Dios con nosotros

Posteado el 4 March, 2014


Fuente: Alejandra Alcavil

Luego de haber resucitado, nuestro Señor Jesucristo entregó a sus discípulos la comisión de preparar un pueblo y predicar el evangelio, tal y como señala Mateo 28:19-20 y que además, es el lema de nuestra Iglesia.

De esta manera, Cristo nos encomendó la tarea más noble que, como sus genuinos seguidores, debemos cumplir. Actualmente, la Iglesia predica el evangelio a través de sus ministros, en sus sermones de los días santos, mediante seminarios que se realizan periódicamente, a través de la literatura de la Iglesia, el programa de televisión llamado Beyond Today, y por medio de sus miembros, a través del buen ejemplo que damos en nuestra vida cristiana.

Sin perjuicio de lo anterior, y junto a la labor de predicar el evangelio y de preparar un pueblo, Jesús nos deja la herramienta más poderosa para que podamos llevar a cabo este cometido. Y es lógico, pues Dios nunca nos mandaría a hacer algo sin darnos lo necesario para conseguirlo. Cristo nos asegura que él permanece en nosotros, a través de su Santo Espíritu.

Se trata de un punto importante que no podemos pasar por alto, pues a través de él, siempre lo tendremos como nuestro guía y apoyo. Nada puede salirnos mal, porque él está con nosotros y nosotros con él, ¡porque es Dios!, y sabemos que él jamás nos va a fallar. Si él dijo que permanecería con sus hijos fieles, es porque así será. Nosotros siendo aún seres humanos, podemos negar a Dios, incluso hasta molestarnos o alejarnos de él. Pero Dios siempre permanece paciente y amoroso, esperando un cambio positivo en cada uno de sus hijos. Él nos asegura que no nos abandonará, y ciertamente no lo ha hecho, ni lo hará.

Cuando nuestro Señor resucitó, hizo un compromiso motivador y consolador, debido a su eterno poder, (ya que como Dios, no necesita nada nuestro, pero sí lo hace, es por su gran misericordia), como una prueba de su gran amor, apoyo y protección que nos brinda en cada paso que emprendemos junto a él. Si estamos sanos, si tenemos familia, amigos, vida, es gracias a él, por eso, nunca olvidemos de hacer nuestras las palabras de Jesucristo, cuando dijo: “Y he aquí yo estoy con vosotros, todos los días, hasta el fin del mundo”.



Los blogs no están en revisión por un comité doctrinal de la Iglesia de Dios Unida. Este posteo es la opinión personal del autor y no debe considerarse oficial por la Iglesia de Dios Unida. Si tiene alguna pregunta puede escribir un correo directamente info@iduai.org.

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading