Siguiendo las huellas de un dios diferente

Versión para impresora


Pablo explicó que, debido a la influencia de Satanás sobre la humanidad, la mayoría de las personas no creen la verdad de la Biblia

La Biblia muestra claramente que las civilizaciones y sociedades se encuentran bajo la influencia de Satanás. El apóstol Juan escribió que “el mundo entero está bajo el maligno” (1 Juan 5:19). Satanás ha engañado al mundo entero por medio de su influencia (Apocalipsis 12:9). La totalidad de la civilización humana ha sido seducida por este astuto ser, quien utiliza engaños persuasivos y mentiras sutiles.
 

Como resultado, el hombre ha experimentado miles de años de angustia, miseria y sufrimiento. Engañados por sus mentiras, los seres humanos han adoptado el camino de vida de Satanás, en lugar del camino de vida de Dios. El resultado de seguir el camino de Satanás, que debido a sus engaños aparece atractivo y natural a casi todas las personas, es previsible: “Hay camino que al hombre le parece derecho, pero su fin es camino de muerte” (Proverbios 14:12; 16:25).

Este engaño es tan completo, tan insidioso, que la Biblia llama a Satanás “el diosde este siglo” (2 Corintios 4:4). El apóstol Pablo, quien escribió originalmente sus epístolas en griego, lo identifica en dicho idioma como theos(el dios, aquel que es adorado) de este eon(esta era, este periodo de la historia).

Tal es la magnitud de la influencia de Satanás sobre la humanidad, que ha logrado que la mayor parte de ella lo siga sin darse cuenta y lo adore como su dios. ¡Esta es la sorprendente verdad que se revela en la Biblia! Entender esta realidad nos ayuda a explicar muchas de las increíbles paradojas que vemos a
nuestro alrededor.

Pablo explicó que, debido a la influencia de Satanás sobre la humanidad, la mayoría de las personas no creen la verdad de la Biblia. No entienden el evangelio –las buenas noticias– del plan que Dios tiene para los seres humanos. Así lo expresó en 2 Corintios 4:3-4: “Pero si nuestro evangelio está aún encubierto, entre los que se pierden está encubierto; en los cualesel dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios”.

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

¿Existe realmente el Diablo?

¿Existe realmente el Diablo?

Durante las últimas décadas la humanidad ha adquirido la horripilante capacidad de exterminar todo vestigio de vida en nuestro planeta. ¿Por qué hay tanto conflicto, violencia y maldad en nuestra civilización? ¿Dónde podemos encontrar la respuesta?

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading