¿Cuán cerca estamos de una extinción nuclear?

Posteado el 27 April, 2017


Fuente: ©Victor Kubik

Mi esposa Bev y yo hemos tenido el privilegio de servir y ayudar a aliviar a personas que han sido afectadas por accidentes nucleares en diferentes partes del mundo, como por ejemplo en Chernobyl, Ucrania, y en Fukushima, Japón.

Ambos fueron episodios involuntarios. Uno, como resultado de un error de ingeniería, el otro como resultado de un terremoto.

Desde 1996, hemos trabajado directamente con un centro de rehabilitación de niños a unos 30 kilómetros al este de Chernobyl, junto a un equipo especial de pediatras que han dedicado sus vidas a ayudar a una generación de niños devastados por la tiroides y otros tipos de cáncer. Hemos desarrollado una estrecha relación familiar con ellos.

Unos primos, que viven a unos cientos de kilómetros de Chernobyl, fueron designados como "Niños Chernobyl" por el gobierno de Ucrania y calificaron para ciertos tipos de ayuda. Trabajar con víctimas de accidentes nucleares ha tenido un profundo efecto en nosotros. Este fue uno de los factores que llevó a la formación de LifeNets International, una organización humanitaria sin fines de lucro que ha apoyado a las víctimas del desastre nuclear de Chernobyl durante los últimos 20 años.

El demonio nuclear ha tocado muchas otras áreas, incluyendo la fuga nuclear de Fukushima hace sólo unos años en 2011. ¿Sabía usted que más de 600 toneladas de combustible radiactivo derretido de tres reactores de Fukushima nunca se han tenido en cuenta? LifeNets ha sido capaz de proporcionar ayuda a las víctimas de este desastre masivo, que se estima tomará más de 30 años para limpiarse completamente.

Entre las armas existentes, los accidentes nucleares y los nuevos desarrollos, no hace falta mucho para creer que estamos en una época que potencialmente terminará en la extinción nuclear -la posible aniquilación de toda vida humana. Podemos negarlo, pero está ahí, frente a todos nosotros que somos parte de la raza humana.

Por favor, Continúe leyendo: Hay buenas noticias al final de este blog

La geología típicamente no capta nuestra atención, pero recientemente obtuvo la mía. Si realmente es verdad lo que algunos científicos afirman, la humanidad ha entrado oficialmente en una nueva "época". Esta nueva época tiene algunas cualidades seriamente fatídicas. Estas cualidades incluyen lo que algunos llaman el sexto período de extinción de la Tierra.

El Congreso Geológico Internacional ha declarado que estamos viviendo en la Época Antropocénica ("Antropo" significa "humano" y "cenica", "nuevo"). ¿Qué es tan inusual en esto? Esta es la primera edad geológica, o época, que ha sido causada únicamente por los seres humanos. Todas las otras eras geológicas han sido provocadas por cambios importantes de causas naturales.

Mientras que ahora, hay numerosos "cambios globales sincrónicos" sorprendentes (cosas similares que suceden todo al mismo tiempo a lo largo del mundo) que han llevado a esta designación, el punto de partida notable de esta nueva era geológica comienza con la primera  Detonación nuclear hecha por el hombre hace unos 70 años.

La impresionante prueba de 1945 del nuevo armamento nuclear en Trinity, Nuevo México -un pequeño petardo atómico según los estándares actuales de la megatona- dejó distintos nuclides de radio que rodearon la tierra. Las lluvias de esa explosión comparativamente pequeña no terminaron hasta 1951.

Por supuesto, los restos radiactivos y los desechos radiactivos de las más de 2.000 explosiones posteriores de ensayos nucleares entre 1951-1980 por la ex Unión Soviética, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China, India y Pakistán han dejado potentes señales y rastros que durarán por muchos miles de años.

La nueva era geológica también refleja lo que muchos científicos temen es un momento acelerado de extinción de especies, particularmente en el océano. Ya sea por deforestación, contaminación, cambio climático natural o provocado por el hombre u otras causas, los tipos de plancton crítico ya han desaparecido. Muchos científicos están viendo cómo los hermosos arrecifes de coral mueren en todo el mundo. Ellos temen que estos crecimientos intrincados estén condenados y nunca vuelvan. Al mismo tiempo innumerables toneladas de basura de plástico y  basura artificial se puede encontrar en todos los siete mares, ganándose su propia designación: "technofossils".

A principios de mayo de 2016, el presidente Barack Obama inició una visita histórica al sitio de ataque atómico de Hiroshima en Japón. Fue la primera visita de un presidente de los Estados Unidos.

Lo más irónico, incluso inquietante, fue el hecho de que durante esa visita el Presidente Obama fue acompañado por el llamado "fútbol nuclear", la bolsa de emergencia que lleva los códigos de comando secreto para lanzar armas nucleares devastadoras. Si estas armas estadounidenses fueran lanzadas, igualarían el poder de 22.000 explosiones nucleares de Hiroshima.

De pie en el memorial del ataque nuclear estadounidense contra Japón, el presidente Obama tuvo literalmente el poder de lanzar más de 1.000 armas que alcanzarían sus objetivos en unos 30 minutos. Y eso sin contar el temible poder de una respuesta nuclear de represalia de Rusia u otros.

¿Una media hora hasta el fin del mundo?

Como comentó un comentarista de la revista “Defense One” sobre la visita del presidente Obama: "Este es un nivel de poder destructivo. Si alguna vez se ejerciera, acabaría con la civilización humana".

Nos guste o no, ese es el mundo en el que usted y yo vivimos.

La buena noticia es que nuestro Dios misericordioso nos ha proporcionado una esperanza real y segura. En medio del horror de enfrentarnos a esta realidad tecnológica nuclear, tenemos la inquebrantable promesa de que Dios no permitirá que la humanidad se aniquile a sí misma. Nuestro Dios se mueve con propósito deliberado. La humanidad ha ejercido cada vez más su libre albedrío colectivo para tratar de conducir sus asuntos con impunidad, ignorando la preciosa y poderosa palabra de Dios: la Biblia.

El resultado final, ayudado y fomentado por una fuerza maligna sobrenatural, conducirá al mundo hasta el precipicio. Mientras la humanidad mira hacia el abismo de la extinción nuclear, Dios -a través de nuestro Salvador y el venidero Rey Jesucristo- intervendrá en el último momento. ¡La humanidad sobrevivirá! Lea por sí mismo en el contexto de esta nueva Época Antropocénica: "Porque entonces [en un tiempo justo] habrá gran angustia, sin igual desde el principio del mundo hasta ahora, y nunca será igualado de nuevo" (Mateo 24: 21, Nueva Versión Internacional).

Esta "gran angustia" -también llamada Gran Tribulación- tendrá un alcance global. Nadie quedará intacto. Y esta "gran angustia" arrojaría a la humanidad a un olvido sin esperanza, si nuestro Dios todopoderoso no intercediera. Mientras Mateo continúa: "Si esos días no hubieran sido cortados, nadie sobreviviría, pero por el bien de los elegidos esos días serán acortados" (Mateo 24:22).

Estas son las palabras -la inquebrantable promesa- de Jesucristo mismo.

Sí, la nueva Época del Antropoceno será de corta duración. Será disuelta en una nueva época eterna, llamada ¡El Reino de Dios! No temamos a ninguna Época antropocénica hecha por el hombre. En lugar de eso, como Jesús dijo: "Cuando estas cosas empiecen a suceder, levántate y levante tus cabezas, porque está cerca tu redención... aun así, cuando ves estas cosas sucediendo, sabes que el Reino de Dios está cerca "(Lucas 21: 28-31, Nueva Versión Internacional).

Fuente: UCG.org



Los blogs no están en revisión por un comité doctrinal de la Iglesia de Dios Unida. Este posteo es la opinión personal del autor y no debe considerarse oficial por la Iglesia de Dios Unida. Si tiene alguna pregunta puede escribir un correo directamente info@iduai.org.

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

Usted puede entender la Profecía Bíblica

Usted puede entender la Profecía Bíblica

¿Por qué hay tanta incertidumbre en nuestro mundo? ¿Acaso tenemos que vivir en la ignorancia de lo que nos depara el futuro? ¿Dónde podemos encontrar las respuestas? La realidad es que éstas han estado a nuestro alcance por muchos siglos. Se encuentran en las páginas de la Biblia, un libro verdaderamente único entre toda la literatura universal.

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading