Tecnología y predicación del evangelio

Versión para impresora


Nuestro cometido es predicar el evangelio a tantas personas como sea posible. Uno de los recursos para llevar esto a cabo es la tecnología.

¡Nuestra obra consiste en predicar el evangelio al mundo! Se nos ha entregado el cometido divino y bíblico de predicar las buenas nuevas del Reino de Dios a todas las personas que podamos.

El mensaje es el mismo de hace más de 2000 años, pero la mayoría de los medios de comunicación actuales son diferentes de lo que había disponible en ese entonces. Ahora, además de la palabra impresa, contamos con Internet, televisión y videos de transmisión continua.

Esta es una de mis escrituras favoritas: “Finalmente se le apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado. Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura” (Marcos 16:14-15, énfasis nuestro en todo este artículo).

¡El evangelio debe ser predicado a todos! El tiempo dirá qué porción de esta gigantesca meta podrá llevar a cabo la Iglesia de Dios Unida antes de que aparezcan los dos testigos en el tiempo del fin.

Internet: Una herramienta extraordinaria y poderosa

Alrededor del mundo, la cifra de usuarios de Internet que utilizan esta herramienta más de una vez al mes alcanza a más de 3600 millones. Este año, casi un 49 % de la población mundial usará Internet, ya sea mediante un computador o un aparato móvil. La compañía estadounidense eMarketer, que investiga técnicas y tendencias de mercado, calcula que para 2018 el 51.1 % de la población mundial (3 820 millones de personas) habrá adoptado Internet y podrá acceder a información en línea (“Slowing Growth Ahead for Worldwide Internet Audience” [Lento crecimiento futuro de usuarios internacionales de Internet], eMarketer, 7 jun., 2016).

Los teléfonos móviles y las conexiones móviles de banda ancha están haciendo posible el acceso a Internet en países donde este servicio ha estado fuera del alcance de la gente. Compañías como Google y Facebook están planeando poner en el aire dirigibles con Wi-Fi[sistema de conexión inalámbrica] y drones impulsados por energía solar, para proveer servicio de Internet a la gente más pobre.

Como iglesia, nuestros esfuerzos por predicar el evangelio de Reino de Dios al mundo deben prepararse para el futuro. Esto incluye la implementación de tecnología móvil y videos de transmisión continua (lo que se conoce también como online streaming) que proclamen el evangelio del reino.

En los últimos dos años hemos debido modificar radicalmente nuestra perspectiva respecto a la tecnología de videos de transmisión continua, porque han cambiado las reglas del juego. Una de las razones para que nos enfoquemos mayormente en este tipo de tecnología es el acelerado aumento del uso de Internet y banda ancha alrededor del mundo.

Transmisiones continuas a través de aplicaciones de televisión en línea

En años pasados la Iglesia de Dios sacó provecho de los medios de comunicación emergentes del momento, ya fuera en palabra impresa, radio o televisión, y no tiene por qué ser diferente en la actualidad.

Para mantenernos al día con lo último en tecnología, acabamos de desarrollar algunas aplicaciones de transmisión continua en línea para nuestros programas de Beyond Today. Esto permite a nuestros usuarios vernos directamente en sus televisores, como antes, pero a través de medios mucho más flexibles y avanzados. Esto solamente es posible mediante las alternativas de transmisión, satélite y cable.

Estos nuevos recursos incluyen Roku, Apple TV, Amazon Fire TV y un sinfín de televisores inteligentes (como los de Samsung). La idea es que cada vez que una persona compre un nuevo televisor inteligente o un aparato de trasmisión continua, pueda instalar nuestro canal de Beyond Today directamente en ellos.

Nota: Tendremos dos versiones de nuestras aplicaciones, una con la marca del contenido de Beyond Today,y otra con la marca del contenido de la IDU (como sermones y transmisiones por Internet). Las de BT ya están en funcionamiento, y ahora estamos trabajando en las versiones de la IDU.

Nuestra misión es anunciarle al mundo –a todas las naciones– que el Reino de Dios está por venir; no cuándo vendrá, sino que vendrá, e instruir a la gente y darle algo de esperanza. ¡Hay tan poca esperanza para la humanidad en este mundo!

Tenemos que darle a la gente la visión de un mundo futuro prometedor, y no debemos ignorar la urgencia de hacer la obra de Dios. Por esto es que somos parte de los primeros frutos ahora, ¡y este rol debemos tomarlo muy en serio!

Después de su conversión, el apóstol Pablo llegó a ser uno de los más apasionadosproponentes del evangelio del Reino de Dios. Primero que nada, vemos que los gentiles guardaban el día sábado como santo, lo que prueba que esto no es solamente una observancia judía sino para toda la humanidad, ¡y los primeros miembros de la Iglesia lo sabían!

El capítulo 13 del libro de los Hechos comienza relatando el primer viaje de Pablo a varios puestos fronterizos del imperio: “Cuando salieron ellos de la sinagoga de los judíos, los gentiles les rogaron que el siguiente día de reposo les hablasen de estas cosas . . . El siguiente día de reposose juntó casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios . . . Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna. Y la palabra del Señor se difundía por toda aquella provincia” (Hechos 13:42, 44, 48-49).

En aquel entonces, era la provincia. Hoy día, ¡es el mundo! Tenemos que llevar a cabo una obra universal tanto como nos sea posible. Se ha abierto un camino que no existía anteriormente para que la gente participe, a través de sistemas comunicacionales nuevos y muy potentes.

Esta obra consiste en hacer discípulos, y Dios el Padre es el que decide quiénes son sus discípulos. A nosotros nos toca sembrar abundantemente la semilla, y luego Dios determinará dónde hay terreno fértil. Al mismo tiempo, no todos van a responder, así que esta obra servirá además como testigo.

Sembrando semillas

Solo el tiempo dirá, pero creemos que las semillas que estamos sembrando germinarán y producirán fruto al momento apropiado y como Dios lo desee. ¡Se nos ha dado un trabajo para llevar a cabo! Por favor oren para que Dios bendiga los diversos esfuerzos de su pueblo por cuidar al rebaño de Cristo y predicar el evangelio del reino.

Jesús dijo: “Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo” (Mateo 28:19-20).

El mismo poder y autoridad de Jesucristo ha sido dado a sus discípulos, entre los cuales nos contamos.

Jesucristo regresará para reinar sobre esta Tierra. Debemos buscar primeramente el Reino de Dios (Mateo 6:33), pero él espera que en el día a día llevemos a cabo la obra que encomendó a sus discípulos, ¡y eso lo incluye a usted y a mí! La Iglesia de Dios es el medio por el cual él está preparando ahora al mundo para el retorno de Cristo, y nosotros somos el medio por el cual él está preparando a los futuros maestros de su reino para construir el mundo del mañana por medio de
su Iglesia.  EC

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading