¿Libres para elegir o libres del sufrimiento?

Si comprendemos claramente por qué Dios permite el sufrimien

Si comprendemos claramente por qué Dios permite el sufrimiento, debemos encarar otra importante pregunta. ¿Cómo es posible que tengamos libre albedrío y al mismo tiempo estemos libres del sufrimiento? Desesperadamente deseamos tener las dos cosas, pero ¿podemos tenerlas simultáneamente?

Si existe un ideal que prácticamente sea venerado en la cultura occidental, es la libertad. La libertad es el fundamento de nuestro sistema social. Muchas personas están dispuestas incluso a dar su vida por la libertad y la autodeterminación.

Dios mismo nos ha otorgado el libre albedrío como parte de su gran propósito. El Creador no nos presiona para que sigamos un camino en particular, sino que nos permite elegir el camino que vamos a seguir. En cuanto a la libertad de elección, Dios dijo lo siguiente al antiguo Israel: “A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida . . .” (Deuteronomio 30:19).

El escritor ruso Fiódor Dostoievski expresó apasionadamente lo que bien puede ser el concepto que ahora prevalece sobre el libre albedrío. En 1864, en sus Memorias del subsuelo, escribió sobre nuestra necesidad de autodeterminación: “El hombre necesita únicamente su libre albedrío, sin importar cuánto le cueste y adónde lo lleve”.

Pero ¿cuáles pueden ser las ventajas y las desventajas de nuestro libre albedrío? Debemos tener en cuenta que la libertad de elección permite que haya buenos resultados y que también haya malos resultados. El costo puede ser enorme, ya que nuestra elección puede tener consecuencias desastrosas.

A principios del siglo xx (así como ahora), las personas tenían plena libertad para tomar decisiones, y los dirigentes de varias naciones tomaron decisiones fatídicas. El orgullo, la terquedad, el miedo, el oportunismo estratégico, los enredos en alianzas políticas y militares, contribuyeron al inicio de la primera guerra mundial. Cuando las condiciones lo propiciaron, las naciones enemigas se encontraron atrapadas en un callejón sin salida, en una matanza interminable de sus jóvenes soldados. Lo mismo ha ocurrido a lo largo de la historia.

Pero dentro de todo este caos, la pregunta crucial no es si Dios está vivo y si escucha a los participantes, sino si ellos lo escuchan a él.

El apóstol Pablo resumió la condición de la humanidad: “Sus pies se apresuran para derramar sangre; quebranto y desventura hay en sus caminos; y no conocieron camino de paz. No hay temor de Dios delante de sus ojos” (Romanos 3:15-18). Lamentablemente, la destrucción, miseria, agonía y sufrimiento no recaen exclusivamente sobre aquellos que toman decisiones equivocadas. Muchas de las consecuencias de nuestras decisiones caen de una manera indiscriminada sobre seres inocentes. Personas que no tienen ninguna culpa pueden resultar lastimadas, y así sucede muy a menudo. No es raro que aquellos que nada tuvieron que ver con la toma de decisiones erróneas, sean los que más consecuencias nefastas sufran.

Moisés confirmó este principio: “El Eterno [es] tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos” (Números 14:18). Las consecuencias de algunos pecados se hacen sentir durante varias generaciones.

Las decisiones equivocadas del hombre son la causa de la mayor parte del sufrimiento que observamos en el mundo.

Compartir Compartir Compartir

Mas Información

Folletos relacionados

¿Por qué Dios permite el sufrimiento?

¿Por qué Dios permite el sufrimiento?

Si Dios es realmente un Dios de amor y misericordia, ¿por qué no hace algo? Algunos han llegado a la conclusión de que Dios simplemente no existe. La respuesta, sin embargo, es mucho más compleja. ¿Qué revela la Biblia sobre las causa del sufrimiento humano?

Ud. está viendo una página de

Muchas personas, tanto creyentes como agnósticas, ven las calamidades —ya sean personales, nacionales o globales— y se desesperan buscando respuesta a sus inquietudes. En esta lección estudiaremos cómo aborda la Biblia este enigma: ¿Por qué permite Dios el sufrimiento?

Descargar todas las lecciones

Descargue los 12 Cursos Bíblicos para estudiarlos en su computador. Los formatos disponibles se enlistan a continuación:

Formato PDF - (6.8 MB arhivo zip)

Formato ePUB - (pronto...)

Formato Mobi - (pronto...)

Acerca de los formatos ebook...
Los formatos ePUB pueden ser leídos por varios tipos de lectores ebook y tablets, incluyendo Apple iPad (iPhone & iPod Touch) Barnes & Nobles Nook (Nook Color), Samsung Galaxy Tab (using Kobo) and Sony Reader. Los Mobi booklets pueden ser leídos por e-readers y celulares incluyendo Amazon Kindle, Cybook, iRex Digital Reader, iLiad, Hanlin y BeBook. Descargar lector Mobipocket para celulares (Blackberry, Windows Mobile, Symbian & sistemas operativos Palm).

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading