La importancia del estudio bíblico

Usted está aquí

La importancia del estudio bíblico

Ingresar o crear una cuenta

Con una cuenta del sitio podrá guardar elementos para su posterior estudio

Ingresar | Registrarse

×

“Estad siempre preparados para presentar defensa”, este era el titulo de un apartado que se publicó en ediciones anteriores de; El Comunicado, y que sin duda,  mostraba la vital importancia de saber puntos importantes como:

·         El conocimiento de nuestras creencias fundamentales.

·         Responder de manera adecuada a quien consulta.

·         Presentar argumento bíblico; nuestra principal defensa

En nuestro primer punto sobre la importancia de estar siempre listos para dar una respuesta acertada acerca de nuestras creencias fundamentales que incluyen la doctrina misma que Jesucristo enseñó, hay que mencionar que es necesario orar sin cesar para que Dios provea el entendimiento y así en ocasiones poder transmitirlos.

Recuerdo que hace poco, hablaba con mis maestros sobre mi permiso para asistir a la fiesta de los tabernáculos. Solamente una maestra me consultó acerca de las fiestas santas de Dios “¿por qué la celebran? ¿Qué iglesia es? ¿La biblia menciona que hay que hacerlo?” un sinfín de preguntas que afortunadamente pude sobrellevar y contestar acertadamente. La maestra quedó casi sorprendida por lo que significan las fiestas y escuchar que la biblia, inspirada por Dios mismo, ordena celebrarlas. El punto aquí es, que nunca sabemos cuándo nos preguntarán sobre nuestras creencias, por eso siempre hay que estar alertas. Para saber responder, nadie sabe cuando Dios comenzará a llamar personas a través de nosotros, o lo que se formula por una simple curiosidad o comentario de nosotros respecto a nuestros comentarios.

Esto me recuerda a lo que menciona 1ra Pedro 3:15 1ra Pedro 3:15sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros;
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
“sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros”.

Esta cita nos conlleva al siguiente punto: Responder de manera adecuada a quien consulta.Si algo debemos tener presentes es no caer en situaciones en las que nos consideremos ser los únicos, los más sabios. Debemos tener presentes aquella cita situada en Filipenses 2:13 Filipenses 2:13porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.
La Santa Biblia Reina-Valera (1960)×
Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;”

La respuesta con la cual presentemos nuestra defensa o argumento debe estar fundamentada en la humildad, para que el receptor capte la información de una manera amable no y sobrestimada.

Nosotros defendemos nuestra Fe, que es nuestra creencia y que incluye a nuestra doctrina y la doctrina es la enseñanza que se nos ha sido dada.

Pablo nos dice en 2a Corintios 1:24 “No que nos enseñoreemos de vuestra fe, sino que colaboramos para vuestro gozo; porque por la fe estáis firmes”.

No enseñorearse tiene que ver con el ser humilde en el resto de la batalla, para que nuestra defensa, que es nuestra fe, sea firme y fuerte.

En la carta escrita a Tito el apóstol Pablo le recalca lo siguiente: “Pero evita las cuestiones necias, y genealogías, y contenciones, y discusiones acerca de la ley; porque son vanas y sin provecho.” Tomemos en cuenta el no herir la postura de quien nos escucha.

Esto nos redirige a nuestro último punto.

Presentar un argumento bíblico es nuestra principal defensa para sacar con humildad la victoria en nuestra batalla.  En 1a Corintios 2:13 vemos que Pablo dice:“Locual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.”  ¿Dónde se encuentra las cosas que enseña el espíritu? La respuesta es: ¡En la Biblia! ¿Cómo sabemos esto? En 2a Timoteo 3:16 está la respuesta: “Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar…”

Así que la importancia de estudiar nuestros apuntes que tomamos en servicios, aclarar nuestras dudas y estudiar todo el material que la iglesia nos proporciona es casi vital en la formación del cristiano. Estos tres puntos son útiles para poder presentar defensa ante cualquier situación de pregunta o duda.

Defendamos pues de manera pasiva y humilde nuestra Fe, nuestra creencia que resumida en palabras es nuestra doctrina.“Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones;pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio.” (Filipenses 1: 17).