Predicando el Evangelio, Preparando un Pueblo

Usted está aquí

Diezmo

"Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice El Eterno de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde" (Malaquías 3:10).

Como una manera de expresar nuestro agradecimiento a Dios quien nos permite tener ingresos, los cristianos debemos dejar de lado los diezmos para Su obra y Sus Días Santos. Para volver a Él lo que ya es suyo, Dios promete bendiciones abundantes.