Usted está aquí

Panes sin Levadura

"Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, de sinceridad y de verdad" (1 Corintios 5:8).

Esos siete días de auto-exámen resulta valiosísimamente una ayuda a dedicar nuestras vidas a Dios y Jesucristo. Éstos, también, representan nuestro eventual triunfo sobre el pecado, hecho posible a través del sacrificio y ayuda de Cristo.

  • por United Church of God
El papel de Cristo en el plan maestro de Dios no fue algo imprevisto. Todo en este plan está directamente relacionado con la misión de Jesús y su obra como nuestro Salvador
  • por Randy Stiver
Dios diseñó los Días de Panes sin Levadura para que, como pueblo suyo, enfocáramos nuestros corazones y mentes en vencer el pecado y sacarlo de nuestras vidas. En el reino eterno de Dios no podrá haber ni habrá pecado.
  • por Victor Kubik
La noche antes de su muerte, Jesucristo compartió pan sin levadura con sus discípulos y les dijo que repitiesen esto cada año como recordatorio. ¿Qué simbolizaba este pan? ¿Qué lecciones deben aprender de él los cristianos?
  • por Mario Seiglie
Durante el día 14 del mes de Abib, el pueblo de Israel despoja a los egipcios de mucha de sus riquezas transportables. Para una raza de esclavos, esto era muy importante, pues poseían muy pocas cosas.
  • por Kathy Sanny
La Pascua apunta hacia una época futura en la que Cristo lo beberá de nuevo con todos aquellos que somos llamados, fieles y verdaderos en el reino de Dios.
  • por Gabriel García
“Todo cambia” y el mundo no es una excepción, lo hace sin poder nosotros hacer mucho para evitarlo.
  • por Bill Bradford
Constantemente debemos hacernos la siguiente pregunta: ¿Ha hecho una verdadera diferencia en mí la muerte de Jesucristo? ¿Qué impacto ha causado en mi vida el observar año tras año la Fiesta de Panes sin Levadura?
  • por Jaime Diaz
Para mí, en lo personal, es emocionante ver como a medida que la luna crece (se llena) las personas alrededor del mundo hacemos las mismas cosas, no importando nuestra ciudadanía o cultura, todos seguimos las instrucciones que Dios dejo en su Biblia.
  • por Gabriel García
En realidad estos siete días no son más que una muestra de un estilo de vida que debemos ampliar a nivel espiritual llevándolo a la práctica: vivir lejos del pecado.