Los judíos: Desde la dispersión hasta el actual Estado de Israel

En la época en que el profeta Mahoma estaba predicando los dogmas de la nueva religión islámica, los judíos, desde hacía casi cinco siglos, no habían tenido un territorio propio.

En la época en que el profeta Mahoma estaba predicando los dogmas de la nueva religión islámica, los judíos, desde hacía casi cinco siglos, no habían tenido un territorio propio. Se habían sublevado en contra de la dominación romana en el año 66 d.C., y después de cuatro años de lucha fueron derrotados y el templo de Jerusalén fue destruido.

Una rebelión posterior, de 132 a 135 (la rebelión de Bar-Kokhba), causó la destrucción total de Jerusalén. Sobre sus ruinas los romanos construyeron un pueblo nuevo que nombraron Aelia Capitolina. Los judíos tenían prohibido entrar, so pena de muerte. Ya no había una patria judía, y no sería hasta mediados del siglo xx que volvería a existir.

Muchos de los sobrevivientes de esas rebeliones huyeron de Judea hacia otras partes del Imperio Romano y más allá. Jerusalén estuvo bajo el dominio islámico del año 638 a 1917, a excepción de un corto período durante las cruzadas.

Esparcidos por todo el mundo, los judíos anhelaban volver a su tierra natal. Siendo perseguidos por gobiernos y por la iglesia romana, expulsados frecuentemente de algunas naciones donde habían podido asentarse y negados sus derechos en otras, el pueblo judío sufrió durante varios siglos.

Hacia finales del siglo xix, a medida que nacía el movimiento sionista, los judíos empezaron a regresar a su tierra natal. Ya en el ocaso del Imperio Otomano, los judíos que retornaban se unieron a sus compatriotas que habían permanecido en la región por siglos. Prosperaron y crecieron en número.

En 1917, después de la derrota de los turcos otomanos, la región quedó bajo el control de los ingleses. Ese mismo año el gobierno británico publicó la Declaración de Balfour, llamada así por el ministro inglés de Asuntos Exteriores Arthur Balfour, quien les había prometido a los sionistas una patria en Palestina. Mientras tanto, y con el afán de envalentonar a los árabes a rebelarse contra el gobierno de los turcos, quienes se habían aliado con los alemanes en la primera guerra mundial, los ingleses les ofrecieron la independencia y sus propias tierras, dos promesas que resultaron violentamente contradictorias.

Durante las tres décadas de administración británica, el pueblo judío en la región continuó creciendo y la población árabe lo veía como una amenaza cada vez más seria. Choques entre estos dos grupos étnicos se hacían más frecuentes. La resistencia judía en contra de la regencia británica y las incontrolables contiendas civiles condujeron a la retirada de los ingleses y a la división de Palestina por la Organización de las Naciones Unidas. En 1947 ese organismo propuso la resolución número 181, en la cual se pedía que el territorio palestino bajo el control británico fuera dividido en un estado judío y un estado árabe, y que Jerusalén fuera una ciudad internacional administrada por la ONU. La solución fue aceptada por los judíos de Palestina, pero rechazada por los árabes de la región y por todas las naciones árabes.

La noche del 14-15 de mayo de 1948 fue reconocida la nación judía de Israel, con una población de medio millón de habitantes. De inmediato fue atacada por los ejércitos de cinco naciones árabes: Líbano, Siria, Arabia Saudita, Jordania y Egipto. Israel obtuvo la victoria, pero habrían de venir décadas de violencia, con más guerras en 1956, 1967, 1973 y 1982. El resentimiento árabe por la existencia de Israel continúa sin resolución, y los israelíes viven inseguros en una región turbulenta y hostil.

La mayor parte del pueblo judío aún vive fuera del Estado de Israel, muchos en Europa, Rusia y los Estados Unidos.

Compartir Compartir Compartir

Mas Información

Ud. está viendo una página de

Desde Septiembre del año 2001, el terrorismo ha venido a ser una amenaza real para millones de personas en todo el mundo. Ese día de horror también hizo que el Cercano Oriente estuviera en primer plano de los noticieros del mundo entero.

Descargue todos los folletos

PDF

El tipo de archivo más común para leer digitalmente las publicaciones digitales es PDF (Formato Documento Portable). Es por eso que ofrecemos primeramente un archivo con toda la folletería a su alcance en este popular formato.
Formato PDF
 - (17MB archivo .zip)

ePUB

Cerca de 300 lectores digitales pueden leer un formato ePUB. Por eso tenemos disponible el formato probablemente más moderno ampliamente compatible con todas las plataformas. La ventaja del formato ePUB es la flexibilidad en su tamaño y presentación del texto a gusto del consumidor.
Formato ePUB
 - (7 MB archivo .zip)

Mobi

Finalmente en el formato Mobi que fue comprado por Amazon y compatible con muchas plataformas especialmente para las Kindle manteniendo la flexibilidad para agregar anotaciones, marcadores y correcciones personales.
Formato Mobi
 - (12 MB archivo .zip)

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading