Predicando el Evangelio, Preparando un Pueblo

Usted está aquí

Apariencia personal

"Porque el Eterno no mira lo que mira el hombre; pues el hombre mira lo que está delante de sus ojos, pero el Eterno mira el corazón" (1 Samuel 16:7).

Los seres humanos somos incapaces de ver el corazón de otros. A diferencia de Dios, sólo podemos llegar a conclusiones basadas en experiencias humanas-lo que vemos, lo que oímos, y así sucesivamente. Debido a este inconveniente, hay que tener cuidado en la elección y evaluación que hacemos en cuanto a nuestra apariencia personal (cómo nos vestimos y cómo actuamos) lo cual dice mucho acerca de nosotros mismos.