Décimo primer mes: Salmos y el Último Gran Día

Es bien conocido por nosotros que el Último y Gran Día tiene un especial propósito para Dios porque a través de él, Dios ofrecerá vida eterna a toda la humanidad.

Por eso estamos seguros de que la gran mayoría de la humanidad que vivió y murió sin conocer al verdadero Dios, de ninguna manera está perdida. Dios es un ser espiritual perfecto, grandioso, justo y misericordioso y ama a toda su creación. No en vano el apóstol Pablo dice que Dios: “quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad” (1 Timoteo 2:4).

En aquel Último Gran Día de la fiesta, seis meses antes de su crucifixión y muerte, Jesucristo poniéndose de pie clamó en medio del pueblo, diciendo “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva” (Juan 7:37-38). Por la misma razón, el apóstol Juan cierra el último libro de las Escrituras con estas palabras “El Espíritu y la Esposa dicen: Ven. Y el que oye, diga: Ven. Y el que tiene sed, venga; y el que quiera, tome del agua de la vida gratuitamente” (Apocalipsis 22:17). ¿Y cómo reaccionará la humanidad cuando entienda que Dios les está ofreciendo vida eterna a traves de su Santo Espíritu?

“De lo profundo, oh Eterno, a ti clamo. Señor, oye mi voz; estén atentos tus oídos a la voz de mi súplica. JAH, si mirares a los pecados, ¿Quién, oh Señor, podrá mantenerse? Pero en ti hay perdón, para que seas reverenciado" (Salmos 130:1-4). “Eterno, no se ha envanecido mi corazón, ni mis ojos se enaltecieron; ni anduve en grandezas, ni en cosas demasiado sublimes para mí. En verdad que me he comportado y he acallado mi alma como un niño destetado de su madre; como un niño destetado está mi alma... desde ahora y para siempre” (Salmos 131:1-3).

Al ser resucitada a la vida física, la humanidad entera tendrá por fin, su primera oportunidad de conocer a Dios para recibir el don de la vida eterna. Ellos también serán juzgados según sus obras y sus nombres también serán registrados en el Libro de la Vida y miles de millones se volverán inmortales. Entonces ellos dirán: ”Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, y entretejido en lo más profundo de la tierra” (Salmos 139:13-15).

Ellos también compenderán que “El principio de la sabiduría es el temor del Eterno; buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos; su loor permanece(rá) para siempre” (Salmos 111:10). Los santos ya mil años antes transformados espiritualmente en Dios, serán una parte esencial para enseñar, instruir en justicia y apoyar el proceso de salvación del resto de la humanidad. “Bien que os dará el Señor pan de congoja y agua de angustia, con todo, tus maestros nunca más te serán quitados, sino que tus ojos verán a tus maestros” (Isaías 30:20). “Generación a generación celebrará tus obras, y anunciará tus poderosos hechos. En la hermosura de la gloria de tu magnificencia, y en tus hechos maravillosos meditaré. Del poder de tus hechos estupendos hablarán los hombres, y yo publicaré tu grandeza. Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad, y cantarán tu justicia” (Salmos 145:4-7). “Cercano está El Eterno a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras. Cumplirá el deseo de los que le temen; Oirá asimismo el clamor de ellos, y los salvará” (Salmos 145:18-19).  Demos gracias a Dios.

Ciclo hidrológico: El frío tiende a disminuir. Continúa la época lluviosa.

Cosecha de la temporada: Florecen los almendros. Las higueras echan sus brotes.

Nombre del mes: Shebat (vara, bastón de mando, cetro, retoño del almendro) Números 17:8; Zacarías 1:7; Hebreos 9:4

Shebat 2012

4) Día de memoria de los ancianos que sucedieron a Josué, cuya muerte fue el año 1378 AC., a la edad de 110 años. Jueces 2:8.

15) Las hijas de Silo salieron a bailar y son arrebatadas por los hijos de Benjamín Jueces 21:21.

23) Conmemoración de la división entre Benjamín y las otras tribus Jueces 20:14.

Compartir Compartir Compartir

Ud. está viendo una página de

“Sólo en Dios halla descanso mi alma; de él viene mi salvación. Sólo él es mi roca y mi salvación; él es mi protector. ¡Jamás habré de caer! Dios es mi salvación y mi gloria; es la roca que me fortalece; ¡mi refugio está en Dios! Confía siempre en él, pueblo mío; ábrele tu corazón cuando estés ante él. ¡Dios es nuestro refugio!” (Salmos 62: 1-2, 7-8, Nueva Versión Internacional)

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading