Estados Unidos en el eje de la historia

Versión para impresora

Estados Unidos y el mundo siguen haciendo frente a cambios rápidos y estresantes. ¿Va a estar preparado para lo que viene o lo va a tomar desprevenido?

See video


[Darris] Esa mañana, martes de septiembre, sufrimos la peor pérdida de vidas en suelo estadounidense desde el ataque japonés a Pearl Harbor. ¿Qué hemos aprendido desde ese día? ¿Cuál es el estado del país y del mundo? ¿Somos conscientes de las lecciones más importantes de este evento?

En el programa de hoy, veremos lo que Dios quiere que Estados Unidos, y todos nosotros aprendamos en este momento crítico de su historia. Únase a nosotros para un vistazo a "Estados Unidos en la Bisagra de la Historia".

Cada generación tiene sus momentos decisivos. Para la generación de la Segunda Guerra Mundial, fue el ataque sorpresa a Pearl Harbor. Para otros, fue el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963. En nuestro tiempo, fue el ataque del 11 de Septiembre, contra Nueva York y Washington, que sumieron al país en una guerra global contra el terrorismo.

Los ataques del 9/11 han definido más de una década de experiencia americana. Cada año en su aniversario, los memoriales se llevan a cabo, los muertos son recordados y el país toma nota de lo que significaba ese evento.

Recuerdo bien el día. Como millones lo recordarán. No podía creer lo que vi en la pantalla del televisor. El colapso de las torres gemelas del World Trade Center. El agujero dejado en las paredes del Pentágono en Washington. Y los restos del vuelo 93 de United en el campo de Pennsylvania donde se estrelló, un testimonio conmovedor de los valientes pasajeros que impidieron que los terroristas mataran a más gente inocente. Fue un día surrealista, que desafió la creencia, mientras se veía su desarrollo.

Tras la desgracia, la mayoría del mundo se reunió en un breve momento de reflexión. Los líderes mundiales se comprometieron a apoyar a rastrear y encontrar a los líderes del ataque. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, fue uno de los primeros en llamar al presidente Bush.

Los estadounidenses de todo el país se reunieron en Nueva York para apoyarse, que incluía desde sus condolencias y oraciones, hasta el apoyo técnico para escudriñar los escombros del World Trade Center en busca de sobrevivientes. Nueva York no ha sido a menudo un objetivo de simpatía, pero en ese día, los ciudadanos fueron abrazados por todos los estadounidenses.

En la escalinata del Capitolio en Washington, senadores y diputados estaban esa noche, y cantaron juntos "Dios Bendiga América”.

Ese día la política partidista fue de menor importancia al sufrimiento de la nación.

Pocos días después del ataque, un servicio de oración se celebró en la Catedral Nacional en Washington, DC.  El liderazgo de la nación, tanto políticos como militares, rezaron y cantaron en recuerdo. Se podían ver los rostros de los soldados de los planes de los ataques que vendrían al enemigo. Se ofrecieron oraciones por todas las confesiones importantes - incluyendo el Islam.

Vi el servicio en la televisión. Escuche con atención. Yo estaba buscando algo muy importante, lo que yo sabía iba a ser la verdadera clave de todo el drama nacional que estábamos experimentando. Esperaba oir un llamado al arrepentimiento; un claro llamamiento a la nación para admitir sus defectos, sus pecados morales, éticos y espirituales. Escuchar una llamada clara motivándonos a cambiar, utilizando esta calamidad nacional como un llamado de atención, y clamar al Dios de Abraham, para el perdón. Escuchar un llamado a la justicia a correr fluyentemente “como una poderosa corriente" (Amos 5:24)

He escuchado, pero no llegó. Hubo palabras de consuelo, pero ninguna clara llamada al arrepentimiento. [sonido de video].

Sólo un líder religioso utilizó la palabra, y pidió un cambio de nuestras costumbres. Pero fue sólo una referencia de pasada, nada más.

Ese era un momento de la historia, una oportunidad para un pueblo a caer de rodillas frente el Dios del cielo y buscar Su guía divina y liberación. Pero no fue así. O, hubo un breve resurgimiento de la observancia religiosa. La asistencia a la iglesia subió en las semanas después del 9/11. Pero con la misma rapidez volvió a los mismos niveles históricamente bajos que antes del evento, y ha seguido más o menos igual al día de hoy.

No hemos aprendido la lección que Dios quiere que aprendamos de este evento. La lección singular es el arrepentimiento.

En los tiempos de Cristo, hubo dos grandes tragedias que conmocionaron a todos ellos.

Leemos en el libro de Lucas: "Estuvieron presentes en esa temporada algunos que le contaron lo de los Galileos cuya sangre Pilato había mezclado con sus sacrificios Y Jesús respondió y les dijo: "¿Pensáis que esos galileos eran más pecadores que. Todos los demás galileos, porque han padecido estas cosas? “Os digo que no, pero "si no os convertís, todos pereceréis igualmente" O aquellos dieciocho sobre los que cayo la torre de Siloé y los mató, ¿pensáis que eran más pecadores que todos los demás hombres que habitaban en Jerusalén? " (Lucas 13: 1-4).

Cristo continuó y dijo: "Os digo que no, pero si no os convertís, todos pereceréis igualmente" (Lucas 13:5).

Los trabajadores en el World Trade Center y el Pentágono, estaban en el lugar correcto, pero en el momento equivocado. Tiempo y el azar en un mundo malo los atrapó en un momento final. Los bomberos y los trabajadores de la policía fueron  hombres y mujeres valientes respondiendo a una situación de emergencia y tratando de salvar vidas. Ellos también fueron capturados en una trampa fijada por hombres malignos, empeñados en matar a más americanos que les fuera posible.

Las palabras de Cristo se dirigen hacia los demás. Él dijo "... si no os convertís, todos pereceréis igualmente" (Lucas 13:5).

Sus palabras son más importantes hoy que nunca antes. Nos enfrentamos a un tiempo de crisis creciente donde quiera que miremos en el mundo. Algunos están empezando a hablar abiertamente sobre el final de una era, un tiempo de transición en los acontecimientos mundiales. Se habla de un nuevo orden que traerá algo completamente diferente a lo que siempre hemos conocido. Es un momento de incertidumbre.

La verdad es que estamos viendo un período trascendental en la historia desarrollándose ante nuestros ojos. Estamos viviendo en lo que los historiadores llaman una "bisagra de la historia", cuando ocurren eventos que cambian el curso de la historia.

Hoy en día, estamos viendo una época de grandes cambios entre las naciones que está afectando a nuestra vida cotidiana. Vemos que esto ocurre y sin embargo, no se entiende por qué. Echemos un vistazo a lo que hemos visto desde el 9/11.

América, desde el 9/11, ha estado envuelto en tres guerras, sin resultados concluyentes, en Irak, Afganistán y Libia. Las incursiones estadounidenses han costado miles de millones de dólares, mientras se socava gran parte de la fuerza y ??la vitalidad de la nación en las áreas donde los resultados son cuestionables. Nuestras fuerzas armadas se han extendido en el extranjero hasta cerca del punto de ruptura. Está próxima la retirada de Irak, y lo hará en los próximos meses de una manera que no asegura que las ganancias de los últimos 10 años se mantendrían.

Desde el 9/11 en  Occidente, América en particular, sufrió una recesión como ninguna otra en más de 60 años. Tuvo su epicentro en Wall Street y causo casi el colapso del mercado hipotecario. En un fin de semana de septiembre en 2008, todo el sistema financiero estadounidense estuvo a punto del estancamiento y colapso. Los mercados mundiales se unieron para mantener el sistema apuntalado.

Junto con esto, ha recorrido un prolongado declive del dólar de Estados Unidos en valor frente a otras monedas del mundo. Hay una demanda creciente para el mundo a abandonar el dólar como reserva, o la principal moneda en los mercados financieros mundiales. Por muchas razones esto no ha ocurrido todavía. Pero cuando esto suceda prepárese para reducir en gran medida su nivel de vida.

La deuda de Estados Unidos esta llevando la nación al borde de la servidumbre. El país podría convertirse en un cautivo económico de sus acreedores. La deuda está estrangulando a la futura vitalidad y la seguridad de varias naciones. Las Naciones, ya sabe, son realmente como personas. Van a la quiebra lentamente, durante un largo período de tiempo por vivir por encima de sus ingresos. Entonces, de repente, se produce la quiebra.

Estados Unidos está en ese punto de quiebra.

Las naciones del mundo están exigiendo una acción correctiva de tal magnitud que requiere  un liderazgo que no está presente hoy en cualquier forma.

Ahora déjame decirte algo. Esto no es sólo un programa financiero o noticiero. Beyond Today tiene sus raíces en la Biblia como su fuente de autoridad y dirección. Nosotros no hacemos predicciones económicas o políticas. Pero le decimos: Estados Unidos y los principales países de habla Inglesa del mundo no se van a derrumbar o perderán todo su poder hasta que Dios permita que suceda. El hecho de que nuestros pueblos han soportado tanto en los últimos años, y aún dominan en la manera que lo hacen, es por la gracia de Dios.

No es por nuestro poder, o fuerza, o nuestra sabiduría o nuestra capacidad excepcional. Dios es el Poder detrás de nuestros pueblos. Él nos ha bendecido más allá de cualquier otro pueblo, nación o tribu en la historia mundial. Tú y yo disfrutamos de la buena vida que tenemos, porque el Dios del cielo ha honrado su promesa a Abraham, Isaac y Jacob, los patriarcas bíblicos y sus descendientes. Es la historia más importante y fascinante de la historia, y usted debe saber más.

Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá, y Australia son grandes debido a la bendición de Dios. Hemos estado en alta posicionen en el mundo durante los últimos dos siglos, porque Dios nos ha puesto en esa posición. Dios nos hizo grandes. Nos dio la enorme riqueza, el poder y prestigio. Es irónico que nuestros antepasados ??reconocieron esto, pero los líderes de hoy lo han olvidado. Dios es muy paciente y misericordioso.

Estados Unidos no desvanecerá de su posición en el mundo hasta que Dios lo permita. Pero ¿podría ser que Dios está ofreciendo una oportunidad más para arrepentirse? ¿Podemos admitir que nos hemos olvidado nuestras raíces y tenemos la oportunidad de enmendar nuestros caminos antes de que sea demasiado tarde? Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Australia: ¡No es demasiado tarde para despertarse!

En este programa de hoy, estamos ofreciendo un folleto que le abrirá los ojos a una de las verdades más sorprendentes de las Escrituras y la historia del mundo. Los estudiantes de la Biblia y la profecía a menudo preguntan: ¿Dónde en la profecía Bíblica menciona los Estados Unidos y Gran Bretaña, Canadá y otros países de habla Inglesa? Estas son algunas de las mayores potencias del mundo moderno, ¿por qué no habrían de ser mencionado en la profecía bíblica?

La respuesta es que son mencionados en la profecía. Sólo tienes que entender su identidad bíblica. El folleto gratuito que estamos ofreciendo hoy, Estados Unidos y Gran Bretaña en la Profecía Bíblica, revela una verdad poco conocida, una llave para abrir una comprensión del mundo del siglo 21. No se puede entender lo que está sucediendo en el mundo actual sin este elemento vital. El papel de los Estados Unidos está cambiando. Hay razones espirituales, razones bíblicas que subyacen a la crisis de los acontecimientos de nuestro tiempo. ¡Este folleto le explica por qué! No querrá dejar este folleto hasta que haya absorbido el mensaje entero.

Le ofrecemos este folleto de forma gratuita como un servicio educativo. Usted puede leer esto en línea en www.ucg.org/español. O solicitar una copia gratuita se lo enviaremos sin ningún costo, o visite el sitio BeyondToday.tv. También puede seguirnos en Facebook y Twitter.

Permítanme mencionar también que la Iglesia de Dios Unida está ofreciendo seminarios gratuitos de la Biblia en varias ciudades de Estados Unidos y alrededor del mundo. Usted no querrá perderse estos seminarios, donde podrá aprender más sobre el Reino de Dios. Asi que vaya a www.ucg.org/español. Busque el logo Seminario Bíblico del Reino de Dios para inscribirse y asistir. Estos eventos son gratis.

¿Sabía usted que se menciona “el Reino de Dios” en más de 100 lugares en el Nuevo Testamento? Necesita ver porqué el mensaje original de Jesucristo del Reino de Dios es en gran parte no reconocido por el cristianismo de hoy. El espacio puede ser limitado, así que inscribirse para los seminarios ¡ahora! Vaya en línea a www.ucg.org/español y haga clic en el enlace "Reino de Dios Seminario Bíblico" para los sitios en américa latina.

¿Están los Estados Unidos y el mundo en un punto de inflexión en la historia? ¿Estamos viendo un momento crucial, cuando la profecía bíblica y los eventos mundiales coinciden? La Biblia nos muestra que tales momentos ocurren. Dios determina los tiempos y los límites de las naciones, sus tiempos señalados de poder y protagonismo. Dios pone reyes, presidentes y gobernantes, y sólo Él marca el rumbo de la historia.

Cuando Dios comienza a mover Su plan para la siguiente fase, Él siempre permite a sus siervos entender lo que está sucediendo.

En el libro de Habacuc, leemos esto. Dios dijo: "Mirad entre las naciones, y ved, y asombraos; porque haré una obra en vuestros días, que aun cuando se os contare, no la creeréis" (Habacuc 1:5).

En este versículo, Dios nos está indicando a velar entre las naciones - para entender qué y por qué las guerras y el cambio de poderes e influencia entre las naciones. ¿Estamos ante un momento como este ahora, en nuestros días?

Echemos un vistazo a nuestro mundo de hoy. En el Medio Oriente, desde Túnez a Irak, una ola de cambios se ha lanzado. Gobiernos estables han sido derribados y amenazados con el cambio. Egipto vio la destitución del presidente, Hosni Mubarak, después de casi 30 años en el poder. Yemen, Bahrein, Jordania y Siria, allí se han producido disturbios contra el liderazgo. Los disturbios y la inestabilidad en toda la región podría redibujar el mapa geopolítico. Tal cambio no ha sido visto desde el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando los estadistas reunidos en el Palacio de Versalles creyeron el Medio Oriente moderno de nuestra vida.

Añadido a esta mezcla, está la amenaza de un Irán nuclear y el potencial de desestabilizar el flujo de petróleo desde esa región hacia el mundo. La enconada crisis sin solución de refugiados palestinos es otra mezcla inestable de  personas y acontecimientos.

La profecía bíblica se centra en los principales acontecimientos en el Medio Oriente que llevan a las naciones a una crisis en los días previos a la venida de Jesucristo. Estamos viendo desplazamientos masivos impactar la región, preparando el escenario para la siguiente fase de la profecía.

China, otro creciente poder e influencia importante en el mundo de hoy. Varias predicciones se han hecho de la China superando los Estados Unidos como la potencia número uno del mundo económico. Pero tales predicciones nos llevan a  una verdad más grande. Los Estados Unidos perderá su posición, a menos que realicen muchos cambios espirituales fundamentales. Es cierto que China y otras naciones prestan grandes cantidades basada en deuda estadounidense. Se requerirá un ajuste de cuentas en algún momento. Es inevitable.

Y luego está Europa. Hemos hablado muchas veces Beyond Today  sobre la evolución del papel de Europa en los asuntos mundiales. La profecía bíblica nos informa bastante sobre el surgimiento de un poder dominado por europeos en el tiempo del fin.

Europa está atravesando una crisis financiera como los Estados Unidos. La Biblia predice que sobrevivirán a este periodo. Pueden reinventarse a sí mismos y de repente convertirse en el poder "indispensable" que mantiene orden en el mundo. Un liderazgo político y religioso aparecerá en Europa que va a poner fin a un tiempo caótico.

Hay voces que claman por una “ Unión Europea” que resuelva los problemas monetarios de naciones como Italia, Grecia, Portugal e Irlanda.

Para que Europa pueda sobrevivir como un estado, una nación, un poder tendrá que aumentar y dominar el continente como un líder político y financiero. Esto va a suceder. Europa no va a disolverse y desmoronarse. Se convertirá en una potencia mundial más grande de lo que vemos hoy en día. Lo hemos dicho por muchos años.

No debe confiar totalmente lo que se oye del futuro de Europa en la mayoría de análisis de los medios actuales. Los comentaristas no aplican la comprensión bíblica a las noticias. Tienen solamente una vista secular contra la Biblia en muchos casos, una visión de la historia que no tiene en cuenta la dimensión espiritual.

Beyond Today, provee la dimensión que falta. Usted puede confiar en este análisis porque se encuentra arraigada en la segura enseñanza bíblica y la comprensión.

Estados Unidos está atrapado en medio de estos cambios, en las peores condiciones posibles. La nación se enfrenta a una crisis económica de proporciones históricas. Es un deudor de otras naciones que, francamente, lleva su futuro en sus manos.

América, como ya he dicho, está en bancarrota. Ahora ¿que es lo que queda por delante para Estados Unidos?

Hay voces distintas que están hablando a América hoy. Algunos están muy ansiosos por el futuro del país, mientras que otros ven los mejores días de Estados Unidos en el futuro. ¿Cuál es la correcta?

Ahora, después de 10 años del 9/11, ¿a Cuál voz debe prestar atención los Estados Unidos y los pueblos de habla Inglesa?

A través del profeta Jeremías, Dios le dio un mensaje de advertencia para el antiguo pueblo de Judá. Este mensaje resuena hasta nuestros días. El mensaje de Jeremías nos habla. Él describió la naturaleza humana no arrepentida. Él describió a las personas y condiciones que son las mismas que las nuestras hoy en dia.

Observa lo que dijo, y juzga si se pega al mundo de hoy. Dice, “Porque mi pueblo es necio, no me conocieron; son hijos ignorantes y no son entendidos; sabios para hacer el mal, pero hacer el bien no supieron" (Jeremías 4:22).

¿Acaso esto no describe la cultura popular y el liderazgo político de hoy?

Note otro pasaje de Jeremías: "No obstante, este pueblo tiene corazón falso y rebelde; se apartaron y se fueron. Y no dijeron en su corazón: Temamos ahora a Jehová Dios nuestro, que da lluvia temprana y tardía en su tiempo, y no guarda los tiempos establecidos de la siega. Vuestras iniquidades han estorbado estas cosas, y vuestros pecados apartaron de vosotros el bien” (Jeremías 5:23-25).

¿Por qué no están las respuestas a nuestros grandes problemas fáciles de encontrar? Jeremías contesta que es por el pecado. Porque nuestro pueblo, no obedece y pone primero la ley de Dios y el conocimiento de su camino.

Jeremías pronunció su mensaje en un momento de gran conmoción en ese entonces. Fue un mensaje destinado a un pueblo que había sido bendecido, como nación por Dios. Dios honró su promesa a los descendientes de Abraham, las tribus de Israel, e hizo una gran nación de ellos. Pero no obedecieron como lo hizo su padre Abraham. Ellos abandonaron a Dios y la fe verdadera para un conjunto de falsos dioses e ídolos. Esto les llevó a la ruina. El resultado final fue la decadencia nacional y el cautiverio.

Estados Unidos y las naciones de habla Inglésa han sido bendecidos hoy por el mismo Dios por la misma razón. Dios le dio a nuestro pueblo en los tiempos modernos la bendición más grande que jamás haya dado a un grupo de personas. La historia de los últimos 250 años ha sido dominada por Gran Bretaña, Estados Unidos y sus países hermanos. No hay otra manera de describir la gran riqueza nacional y el poder de estas naciones. Pero también nosotros, como el antiguo Israel, hemos abandonado el verdadero Dios y sus leyes, y ahora nos estamos acercando al fin. A menos que lleguemos a un cambio profundo de corazón, nuestro destino será como los imperios antiguos, el declive y la derrota.

Pero Jeremías era un optimista y así fue Jesucristo! Recuerde donde leemos que Cristo dijo a sus seguidores que, a menos que se arrepintieran, perecerían. Es decir, no es demasiado tarde para cambiar, recibir el perdón y configurar un pueblo de nuevo en el camino a la verdadera justicia.

¿Dios se preocupa de los Estados Unidos? Si. ¿El se preocupa por toda la humanidad? ¡Por supuesto!

El Dios del cielo ve y conoce lo que está sucediendo hoy en día a esta nación y le afecta profundamente. Dios no quiere que nadie perezca ni sufra. Sin embargo, nuestros pecados han creado nuestros problemas nacionales y sólo un profundo arrepentimiento sincero puede cambiar los apuros actuales.

Vea la respuesta de Dios a la oración de Salomón acerca de la nación: "Cuando yo cerrare los cielos y no haya lluvia, o mandare a la langosta que consuma la tierra, o enviare pestilencia a mi pueblo, si mi pueblo que está llamado por mi nombre, se humilla, orando y buscando mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra" (2 Crónicas 7:13-14).

No es demasiado tarde para dar la vuelta a esta gran nación y su gente. ¿Qué le haría falta para que escuche el llamado de Dios para cambiar, arrepentirse y acudir a Él como nunca antes? ¿Admitir que no lo ha conocido en toda la plenitud de la verdad? Oh, sería un gran cambio en su vida, sin duda. Pero, el resultado sería una vida nueva y transformada, distinta mas allá de su imaginación.

Conocer a Dios íntimamente sería una memorable experiencia maravillosa. ¿Por qué no orar a Dios Para que conceda el arrepentimiento a usted? ¿Por qué no orar para que suceda esto sobre la nación entera antes de que sea demasiado tarde?

Estamos viviendo en un período de cambio y transición. Dios está haciendo algo difícil de creer y necesitamos una renovación espiritual antes de que sea demasiado tarde.

En este momento, quiero hacerle una oferta especial de una revista gratuita que puede ayudarle a cambiar y crecer espiritualmente. Las Buenas Noticias es nuestra principal publicación. Cuando usted llama y solicita el folleto, también le enviaremos una suscripción gratuita a esta revista única. Seis números al año. Cada edición contiene temas sobre la profecía, la vida cristiana y la enseñanza bíblica. Su conocimiento de la Biblia, de Dios y su gran plan para su vida va a crecer leyéndola.

Usted puede recibir esta revista gratuita contactándonos en www.ucg.org/español para la revista en español o visite el sitio BeyondToday.tv.

También puede seguirnos en Facebook y Twitter o asistir a uno de nuestros Seminarios del Reino de Dios.

Ahora estoy acompañado por otro anfitrión de Beyond Today, Steve Myers.

Steve, ¿qué quiso decir Cristo cuando dijo: si no os convertís, pereceréis del mismo modo?

[Steve] Me es interesante Darris, cómo lo categoriza ese ejemplo. Cuando hablaba de un par de eventos que sucedieron. De alguna manera queremos condenar a otros que tienen problemas y cuestiones, que deben cambiar porque se merecen lo que les pasaron. Y creo que Cristo nos pone a todos en el mismo barco. Que, asimismo, todos tenemos problemas. Debemos ser más como Dios. Tenemos que tener una perspectiva divina, ¡tenemos que cambiar! Al decirlo así, Él está diciendo que debemos arreglar nuestras vidas, de modo que podamos empezar a vivir por las normas de Dios.

[Darris] Describa este concepto de arrepentimiento. No creo que se lo entiende bien hoy en día por mucha gente, ¿cierto? ¿Qué significa a nivel personal o nivel nacional?

[Steve] Creo que eso es lo que Cristo señalaba, ¿verdad? Tenemos que arrepentirnos. Así que cuando hablaba de eso, está diciendo que tenemos que cambiar. Cambiar nuestra mente. Y, sabes, los valores americanos...

[Darris] Y la forma en que vivimos...

[Steve] Y la forma en que vivimos, vivimos el sueño americano. ¿Cómo hemos llegado a donde estamos? Tendemos a pensar que lo hicimos por el ingenio estadounidense. Que lo merecíamos porque hemos trabajado duro, o somos más inteligentes, o que somos mejores y nosotros éramos los que lo hicimos posible. Pero Dios nos dice, espera un segundo, ese no es el caso.

Si no hubiera sido por Abraham y las promesas que Dios le hizo, no estaríamos donde estamos hoy y es preciso arreglar, rectificar nuestras vidas. Debemos seguir el camino de Dios. Tenemos que reconocer que no vivimos por las normas de Dios. No hacemos lo correcto. No estamos obedeciendo a Dios y Él nos dice que tenemos que arrepentirnos y poner nuestra vida en orden.

[Darris] Así que esta idea del excepcionalismo americano... en realidad, ¿tenemos que reconocer a Dios por ello en vez de nosotros?

[Steve] Por supuesto. Eso es lo que Cristo dice. Tenemos que arrepentirnos de ese tipo de pensamiento, de que lo merecemos, que nos hemos ganado esto de alguna manera. ¡Eso no es así en absoluto! Dios nos bendijo con estas cosas tremendas que tenemos, el país tremendo en que vivimos, los recursos naturales. Es fenomenal cuando piensa en esas cosas. Esas no son cosas que nos hemos ganado. Que no se debe a que somos mejores que nadie. Sino que es debido a las bendiciones de Dios y por lo tanto, tenemos que cambiar la forma en que pensamos y conformarnos a vivir según los valores de Dios.

[Darris] ¿Es demasiado tarde para los Estados Unidos para dar la vuelta?

[Steve] No lo creo. No lo creo. Aquí estamos... estamos en la bisagra. Y una bisagra puede girar la puerta de cualquier manera, ¿no? Y por lo que si nos arrepentimos y cambiamos, la Escritura es clara que cuando la gente se arrepintió y cambió y se volvio a Dios, pasaron cosas fenomenales. Y creo que podría ser el caso si nos volvemos y miramos a Dios.

[Darris] Todavía hay esperanza.

[Steve] Hay esperanza.

[Darris] Recuerde nuestras las ofertas gratuitas que estamos dando hoy, el folleto: Los Estados Unidos y Gran Bretaña en la Profecía Bíblica. Este libro detallado le va a abrir su entendimiento.

Usted puede conseguir su folleto gratuito ahora o se puede leer en línea en www.ucg.org/español para una copia en español. Usted puede obtener una copia gratis y se lo enviaremos por correo de forma gratuita.

Y no se olvide de la suscripción a la revista Las Buenas Noticias. Esta revista le ayudará a entender el propósito de Dios con toda clase de artículos que son relevantes para todo aspecto de su vida. Ahora recuerde, todas nuestras publicaciones son gratuitas. No hay costo.

Permítanme recordarles que la Iglesia de Dios Unida ofrece seminarios gratuitos de la Biblia en varias ciudades de Estados Unidos y alrededor del mundo. Si estás interesado en aprender más sobre el Reino de Dios, vaya a www.ucg.org/español y busca el enlace Seminario Bíblico del Reino de Dios y registrese para asistir. Estos son eventos totalmente gratis.

Usted tiene que ver porque el mensaje original de Cristo del Reino de Dios es en gran parte no reconocido por el cristianismo de hoy. El espacio puede ser limitado, por lo que inscríbase en estos seminarios ahora en www.ucg.org/español. Haga clic en el enlace Seminario Bíblico Reino de Dios.

Sin duda, nuestro mundo está en un momento decisivo, el momento más crítico de nuestros días. Naciones, alianzas y regiones enteras están pasando por grandes cambios de prisa. Estamos colgando de una bisagra de la historia. Cuando se detiene, la puerta se abrirá a un mundo diferente al de hoy.

¿Va a estar preparado para esos cambios? ¿O va a ser tomado por sorpresa, en una trampa tendida por un mundo desprevenido?

La elección es suya y mía. Estamos todos juntos en esto. Jesucristo nos invita a arrepentirnos y buscar el Reino de Dios. No es demasiado tarde.

Usted puede saber lo que está por delante y con la ayuda de Dios, se puede atravesar los desafíos y las incertidumbres.

Este programa, Beyond Today, y la obra detrás de él, estará aquí para ofrecer una guía y ayuda para usted.

Gracias por su atención. Esto es Beyond Today, soy Darris McNeely.

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

Las creencias fundamentales de la Iglesia de Dios Unida una Asociación Internacional

Las creencias fundamentales de la Iglesia de Dios Unida una Asociación Internacional

Los orígenes de nuestra labor se remontan a la Iglesia que fundó Jesucristo en el siglo primero, y seguimos las mismas doctrinas y prácticas de esa Iglesia. Nuestra comisión es proclamar el evangelio del venidero Reino de Dios en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones, enseñándoles a guardar todo lo que Cristo mandó (Mateo 28:18-20).

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading