¿Vivirán los muertos nuevamente?

Versión para impresora


¿Hay vida después de la muerte? Si es así, ¿cómo es esto posible, y cómo será? ¿Durará para siempre?


Fuente: Photos.com

La mayoría de la gente cree en algún tipo de vida después de la muerte. Sin embargo, algunos aceptan la idea carente de toda esperanza de que esta vida es todo lo que hay —que no hay nada después de ella y simplemente dejamos de existir. Es terriblemente desconsolador pensar que nunca más volveremos a ver a nuestros seres amados que han fallecido, y que nosotros mismos algún día dejaremos de existir para siempre.

Un cristiano en Washington relata la siguiente historia:

“Cuando tenía 12 años de edad, mi adorable hermanito Roddy, quien tenía 3 años y medio, murió repentinamente. Esto fue absolutamente devastador para mí, mis padres y mi otro hermano. Mi mundo se trastornó completamente por la tristeza. Eso fue más de 50 años atrás, y todavía se me hace un nudo en la garganta cuando hablo acerca de mi hermano y lo que ocurrió.

“Aquella tragedia tuvo un lado positivo, porque me hizo comenzar a pensar seriamente acerca de la vida. Si es que había una forma de volver a ver a Roddy, esperaba con ansias descubrirla. Sin embargo, continué en la obscuridad espiritual hasta muchos años más tarde, cuando Dios comenzó a abrir mis ojos para entender la Biblia. ¡Ha sido una educación continua y fascinante desde ese entonces! Y cada vez que he perdido a otro ser amado, ha aumentado aún más mi determinación de estar ahí para esa gran ‘reunión familiar’ en la próxima vida”.

Indaguemos las páginas de la Biblia para ver lo que dice en cuanto a este tema tan profundamente personal, pero al mismo tiempo tan universal e importante, acerca de la vida después de la muerte.

La enseñanza de la Biblia acerca de la vida después de la muerte

El patriarca Job preguntó: “Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir?” (Job 14:14). Las buenas noticias de las Escrituras —las fabulosas noticias— es que SÍ, ¡volverá a vivir!

Veamos ahora lo que la Biblia dice acerca de la esperanza de la vida después de la muerte a través de la “resurrección”, la que significa “volver a levantarse” de entre los muertos.

- ¿Cuál es la más grande de las esperanzas prometidas en la Biblia?

“. . . En la esperanza de la vida eterna, la cual Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos” (Tito 1:2, énfasis agregado en todo este artículo).

Esta referencia (como muchas otras escrituras) muestra que la magnífica esperanza de la humanidad ?s la vida eterna! Esto es lo que “Dios, que no miente, prometió desde antes del principio de los siglos”. La esperanza no es solo un “deseo”. La esperanza es un deseo que se anticipa con toda certeza porque tenemos evidencia concreta de que se cumplirá.

- ¿Cuál fue el propósito de Dios al sacrificar a su hijo Jesucristo?

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él” (Juan 3:16-17).

El sacrificio supremo de Dios demuestra el amor más profundo que uno se puede imaginar. A pesar de que todos mueren, Dios no desea que nadie “se pierda” para siempre. ¡Él quiere que todos tengan “vida eterna”!

- ¿Ofrece Dios la inmortalidad a los seres humanos mortales?

“Pero esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción.  He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta.

 “Porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria” (1 Corintios 15:50-54).

En todo este capítulo de 1 Corintios 15—generalmente llamado “el capítulo de la resurrección”— el apóstol Pablo nos da un entendimiento considerable acerca de una futura resurrección. Todos somos mortales; físicamente todos morimos. Hasta ahora, solo Dios tiene inmortalidad (vea 1 Timoteo 6:16). ¡Pero Dios le está ofreciendo la inmortalidad a toda la humanidad!

- ¿Cuál fue el increíble evento que llevó a los discípulos a tener una esperanza tan firme?

“Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos” (1 Pedro 1:3).

La tumba vacía —la resurrección de Cristo— ¡fue para los discípulos de Cristo la prueba de que Dios puede levantar a los muertos a la vida! Esto dio a los discípulos una motivación poderosa para predicar estas buenas noticias (vea Hechos 4:2, 20, 33; 8:4). Además, los llevó a entender a cabalidad las promesas de Jesús de que Dios le estaba ofreciendo la vida eterna a toda la humanidad (Juan 10:28).

- Todas las personas tienen congojas, pero ¿Cuál es la peor de todas?

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.  Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

“Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Tesalonicenses 4:13-18).

El peor tipo de pesar es aquel que sufren las personas que no tienen la esperanza de un futuro. Dios nos despertará en una resurrección? de los muertos. ¡Las resurrecciones comenzarán con la segunda venida de Cristo!

Como Pablo dice en la cita anterior, esta esperanza nos da nuestro mayor consuelo.

- ¿Cuál es el estado actual de los muertos?

“Dicho esto, les dijo [Jesús] después: Nuestro amigo Lázaro duerme; mas voy para despertarle (Juan 11:11).

Juan continúa relatando cómo Jesús levantó a Lázaro de entre los muertos y éste volvió a vivir (Juan 11:12-45). La Biblia frecuentemente se refiere a la muerte como a dormir (Job 14:10-12; Salmo 13:3; Daniel 12:2; 1 Tesalonicenses 4:15), es decir, como a una falta total de conciencia (Salmo 6:5; Eclesiastés 9:5, 10).

La hermosa metáfora del sueño enfatiza el hecho de que la primera muerte es temporal, ¡y que todo aquel que muere será resucitado por Dios en el futuro! Este entendimiento del estado actual de los muertos es mucho más consolador que las ideas no bíblicas y erróneas de una vida incorpórea en el más allá, en un supuesto estado de éxtasis o tormento.

Cuando alguien muere, la familia y amigos por lo general experimentan sentimientos de gran arrepentimiento y culpa por las cosas que hicieron o dijeron, o las cosas que no hicieron ni dijeron. Pero Dios no quiere que nos atormentemos con el pasado. Él quiere que nos arrepintamos de nuestros pecados y esperemos ansiosamente nuestra reunión en la próxima vida, cuando tendremos muchas oportunidades de sentarnos a conversar con nuestros seres amados.

- ¿Qué dice la Biblia acerca de lamentar la muerte de un ser amado?

“Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación” (Mateo 5:4).

Y las palabras de Pablo citadas anteriormente: “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza” (1 Tesalonicenses 4:13).

Es normal y saludable el sentir tristeza cuando perdemos la compañía de un ser querido. Aquellos que reprimen esa angustia en vez de expresarla sufren a la larga de más problemas emocionales. Pero el lamentar de forma saludable depende de aceptar la realidad de la muerte.

En la cultura humanística de hoy día, que está obsesionada con prolongar la vida humana, mucha gente evita prepararse para la muerte e incluso hasta hablar del tema. La gente utiliza eufemismos como “fallecer” porque siente que la palabra “morir” es un tabú. Una actitud de negación ante la muerte hace más difícil para las personas el vivir su luto, apoyarse mutuamente y sanar emocionalmente.

Aquellos que verdaderamente comprenden la Biblia también sienten y expresan angustia cuando sus seres queridos mueren, ya que los extrañan, pero no sienten temor ni desesperación porque su esperanza y fe les dan gran consuelo. Como se mencionó anteriormente, justo después de explicar acerca de la promesa de la resurrección, Pablo dijo: “Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras” (1 Tesalonicenses 4:18).

(Durante el tiempo de luto, es importante el evitar dos errores comunes. No trate de “ahogar sus penas” con alcohol o drogas. Y no descuide su sueño y la buena nutrición. El enfermarse solo aumentará enormemente su estrés).

- ¿Cómo seremos cuando seamos resucitados a la vida eterna?

“Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él. Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es. Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro” (1 Juan 3:1-3).

Tal como los hijos de los seres humanos también son humanos y pasan a formar parte de la familia de sus padres, los “hijos de Dios” llegarán a ser parte de la gloriosa familia de Dios. ¡“Seremos semejantes a él” (1 Juan 3:3)! En mini-estudios futuros hablaremos más acerca del regalo de vida eterna que Dios nos dará.

Aplique lo que ha aprendido ahora

Lea cuidadosamente todo el capítulo 15 de 1 Corintios, el “capítulo de la resurrección”. Medite profundamente acerca de lo que ha leído ¡Piense en grande! ¡Imagínese toda la eternidad extendiéndose frente a usted! Y después de que hayamos vivido por millones de años y miremos hacia atrás y veamos esta vida humana, ¡Piense en lo corta que parecerá!

Lea Romanos 8:18 y 2 Corintios 4:16-18 para que vea qué nos parecerán en ese entonces los sufrimientos de esta vida. ¡Veremos lo pequeño que fue el sacrificio de prepararse para el paraíso de la vida eterna!

Aprenda más acerca de lo que ocurre después de la muerte

A pesar de que muchos saben que la Biblia enseña que habrá una resurrección de los muertos, las creencias comunes acerca de ir inmediatamente al cielo o al infierno cuando uno muere han agregado gran confusión a este tema. ¡Pero las Escrituras son muy claras cuando vemos lo que realmente dicen en contraste con lo que tantos creen que dicen!

Los editores deLas Buenas Noticias han producido un folleto acerca de este tema, que abrirá sus ojos: ¿Qué sucede después de la muerte?  ¡Solicite o descargue su copia gratuita hoy!  BN

Compartir Compartir Compartir

Mas Información

Folletos relacionados

¿Qué sucede después de la muerte?

¿Qué sucede después de la muerte?

Este es uno de los grandes misterios de la vida: ¿Qué sucede después de la muerte? ¿Será la muerte el final absoluto de nuestra existencia, o seguiremos conscientes en otro lugar u otra condición? ¿Reencarnaremos como otra persona o como algún animal? ¿Volveremos a ver a los seres queridos que tanto extrañamos?

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading