Décimo segundo mes: Salmos de gloria

Por fin ingresamos a la etapa final de los Salmos que comprenden los himnos de alabanza a Dios en medio del gozo y alegría de las naciones.

Estos Salmos encierran los capítulos 135 al 150. Todo ser humano que haya sido salvo a traves de Jesucristo, cantará en medio de gran gozo y alegria, mostrando total agradecimiento por su liberación final, cuando todos se encuentren purificados, limpios y preparados para su maravilloso encuentro con Dios Padre quién descenderá del tercer cielo.

“Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo:  He aquí, Yo hago nuevas todas las cosas... y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me mostró la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios" (Apocalipsis 21:3-5; 10). “La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera. Y las naciones que hubieren sido salvas andarán a la luz de ella; y los reyes de la tierra traerán su gloria y honor a ella” (Apocalipsis 21:23-24).

¿Y que haran las naciones entonces? Le cantarán a Dios a viva voz: “Alabad al Eterno, porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia. Alabad al Dios de los dioses, porque para siempre es su misericordia. Alabad al Señor de los señores, porque para siempre es su misericordia. Al único que hace grandes maravillas, porque para siempre es su misericordia” (Salmos 136:1-5).

Los himnos de gratitud por la salvación de toda la humanidad se dejarán escuchar: “Te alabaré con todo mi corazón; delante de los dioses te cantaré salmos. Me postraré hacia tu santo templo, y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad; porque has engrandecido tu nombre, y tu palabra sobre todas las cosas... te alabarán, oh Eterno, todos los reyes de la tierra, porque han oído los dichos de tu boca. Y cantarán de los caminos del Eterno, porque la gloria del Eterno es grande. Porque El Eterno es excelso, y atiende al humilde” (Salmos 138:1-2; 4-6a). La alabanza universal no se dejará esperar: “Te exaltaré, mi Dios, mi rey, y bendeciré tu nombre eternamente y para siempre... grande es El Eterno, y digno de suprema alabanza; y su grandeza es inescrutable. Generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus poderosos hechos. En la hermosura de la gloria de tu magnificencia, y en tus hechos maravillosos meditaré” (Salmos 145:1,3-5).

He aquí el cántico que culmina la alabanza de la humanidad hacia Dios, cuando no solo Israel y la Iglesia sean hijos convertidos de Dios, sino que todas las naciones que hayan sido salvas después del Juicio final delante del trono Blanco, como cumplimiento de la promesa final de la gran cosecha de almas, cantaran con voz de júbilo diciendo: “Alabad a Dios en su santuario; alabadle en la magnificencia de su firmamento. Alabadle por sus proezas; alabadle conforme a la muchedumbre de su grandeza. Alabadle a son de bocina; alabadle con salterio y arpa. Alabadle con pandero y danza; Alabadle con cuerdas y flautas. Alabadle con címbalos resonantes; alabadle con címbalos de júbilo. Todo lo que respira alabe a JAH. Aleluya” (Salmos 150:1-6).

Entonces tal vez Dios mismo responderá a su familia real: ¡Bienvenidos! pueblo mío y creación mía, en paz venis, traéis paz y la paz sea con vosotros. Amen.

¡Que Dios permita que seamos parte de ese mavavillo, extraordinario y único Gran día!

Ciclo hidrológico:Truenos y granizo frecuentes. Lluvias tardías. Jeremías 3:3

Cosecha de la temporada: Florecen los algarrobos. La cebada madura en Jericó. Cosecha de frutos cítricos en los llanos.

Nombre del mes: Adar (glorioso, magnífico) Esdras 6:15; Ester 3:7, 13; 8:12; 9:1.

Adar 2012

3) Conclusión del Segundo Templo durante el año 515 AC. Esdras 6:15

7) Conmemoración de la muerte de Moisés el año 1403 AC., a la edad de 120 años. Deuteronomio 34:7

13) Conmemoración de la Fiesta Nacional judía de las suertes (purim) (Celebrado en 14 y 15 de Adar 473 AC.) Ester 9:17, 21-28

Compartir Compartir Compartir

Ud. está viendo una página de

“Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi salvación. Sólo él es mi roca y mi salvación; él es mi protector. ¡Jamás habré de caer! Dios es mi salvación y mi gloria; es la roca que me fortalece; ¡mi refugio está en Dios! Confía siempre en él, pueblo mío; ábrele tu corazón cuando estés ante él. ¡Dios es nuestro refugio!” (Salmos 62: 1-2, 7-8, Nueva Versión Internacional)

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading