Aléjate de tu pantalla

Posteado el 13 May, 2014


Fuente: Rudy Rangel

Recientemente lo noté y ha pasado más de una vez. Estaba pasando tiempo con mi hija. Ella estaba montando su bicicleta en la entrada de nuestra casa. Pero yo no me encontraba ahí sino en mi teléfono. Claro, le tome una foto, la “tuiteé” y se la mandé por mensaje instantáneo a sus abuelos.

Pero, yo no estaba disfrutando de ese momento especial, compartiendo su alegría mientras ella superaba el miedo a su bicicleta de “niña grande”. Ahí estaba, mi bella hija montando su bicicleta y yo absorto en mi pantalla. Momentos perdidos.

Un artículo reciente apareció en mi bandeja de novedades de la revista NPR acerca de un café en Vermont que había prohibido las laptops. Comenzó como una decisión fiscal, ya que cuando llegaban nuevos clientes al establecimiento, las mesas estaban ocupadas por alguna persona que trabajaba en su computadora y no dejaban asientos disponibles. Pero la dueña, Jodi Wahlen, dijo que no se trataba solo de dinero.

“Entrar a un lugar y ver a personas viendo sus pantallas con una mirada en blanco, le quita el aspecto de comunidad al hecho de estar en un lugar con otras personas”. Estoy seguro que ustedes han presenciado el mismo escenario en alguna cafetería. Es silencioso, sin nadie hablando. Solo el cliqueti-clac del teclado disperso alrededor de esas islas remotas – las mesas del lugar. Una cafetería con prohibición de computadoras tendrá vida y el bullicio de personas compartiendo juntas construirá relaciones.

Somos más sociales que nunca, podrían ustedes decir. Pero mientras somos muy sociales en las redes sociales digitales, éstas podrían quitarnos las conexiones personales de la vida real. Yo lo noté cuando estaba pasando tiempo precioso con mi hija. Ella es un regalo de Dios.

“He aquí, herencia del Eterno son los hijos; cosa de estima el fruto del vientre” (Salmos 127:3).

Pasar tiempo de calidad con nuestros hijos es una oportunidad fugaz. Aléjate de tu pantalla y disfrútalos. Pasa tiempo de calidad con las personas que te rodean también. Las redes sociales y las pantallas siempre estarán ahí. Los momentos de la vida real no.

Fuente: ucg.org



Los blogs no están en revisión por un comité doctrinal de la Iglesia de Dios Unida. Este posteo es la opinión personal del autor y no debe considerarse oficial por la Iglesia de Dios Unida. Si tiene alguna pregunta puede escribir un correo directamente info@iduai.org.

Compartir Compartir Compartir

Mas Información

© 1995-2018 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading