiene para dar vida eterna a los hombres ha existido “desde la fundación del mundo”, y las fiestas santas nos enseñan ese extraordinario plan. En las páginas de este folleto podrá aprender acerca del fascinante propósito de cada una de las fiestas santas de Dios, así como de la maravillosa esperanza que encierran para toda la humanidad.

¿Qué sucede después de la muerte?

¿Qué sucede después de la muerte?

Este es uno de los grandes misterios de la vida: ¿Qué sucede después de la muerte? ¿Será la muerte el final absoluto de nuestra existencia, o seguiremos conscientes en otro lugar u otra condición? ¿Reencarnaremos como otra persona o como algún animal? ¿Volveremos a ver a los seres queridos que tanto extrañamos?

Ud. está viendo una página de

Los orígenes de nuestra labor se remontan a la Iglesia que fundó Jesucristo en el siglo primero, y seguimos las mismas doctrinas y prácticas de esa Iglesia. Nuestra comisión es proclamar el evangelio del venidero Reino de Dios en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, enseñándoles a guardar todo lo que Cristo mandó (Mateo 28:18-20).

Descargue todos los folletos

Descargue todos los folletos gratuitos para estudiarlos en su computador. Los formatos disponibles se enlistan a continuación:

Formato PDF - (17MB archivo .zip)

Formato ePUB - (pronto...)

Formato Mobi - (pronto...)

Acerca de los formatos ebook...
Los formatos ePUB pueden ser leídos por varios tipos de lectores ebook y tablets, incluyendo Apple iPad (iPhone & iPod Touch) Barnes & Nobles Nook (Nook Color), Samsung Galaxy Tab (using Kobo) and Sony Reader. Los Mobi booklets pueden ser leídos por e-readers y celulares incluyendo Amazon Kindle, Cybook, iRex Digital Reader, iLiad, Hanlin y BeBook. Descargar lector Mobipocket para celulares (Blackberry, Windows Mobile, Symbian & sistemas operativos Palm).

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading