Décimo mes: el mensaje del profeta Hageo

El profeta Hageo (Mi Fiesta) es el primero de los tres profetas menores del periodo postexilico que hablan del tiempo de restauración y del milenio, tomando como base la última temporada de Fiestas del Plan de salvación de Dios.

El profeta Hageo (Mi Fiesta) es el primero de los tres profetas menores del periodo postexilico que hablan del tiempo de restauración y del milenio, tomando como base la última temporada de Fiestas del Plan de salvación de Dios.

Dios empieza con el profeta a animar al pueblo para continuar con la reedificación del templo después que había estado 15 años paralizada a causa de los enemigos de Judá. (Hageo 1:1-4). El libro consta de cinco mensajes que Dios le entrega al profeta.

En el primer mensaje Dios reprende a Judá para reedificar el templo (Hageo 1:5-11). El mensaje de Hageo recobró los ánimos de Zorobabel, Josué y de todo el pueblo y “temió el pueblo delante del Eterno” (Hageo 1:12).

El segundo mensaje es todavía mucho más animador pues les dice: “Yo estoy con vosotros, dice el Eterno”. Esto despertó el ánimo y vinieron y trabajaron la casa del Eterno de los Ejércitos.

Un mes más tarde, el Último día de la Fiesta de Tabernáculos, Dios les envió su tercer mensaje. Es un llamado a la meditación para recordar el día en que se puso el nuevo cimiento. Les dice: “¿Quién queda entre vosotros que haya visto esta Casa en su antiguo esplendor? ¿Cómo la veis ahora? ¿No es ella como nada ante vuestros ojos? (Hageo 2:2-3). A fin de que no se desanimen al comparar la gloria primera del templo, Dios les dice “así mi espíritu estará en medio de vosotros, no temáis”. Dios buscaba la actitud obediente del pueblo, no estaba preocupado por el esplendor que tenía el templo. Luego Dios les dice algo muy importante que tiene que ver con el futuro: “La gloria de esta segunda casa será mayor que la de la primera, ha dicho el Eterno de los ejércitos; y daré paz en este lugar, dice el Eterno de los ejércitos” (Hageo 2:9). He aquí el resumen de las cuatro razones: a) La presencia de Jesucristo fue en el segundo templo; b) El segundo templo iba a recibir a siervos que tendrían el Espíritu Santo de Dios; c) Dios quería hacerles entender que él estaba levantando un templo espiritual con su Iglesia, superior a cualquier templo físico hecho por manos humanas como afirma el libro de Efesios 2:19-22. Y d) Cuando Jesucristo vuelva, él vendrá a su templo milenial cuyo relato se encuentra descrito por el profeta Ezequiel 40-45, que ciertamente opacará la gloria del primer templo.

De esta manera, llegamos al quinto mensaje en que Dios dice: “Yo haré temblar los cielos y la tierra; trastornaré el trono de los reinos y destruiré la fuerza de los reinos de las naciones; trastornaré los carros y a los que en ellos suben; caballos y jinetes caerán bajo la espada de sus propios hermanos” (Hageo 2:21-22). Dios está revelando que cuando él venga, las naciones que se reunieron en el valle de Armagedón pelearán contra él y ellas serán aniquiladas en el valle de Josafat. (Joel 3:2). El mensaje de Hageo concluye con una hermosa promesa de futura autoridad a Zorobabel: “En aquel día, dice el Eterno de los ejércitos, te tomaré, Zorobabel hijo de Salatiel, siervo mío… y te pondré como anillo de sellar, porque yo te he escogido, dice el Eterno de los ejércitos” (Hageo 2:23).

Ciclo hidrológico: Invierno y frío máximo. Muy lluvioso Esdras 10:9. Nieve en las montañas.
Cosecha de la temporada: Zonas verdes en las tierras bajas. Cereales, aparecen las flores.
Nombre del mes: Tevet (bondad y virtud) Ester 2:16.

9 Conmemoración de la muerte del sacerdote Esdras.
10 Comienzo del sitio de Jerusalén en 589 A.C. por Nabucodonosor 2 Reyes 25:1. Cuarto ayuno nombrado por Zacarías.
28 Expulsión de los Saduceos y la introducción de los Fariseos en el Sanedrín, en los días del rey Alejandro Janeo.

Compartir Compartir Compartir

Ud. está viendo una página de

Por eso levantaré entre sus hermanos un profeta como tú; pondré mis palabras en su boca, y él les dirá todo lo que yo le mande. Si alguien no presta oído a las palabras que el profeta proclame en mi nombre, yo mismo le pediré cuentas (Deuteronomio 18:18,19 NVI). Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos (Lucas 16:27-29).

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading