Décimo mes: Excelencias de la sabiduría

La vida nos ofrece una completa ilustración de esta verdad. Una noche de diversión en la ciudad puede provocar que uno viva en la oscuridad toda su vida, soportando alguna enfermedad y tal vez hasta que tenga que enfrentarse a la muerte.

Participar aun en cosas que no son sabias puede causarle mucho daño a un hombre que es tenido en alta estima por su sabiduría. Cuando un gobernante castiga al hombre sabio, éste no llegará a estar demasiado exasperado y menos desequilibrado, sino que se mantendrá en calma, permaneciendo en su lugar. Sin embargo, en el mundo, la falta de sabiduría ha sido colocada en muchos puestos encumbrados, y algunas veces las cosas están precisamente al revés de cómo debieran estar. Una vez más, el hombre sabio se mantendrá en calma, será cauteloso y practicará la sabiduría para tener éxito. La lección que nos da Jesucristo es muy importante al respecto: “He aquí, yo os envío como a ovejas en medio de lobos; sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como palomas” (Mateo 10:16). De otra manera, el sabio disipará sus energías sin resultado. El sabio también hablará con tacto y con juicio. Los necios, al contrario, hablan sin restricción y causan problemas, lo cual es una locura calamitosa para ellos mismos. Después, Salomón muestra el peligro del fruto ruinoso, incluso para los gobernantes, como resultado de haber seguido un mal consejo, al comer y beber con fines propios.

También Salomón recalca la insensatez por invocar el mal contra un gobernante, incluso cuando uno cree que no está siendo escuchado. Por esa razón, es preciso usar siempre nuestra lengua de manera correcta a fin de evitar problemas. “Entonces uno de los siervos dijo: No, rey señor mío, sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu cámara más secreta” (2 Reyes 6:12). También el libro de Proverbios dice “El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustias” (Proverbios 21:23). Otro principio que Salomón trata es el daño que se puede hacer cuando uno está en una posición de gran autoridad y se desvía. Dice: “Mejor es la sabiduría que las armas de guerra; pero un pecador destruye mucho bien.” “Las moscas muertas hacen heder y dar mal olor al perfume del perfumista; así una pequeña locura, al que es estimado como sabio y honorable” (9:18; 10:1). Eso mismo ha sucedido con muchos hombres de bien, como el caso del pecado del rey David que le costó tanto y donde Dios le dijo que la espada no se habría de apartar de su casa. Algo parecido ocurrió con la apostasía de Salomón que arruinó el Reino unido de Israel.

Todos estos ejemplos constituyen una advertencia de parte de Dios para evitar cualquier descuido personal, especialmente cuando uno ocupa un alto puesto. Por eso, siempre debemos tener presente las consecuencias negativas las cuales casi siempre serán mucho mayores. La vida nos ofrece una completa ilustración de esta verdad. Una noche de diversión en la ciudad puede provocar que uno viva en la oscuridad toda su vida, soportando alguna enfermedad y tal vez hasta que tenga que enfrentarse a la muerte. La vida real nos da testimonio de esas experiencia, porque varias personas han manifestado su amargura por no haber podido rectificar un error, una acción sola que malogró el resto de sus vidas.“Si muerde la serpiente antes de ser encantada, de nada sirve el encantador” (10:11).

No importa todos los estudios que uno haya hecho si al final, no se produce los resultados deseados. La teoría debe ser combinada con la práctica para obtener buenos frutos. No hay que dejarse impresionar por las teorías astutas, o los vendedores que a uno le prometen el cielo y las estrellas con lo que venden, pero que no se ve nada en la práctica. Salomón escribe: “¡Ay de ti, tierra, cuando tu rey es muchacho y tus príncipes banquetean de mañana!  Por el placer se hace el banquete, y el vino alegra a los vivos; y el dinero sirve para todo” (10:16,19). Si los gobernantes festejan en lugar de juzgar, habrán serios problemas debido a una mala administración.

Ciclo hidrológico: Invierno y frío máximo. Muy lluvioso Esdras 10:9. Nieve en las montañas.

Cosecha de la temporada: Zonas verdes en las tierras bajas. Cereales, aparecen las flores.

Nombre del mes:  Tevet (bondad y virtud)  Ester 2:16

Tebet 2017-2018

9 Conmemoración de la muerte del sacerdote Esdras.

10 Comienzo del sitio de Jerusalén en 589 A.C. por Nabucodonosor 2 Reyes 25:1.  Cuarto ayuno nombrado por Zacarías.

28 Expulsión de los Saduceos y la introducción de los Fariseos en el Sanedrín, en los días del rey Alejandro Janeo.

Compartir Compartir Compartir

Ud. está viendo una página de

Palabras del Predicador, hijo de David, rey en Jerusalén. Vanidad de vanidades, dijo el Predicador; vanidad de vanidades, todo es vanidad. ¿Qué provecho tiene el hombre de todo su trabajo con que se afana debajo del sol? Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento; Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala (Eclesiastés 1:3; 12:1, 13,14).

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading