Protección a los santos

La Biblia registra muchas maneras de las que Dios se valió para proteger a su pueblo en el pasado, pero no revela específicamente cómo, dónde o cuándo (ni tampoco a “quiénes”) protegerá en el tiempo del fin.

Vemos que los creyentes no son sacados de la Tierra durante la gran tribulación, pero Dios los protegerá durante este periodo de gran aflicción. La referencia más específica a la protección que Dios promete a su pueblo al fin de los tiempos se encuentra en Apocalipsis 12.

El versículo 14 dice: “Y se le dieron a la mujer (símbolo del Israel espiritual, en este contexto) las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo”. Los “tiempos” aquí denotan años: un tiempo (un año), más tiempos (dos años), más la mitad de un tiempo (medio año), lo que equivale a un total de tres años y medio, el periodo correspondiente a la gran tribulación y el día del Señor. Y note que la protección no se llevará a cabo en el cielo sino en el desierto, aquí en la Tierra.

Pero la historia no termina aquí. El contexto nos dice que al menos una parte del pueblo de Dios sufrirá persecución mientras él protege al resto de los fieles: “Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (17). Es posible que el resultado de esta persecución sea el martirio.

La Biblia registra muchas maneras de las que Dios se valió para proteger a su pueblo en el pasado, pero no revela específicamente cómo, dónde o cuándo (ni tampoco a “quiénes”) protegerá en el tiempo del fin. No obstante, podemos confiar en que él nos revelará lo que necesitamos saber en el momento indicado. Entretanto, debemos enfocarnos en prepararnos espiritualmente para el retorno de Cristo y el establecimiento del reino de nuestro Padre (Mateo 24:38-51).

Compartir Compartir Compartir

Ud. está viendo una página de

Los cristianos de todo el mundo anhelan el momento en que sus vidas comunes y corrientes sean interrumpidas para ser súbitamente arrebatados y llevados al cielo junto con Jesucristo. Este acontecimiento imprevisto no solamente los alejará de sus vidas cotidianas, sino que también los protegerá de la subsiguiente gran tribulación y los catastróficos problemas y destrucción que devastarán la Tierra.

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading