Preguntas y Respuestas: Fiestas Santas de Dios

Versión para impresora


P: A pesar de haber asistido a varias iglesias, jamás escuché hablar sobre las fiestas santas de Dios. Sin embargo, ahora que he aprendido sobre ellas, quiero guardarlas. ¿Qué debo hacer para celebrarlas correctamente?

R: La Palabra de Dios establece muy claramente que estas fiestas son muy especiales para él y que espera que su pueblo las observe. Como explicamos en nuestro folleto gratuitoLas fiestas santas de Dios: Esperanza segura para toda la humanidad,Jesucristo y la Iglesia primitiva guardaban el sábado semanal y los festivales anuales. Cada uno de ellos nos enseña acerca de nuestro Salvador y de su rol en el gran plan de salvación de Dios.

El sábado semanal es un día de reposo en el cual debemos abstenernos de trabajar. Tampoco debemos realizar nuestro trabajo acostumbrado en los días santos bíblicos, como se instruye en Levítico 23. Y aunque no se dan detalles específicos en cada caso, Dios le ordenó a su pueblo realizar servicios de adoración especiales durante esos días. Durante el sábado semanal y los días santos anuales tenemos “convocaciones santas” (v. 4).

Una “convocación santa” es una asamblea solemne ordenada por Dios. En la actualidad llevamos a cabo servicios de adoración que incluyen sermones e himnos cantados por la congregación, precedidos y seguidos de compañerismo cristiano. En los días santos, los mensajes se enfocan en diversos aspectos de las fiestas que se están observando y en ayudarnos a honrar a Dios. En algunos casos, varias congregaciones se reúnen en un lugar central para estas ocasiones especiales.

En este capítulo, la primera de las fiestas bíblicas anuales que se menciona después del sábado es la Pascua, que conmemora el sacrificio de Jesucristo por nuestros pecados para redimirnos de la muerte. En consecuencia, este periodo del año se aborda con una profunda introspección espiritual.

Celebramos la Pascua al atardecer del día 14 del primer mes del calendario hebreo, con un servicio basado en las instrucciones inspiradas del apóstol Pablo en 1 de Corintios 11:23-28 y los relatos contenidos en los cuatro evangelios.

Este solemne servicio que se inicia a la puesta del sol comienza con una breve explicación de su propósito, seguido por el lavamiento de pies (basado en el ejemplo y las instrucciones de Cristo en Juan 13). Luego, quien conduce el servicio explica los símbolos de la Pascua –el pan sin levadura y el vino–, que representan el cuerpo y la sangre de nuestro Salvador. Cada miembro bautizado de la Iglesia come un pequeño pedazo de pan sin levadura y bebe una pequeña porción de vino, que simbolizan el sacrificio que Cristo hizo por nosotros.

Al otro día del servicio de la Pascua comienza la Fiesta de los Panes sin Levadura. Esta fiesta de siete días comienza y termina con un sábado anual, en el que se realizan servicios. La Pascua es una fiesta, pero la Biblia no se refiere a ella como a un sábado. Por esto, se permite trabajar después de observar la ceremonia, especialmente porque es un día de preparación para el comienzo de la Fiesta de los Panes sin Levadura.

Las instrucciones que Dios nos entrega para celebrar la Fiesta de los Panes sin Levadura incluyen sacar de nuestro hogar toda la levadura y los productos que la contengan (alimentos preparados con levadura, bicarbonato de sodio o polvos de hornear), ya que durante esta semana la levadura simboliza el pecado. Tampoco comemos pan ni productos elaborados con levadura durante esta fiesta, ya que estamos obedeciendo las instrucciones de Dios (Éxodo 12:15-20; 1 Corintios 5:7-8). En cambio, durante estos días  comemos pan sin levadura. El significado espiritual de esta fiesta es vivir según el ejemplo de Cristo tomando el verdadero Pan de vida: evitar el pecado e interiorizando su justicia.

La tarde que da comienzo a la Fiesta de los Panes sin Levadura es un recordatorio especial de la salida de los hijos de Israel de Egipto, que representa nuestra liberación de la vida pecaminosa anterior. La Biblia lo llama “noche de guardar” (Éxodo 12:42). Las congregaciones se reúnen en casas o en otros lugares para tener una cena de compañerismo, que incluye conversación acerca del significado de esta noche.

El siguiente festival es la Fiesta de Pentecostés, un sábado anual que siempre cae en domingo, 50 días a partir de la Fiesta de los Panes sin Levadura. Luego, varios meses después, la Fiesta de Trompetas da inicio a los festivales de fin de año. En ninguna de estas fiestas debemos trabajar, ya que son santas convocaciones.

Para la siguiente fiesta santa, el Día de Expiación, Dios nos instruye “afligir” nuestro cuerpo por 24 horas. En otras escrituras se refiere a esto como ayunar,es decir, abstenerse de ingerir comida y líquidos durante todo un día (Levítico 23:27-29; Isaías 58:3, 5; Hechos 27:9). No se espera que los niños y aquellos que padezcan de problemas médicos ayunen de esta manera, ya que podría ser perjudicial para su salud.

La mayoría de los días santos son observados en congregaciones locales o, como se mencionó antes, en una reunión de varias congregaciones, con la excepción de la Fiesta de los Tabernáculos, que dura siete días, y del Octavo Día (también llamado Último Gran Día), que le sigue inmediatamente. Durante estas dos últimas fiestas, los miembros y sus familias se reúnen en lugares centrales en varias partes de Norteamérica, Latinoamérica y muchos otros países alrededor del mundo para celebrar por ocho días. Esta fiesta la observamos realizando servicios religiosos todos los días, y tenemos además la oportunidad de compartir con otras personas y de recrearnos en otras actividades después de los servicios. El primer y el Octavo Día son días santos, por lo tanto, no debemos realizar en ellos ningún tipo de trabajo.

Esta temporada de fiestas santas representa el reino venidero de Jesucristo sobre la Tierra, que será un tiempo de gran gozo espiritual y físico y para todos (Deuteronomio 14:26). Por lo mismo, alentamos a los participantes para que compartan durante las comidas y disfruten las atracciones del área con otros hermanos de la Iglesia. Nuestra celebración incluye programas y actividades para las familias, ancianos, niños, adolescentes y jóvenes adultos.

Si desea encontrar información acerca de cómo asistir a las convocaciones semanales y días santos anuales, por favor contáctese con el ministro de su área. Esta información la encuentra en iduai.org. Creemos que será beneficioso para usted reunirse con otras personas en los días santos que Dios nos ha dado.

Para una explicación más detallada de las fiestas y de por qué las guardamos, solicite o descargue de Internet nuestro folleto gratuito Las fiestas santas de Dios: Esperanza segura para toda la humanidad en iduai.org/folletos.   BN

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

Las Fiestas Santas de Dios

Las Fiestas Santas de Dios

El plan que Dios tiene para dar vida eterna a los hombres ha existido “desde la fundación del mundo”, y las fiestas santas nos enseñan ese extraordinario plan. En las páginas de este folleto podrá aprender acerca del fascinante propósito de cada una de las fiestas santas de Dios, así como de la maravillosa esperanza que encierran para toda la humanidad.

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading