Quinto mes: La rebeldía del hombre hacia Dios

Nabucodonosor murió durante el año 562 a.C., habiendo reinado durante 43 años. Entonces el trono de Babilonia fue ocupado por Evil Medorac, su hijo, quién reinó entre los años 562 y 560 a.C. A su vez Evil Medorac fue sucedido en el trono por Neriglisar, yerno de Nabucodonosor.

Su reinado tuvo lugar entre los años 560 y 556 a.C. Se desconocen las razones por las que Neriglisar fue llevado al trono. Posiblemente haya sido una revolución. Y después de la muerte de Neriglisar, su hijo Labassi Marduc, reino por poco tiempo, debido a que fue asesinado pocos meses después que ocupó el trono. De esta manera, en el año 556 a.C., Nabónido, posiblemente yerno de Nabucodonosor, ascendió al trono de Babilonia.

Según parece, Nabónido habría sido uno de los líderes de la conspiración que había eliminado a Labassi Marduc. Él fue considerado como un hombre de gran cultura e interés religioso. Durante los años de su reinado, Nabónido estuvo prácticamente ausente de Babilonia. En su ausencia, su hijo mayor Belsasar, fue rey de Babilonia de facto y lo fue hasta la caída de la gran ciudad en manos de los medopersas. Los hechos de su reinado, excepto los escritos de Flavio Josefo, han sido omitidos por los escritores clásicos.

Sin embargo los descubrimientos arqueológicos y el desciframiento de las tablillas cuneiformes no solo dan evidencias  históricas de Belsasar, sino que además aclaran el misterio de su corregencia y el hecho de que actuaba como rey la noche de la captura de Babilonia, durante el año 539 a.C.

La caída de Babilonia en manos de los medo persas fue profetizada por Jeremías (Jeremías 50:2, 3, 9, 41) casi un siglo antes de que tuviese lugar aquel dramático suceso. Jeremías proporciona detalles  sorprendentes tocantes a la caída de Babilonia. La invasión procedería  del  norte, mientras  que  la  ciudad  estaba  abastecida y sus almacenes se encontraban repletos (Jer. 50:26). Aquella gran ciudad parecía invulnerable a los ataques enemigos. Pero Dios ya había destinado que sería destruida (Jer. 51:53,58). Dios trajo juicio sobre Babilonia a causa del orgullo, la vanidad y la idolatría, sucumbiendo ante los medo persas. El año 539 a.C., Belsasar hizo un banquete a mil de sus príncipes y ordenó beber vino en los vasos que su abuelo Nabucodonosor había traído del templo de Jerusalén (5:1,2). Entonces apareció una mano en la pared que escribía y palideciendo Belsasar, se turbó (5:5, 6). Balsasar había desafiado abiertamente a Dios. Entonces clamó para que alguien descifre la escritura, prometiendo incluso hacerlo tercero en el reino (5:7).

Por supuesto que sus sabios no pudieron interpretar la escritura, mientras que Belsasar temblaba delante de la escritura. Y cuando la reina entró en la sala le recordó que había un hombre que tenía inteligencia y sabiduría y que podía interpretar la escritura. Por entonces Daniel era un anciano de unos 82 años. Luego Daniel hace saber al rey que lo que está ocurriendo es por haber actuado mal en contra de Dios. Y luego de interpretar Daniel le dijo: que Dios había contado su reino y le había puesto fin. Que su reino fue pesado y fue hallado falto de peso y por tanto su reino sería dividido entre los medos y persas. Entonces, aquella misma noche Belsasar fue muerto y Darío El Medo tomó el reino siendo de sesenta y dos años (5:29-31).

Algunos eruditos bíblicos mantienen la idea de que en realidad fue Ciro el grande quién tomó Babilonia, mientras que otros eruditos identifican a Darío como habiendo sido designado por Ciro para conquistar a los babilonios, motivo por el cual, Ciro lo hizo su gobernador. Sea como fuere, lo cierto es que aquella misma noche fue destruida Babilonia como cumplimiento expreso de la palabra de Dios.

Ciclo hidrológico: El calor llega al máximo. Continua la temporada seca.
Cosecha de la temporada: Cosecha del Olivo y aceitunas en el llano
Nombre del mes: Ab (Carece de identificación propia)

Ab 2016-2017

1 Conmemora la muerte de Aarón en el año 1404 AC, en el monte Hor. Números 20:22-29; y 33:58.

10 Ayuno del quinto mes Zac. 8:19, conmemora la destrucción de las murallas de Jerusalén por le ejercito de Babilonia II Reyes 25: 8-9; y Jer. 52:12 y la destrucción del segundo templo por Tito. Se trata del segundo ayuno nombrado por Zacarías 8:19 (10 de Ab de 586 AC). 15 Conmemora la reconciliación entre la tribu de Benjamín y las otras tribus Jueces 21.

Compartir Compartir Compartir

Ud. está viendo una página de

“Y el rey habló con ellos, y no fueron hallados entre todos ellos otros como Daniel, Ananías, Misael y Azarías; así, pues, estuvieron delante del rey. En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en su reino” “Cuando Daniel supo que el edicto había sido firmado, entró en su casa, y abiertas las ventanas de su cámara que daban hacia Jerusalén, se arrodillaba tres veces al día, y oraba y daba gracias delante de su Dios, como lo solía hacer antes. (Daniel 1:19-20; 6:10).

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading