Predicando el Evangelio, Preparando un Pueblo

Usted está aquí

Gozo

«Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tu los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre» (Salmos 5:11).
Pablo señala la alegría, como la capacidad de alegrarse incluso en la oscuridad de las pruebas, como parte del fruto del Espíritu de Dios, necesaria a desarrollar por todos los cristianos a desarrollar en su caminar con el Creador.

  • por Katherine Rowland
Fue lastimoso tener mis sentimientos positivos poco apreciados. Todavía estaba...