El diezmo

Versión para impresora

¿Por qué dar el diezmo? Descubra cómo esta acción es un acto de adoración en el que Dios aprende mucho sobre nuestros corazones y nuestros tesoros.

See video


[Darris McNeely] Hace poco pasé por el proceso de solicitar una nueva hipoteca en una casa que mi esposa y yo estamos comprando, y en el proceso de entregar todos los detalles acerca de mi situación financiera y me refiero a todo. Querían saber los depósitos, de dónde viene el dinero, a dónde se iba mi dinero y yo tenía que entregar detalles de todas mis cuentas bancarias. Y en el proceso, la señora que estaba procesando el préstamo, estoy seguro de que aprendió mucho sobre mi vida, había podido ir a lo más profundo posible, habría aprendido todo.

En cuanto a los registro de su chequera, mirando el dinero se puede determinar mucho sobre las propiedades y valores, y lo que esto valora su vida. Jesucristo dijo: "donde esté su tesoro allí estará también su corazón". Esta señora llegó a conocer mucho acerca de mí.

¿Qué sabe Dios sobre su corazón, y sobre sus valores y lo que tiene valor para usted? ¿Cómo es que su dinero lo valora usted? En este programa, de Beyond Today vamos a ver un tema que nos dice algo acerca de la relación más importante que tenemos en nuestra vida, la relación con Dios. Vamos a mirar el diezmo, una ley que nos cuenta de nuestro corazón hacia Dios.

Así que acompáñenos en esta presentación especial de Beyond Today, a medida que exploramos "El diezmo, clave de Dios para el éxito financiero"

Aprendí acerca del diezmo, cuando yo era un hombre joven y para ser honesto he diezmado prácticamente toda mi vida adulta. Pero a veces, como he explicado al principio, la ley de Dios en relación con el diezmo y la gestión financiera de las personas y hemos estudiado el tema en las Escrituras, ciertamente he traído esta pregunta de nuevo a mí mente, ¿cuál es la razón por la cual dar el diezmo?

¿Por qué es que yo me guío a través de esta regla, este proceso, esta parte de nuestra relación con Dios con respecto al diezmo? Y todo se reduce a varias razones que me gustaría compartir con todos ustedes aquí esta tarde. Tiene que ver con algo más que el dinero y realmente más que la cantidad. En última instancia, cuando se mira  el tema tiene que ver con nuestra relación con Dios.

Ahora vamos a obtener una definición rápida de lo que se trata esto cuando hablamos acerca del diezmo. Es muy simple, que lo que realmente significa es el 10 por ciento, 10 por ciento de los ingresos de uno, 10 por ciento de lo que uno gana, un 10 por ciento de la riqueza. El diezmo es una décima parte de un aumento o usted podría decir también diezmando. Sin embargo, en el idioma español es el diezmo y está realmente hablando de un 10 por ciento de sus ingresos y es una enseñanza que se encuentra dentro de la Biblia.

Donde realmente condenso lo que he aprendido y pensado a través de los años y se han refinado con explicaciones muy diferentes y examinándo las escritura, ya que es una de las enseñanza centrales que da Dios en ellas y han llegado a esclarecer en mi propia mente el centro de esto sobre el desarrollo de la personalidad en las Escrituras, que todos sabemos muy bien y que me permiten volver varias veces para refrescar los conceptos y mi forma de pensar sobre este asunto del diezmo.

Yo diezmo porque un hombre llamado Abraham, que fue presentado al comienzo de las Escrituras, un hombre que fue llamado el padre de la fidelidad del diezmo, porque Abraham diezmó. Y yo creo que su ejemplo se establece como el modelo para un enfoque fundamental para que podamos tener el conocimiento, ya que es parte muy importante de la ley de Dios, la enseñanza de Dios y la obra de Dios en nuestras vidas para traernos a una relación con él.

La historia del diezmo comienza en Génesis 14. Y de nuevo, si usted tiene su Biblia, vaya con ella hasta ese capítulo. Vamos a examinar brevemente esta historia que gira en torno a un episodio temprano en la vida de Abraham después de que había salido de su casa, entrando en lo que hoy conocemos como la tierra de Israel, Palestina o Tierra Santa. Y se ha puesto en marcha a su hogar. Él se ha apartado, en un sentido, de su sobrino, Lot. Y hubo una escaramuza entre algunas de las ciudades y algunos de los pueblos y el sobrino de Abraham, Lot quedó atrapado y capturado volviéndose un prisionero de guerra.

Y en Génesis 14 leemos de Abraham que dispuso una tropa y va a un rescate trayendo de vuelta a su sobrino Lot. Y en el proceso, hubo botín de guerra, ya que siempre se daban en cualquier momento que había un enfrentamiento entre los pueblos. Y en la historia, como vemos este principio se desarrolla y vuelve a aparecer en la vida de Abraham, la historia recoge aquí en Génesis 14, versículo 17 unos 18 años cuando Lot y Abraham vuelven. Y existe otra figura interesante que aparece aquí y que se nos presenta aquí en el versículo 17 que es el rey de Sodoma, salió al encuentro de Abraham y Lot, como que se presenta después de la derrota de los que habían capturado a Lot.

Y de alguna manera tuvo una reunión y una parte aquí en este punto en particular y luego otra persona se introduce en la historia en el versículo 18, una misteriosa figura con el nombre de Melquisedec. En el versículo 18 dice que este Melquisedec, era el rey de Salem, sacó pan y vino y él era el sacerdote del Dios Altísimo. Y lo bendijo y le dijo, este Melquisedec pronuncia una bendición a Abraham: "Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y la tierra, y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano".

Y luego, al final del versículo aquí en el versículo 20 dice que "le dio el diezmo de todo." Esto significa que Abram le dio a este Melquisedec una décima parte de lo que tenía. El rey de Sodoma dijo a Abram aquí: "'Dame las personas, y toma para ti los bienes. Pero Abram dijo al rey de Sodoma: "Yo he alzado mi mano al Eterno, el Dios Altísimo, creador de los cielos y la tierra, que no voy a tomar nada, desde un hilo a una correa de la sandalia, no lo haré ... tomar cualquier cosa que es suya, para que no digas: "Yo enriquecí a Abram", excepto lo que los jóvenes han comido, y la parte de los hombres que fueron conmigo'".

Ahora bien, esta es una historia compacta, pero es muy interesante y hay varias lecciones para que aprendamos aquí en lo que respecta a este tema del diezmo, ya que se introduce realmente en esta narración Bíblica, y la historia de la Biblia a través del ejemplo de Abraham que da el diezmo a este individuo con el nombre de Melquisedec. Debido a que aquí empezamos a ver el carácter de Abraham, el hombre, que también va a ser, como sabemos por la historia más tarde, el padre de los fieles. Aquí realmente aprendemos una lección acerca de dónde está el corazón verdaderamente, porque Jesucristo va a decir en última instancia, una declaración más tarde y dijo "donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón" (Mateo 6:21). Y así, con este ejemplo de Abraham, comenzamos a ver exactamente de qué es lo que estamos hablando en lo que respecta a esto.

Dio a Melquisedec, el diezmo, de los despojos de la batalla. Y este individuo aquí, este Rey de Sodoma, de dicho tipo ¿qué se sabe? Empieza a tratar de negociar con Abraham en esta historia y le dijo, quédate con los bienes y déjame a la gente. Usted toma los bienes y me llevaré a la gente. Y hay que imaginar, tal vez que este rey de Sodoma era una especie del carácter de tipo de "el padrino".

Pero este es un individuo con quien Abraham no quería tener nada que ver con él. No, en absoluto. Él dijo: Yo he alzado mi mano a Dios. He hecho un pacto y un juramento con Dios y he prometido. Debido a que entre Abraham y Dios existía una relación divina, de acuerdo si se piensa, que no iba a tratar de cortar. Y Abraham no iba a colaborar con cualquier otra persona. Él no se va a someter a cualquier otro hombre, él va a deber su devoción completa, toda su relación con Dios. El Dios de Abraham era el socio en todos los detalles de su vida. Y así iba a evitar los enredos que acompañan a esta relación particular que tienen, en términos de una actividad financiera con un hombre, porque su pareja en su relación, en última instancia, era Dios.

Y también se puede ver en esta historia que Abraham se hizo cargo de sus hombres. Vemos, pues, el diezmo de Abraham aquí, a este individuo llamado Melquisedec. Es realmente una historia de carácter y obediencia. Quería ser propiedad de Dios, no de cualquier otro hombre, no de cualquier otra persona y en este personaje, Melquisedec, Abraham vio el Dios a quien había salido de casa para seguir. Abraham había dejado todo lo que tenía y realmente, cuando se comprende toda la historia, este Melquisedec era una manifestación de Jesucristo antes de su concepción humana y su nacimiento. Se ha presentado aquí como el rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo.

Vamos a volver a este personaje de Melquisedec en unos momentos aquí al final del programa. Sin embargo, vemos que Abraham da un diezmo, un 10 por ciento de lo que tiene como un acto de adoración. Es difícil para una mente moderna realmente pensar en dar el 10 por ciento como un acto de adoración, pero es exactamente lo que es. Y eso es lo que Abraham estaba haciendo allí.

Y en este acto de adoración, Dios aprende algo acerca de Abraham, así como él aprende algo acerca de usted y de mi cuando le ordenamos nuestros asuntos financieros y de nuestro corazón todo el tesoro de nuestras vidas y obtenemos una perspectiva correcta de Dios allí. Dios verdaderamente se entera de lo que se encuentra en nuestro corazón.

Ahora, debido a que este es un tema clave, hemos desarrollado un folleto que explica a fondo el diezmo como Dios quiso que fuera. Este folleto, lo que la Biblia enseña sobre el diezmo abre esta clave fundamental de la gestión financiera.

Este folleto explica la ley básica sobre el diezmo de Dios con una clara explicación de las Escrituras y por qué el diezmo debe ser una parte fundamental de su plan financiero. Si usted está luchando financieramente, nunca es capaz de salir de las deudas y sobre una base sólida a continuación, usted debe examinar lo que Dios dice y le expone las pruebas.

Dios dice en Malaquías "probadme ahora en esto". El diezmo es algo que usted debe probar lo que Dios dice de él. Y cuando lo haces, se encuentra en el camino hacia la estabilidad financiera y lo más importante construye una relación con Dios, basado en la fe.

Para solicitarlo, vaya a ucg.org/español.

También quiero contarles acerca de un evento muy importante que usted va a querer marcar en su calendario. La Iglesia de Dios Unida está patrocinando una serie de seminarios bíblicos del Reino de Dios. Estos se encuentran incluidos en las principales ciudades de los Estados Unidos, y en Canadá, Australia y alrededor del mundo. En estos seminarios, se escuchará en las presentaciones de profundidad sobre el centro de las enseñanzas de la Biblia, el Reino de Dios.

Cada seminario es diferente. Si usted asistió a la última no va a querer perderse el siguiente en la serie. Vaya a ucg.org/español, busque el enlace "Seminarios Bíblicos del Reino de Dios " para encontrar un seminario cerca de usted y regístrese para asistir.

No hay otro propósito que Dios tenga para el diezmo. Es realmente para apoyar el trabajo que está haciendo en esta tierra. Dios tiene un lado práctico, él no ha dejado la obra más importante del mundo, la predicación del evangelio del Reino, sin los medios para ser financiados.

Esto también es algo que aprendí muy temprano en la vida. Mi madre me enseñó acerca del diezmo y me enseñó a dejar de lado una pequeña porción, 10 por ciento de la indemnización que iba a obtener. Y cuando empecé a recibir un cheque pequeño para los puestos de trabajo y las tareas que iba a hacer, ponía ese dinero a un lado y me enteré de él desde muy temprano en la vida. Y también aprendí que, cuando diezmo es para,  apoyar a la obra de Dios. Esa es una razón muy práctica. Por lo tanto otra de las razones verdaderas y siguiendo el ejemplo de Abraham, es que el diezmo, es para apoyar el trabajo de Dios.

El diezmo realmente define una manera cristiana de dar a Dios lo que él dice que es suyo, que se utilizará para el apoyo de la obra más importante sobre la faz de la tierra y el trabajo más importante a través de los siglos.

Lo vemos incorporado dentro de las distintas leyes dentro de la Escritura. Se dice en el Antiguo Testamento, la ley del diezmo en Levítico 27:30, donde dice: "... todo el diezmo de la tierra, así de la simiente de la tierra o del fruto del árbol, es del Señor. Es santo para el Señor".

Observe esto y entérese de que lo que Dios dice es de él. Ese primer 10 por ciento es santo. Y de nuevo comienza a redefinir la forma en que vemos las cosas físicas. Cómo nos fijamos en lo que tenemos aún en nuestro medios propios para hacer frente y para repartir y gastar en aquellas cosas que nos damos cuenta, cuando Dios dice que el 10 por ciento es de él, es un asunto santo, se redefine, no solo el diezmo, sino que redefine un estilo de vida.

Ahora vemos que Dios lo dio hasta aquí para el sostenimiento de los Levitas en Números 18:21. Se distribuirán a los levitas, en el Antiguo Testamento, que tenía la responsabilidad de hacer el trabajo de Dios en el templo, el tabernáculo fue creado en ese sistema. Eran un grupo que también fueron apartados, santos y pertenecían a Dios.

Hoy en día, el mandamiento de Dios de dar el diezmo es realmente un medio por el que Jesucristo hace su trabajo a través del cuerpo espiritual de la Iglesia. La Iglesia tiene una misión divina de predicar el evangelio del Reino de Dios.

Ya sabes, prácticamente todas las organizaciones religiosas, sin importar sus creencias particulares cuando se crean, tienen que ser financiadas por el dinero de alguna manera. Se puede decir el dar cristiano, se puede decir dar, se puede decir la asociación, puede utilizar todo tipo de frases, pero en la realidad cuando vuelvas a fin de cuentas, es lo que Dios dice en la Biblia es lo que realmente es más eficiente, es más efectivo, más práctico y es más correcto. Y eso es un sistema del diezmo que Dios puso dentro de las Escrituras, es su camino y que realmente es la mejor forma. Debido a que hay gastos y que todo se hace responsablemente, pero Dios es muy específico en las Escrituras en cuanto a cómo hacerlo. Y me he dado cuenta en algunos momentos, con un poco de diversión a través de los años, ¿cómo diversas organizaciones trabajan en torno a eso?, pero todos vuelven a reconocer que cualquier trabajo en el que pueden estar involucrados en hacer que sientan responsables de hacer, debe exigir un compromiso.

Lo que he aprendido es que es una locura abandonar este camino verdadero de Dios y tratar de sustituirlo por otro camino. El diezmo nos ayuda cuando tenemos en la perspectiva de desarrollar algunos hábitos muy, muy buenos en cuanto a la administración, de la abnegación. Entendiendo que lo que se nos ha dado es lo nuestro para tomar ciertas decisiones y para trabajar, pero lo que hacemos con Dios determina el otro 90% que hemos asignado a nosotros o sí, lo entiendo, un poco menos debido a los impuestos que hoy están en nuestros sistemas. Pero lo que nos queda es más, entonces va a hacer de nosotros mejores administradores con el ejercicio de la paciencia un poco más, en términos de cómo vamos acumulando nuestro dinero y cómo la usamos y la sabiduría en cómo lo gastamos. Y las prioridades que le damos a lo que nos queda para nuestro uso discrecional también. Todo esto en realidad, se desarrolla en una importante ética, una ética divina, hacia la forma de dinero, la riqueza y lo que sea y la forma de tratarlo nosotros.

Y he llegado a comprender que esto es realmente lo más importante para nosotros desarrollar. Es esa ética hacia el dinero y que se basa en una ley de vida, nos enseña a vivir dentro de nuestras posibilidades. Usted sabe, que usted puede hacer un estudio de vida útil de la teoría económica y cómo las naciones trabajan y cómo los ingresos o la riqueza se genera y cómo se gestionan, y no importa ya que se reduce a encontrar que hay muchos sistemas diferentes que los seres humanos han tratado de gobernarse a sí mismos en el paso de los años.

Y cuando vemos lo que está sucediendo en nuestro mundo actual, especialmente en los Estados Unidos y en Europa, con una crisis tras otra, sobre todo desde 2008, comenzando a desplegarse sobre nosotros. Vemos una crisis económica que comenzó en 2008, una crisis de vivienda de alto riesgo donde la gente había tomado ciertas decisiones con el dinero y se excedieron en gastos, en lo que respecta a la vivienda y otras decisiones allí.

Vemos hoy en Europa un problema que continúa desarrollando, que amenaza con reformar la economía mundial. Los líderes se encuentran buscando. Ellos tratan de encontrar soluciones para resolver una crisis económica y hacen una cumbre, una reunión, una teoría tras otra se desmorona y se pliegan parches sobre lo anterior, algo que nos lleva por otros cinco años, otros 10 años, tal vez otros 40 años. Sin embargo, la naturaleza cíclica de la historia económica nos enseña que en algún momento las cosas van a subir y van a estrellarse.

Y cuando realmente la miras, y vuelves a ella, lo que estamos viendo es un mundo de economías diferentes en las distintas naciones, bajo diversas formas de gobierno que no están fundamentadas en algunos de los principios espirituales más básicos de la la teoría económica que encontramos en la Palabra de Dios. Y el diezmo es uno de esos principios, una de esas leyes que gobiernan los asuntos económicos de los pueblos, naciones y sistemas completos.

Y cuando eso no está en su lugar, tantas otras cuestiones se superponen en la parte superior del mismo para crear problemas que nos hacen tener los altibajos económicos y los ciclos que vemos en nuestra historia, o incluso en nuestras vidas personales, muchos de ellos nos han pasado y a muchas personas las tienen en la quiebra, la insolvencia de tener un montón de dinero y a la vez quedar con muy poco dinero. El sistema de Dios, los caminos de Dios, producen un sistema que tiene un equilibrio y una regularidad que evita los extremos de la deuda. Eso evita los extremos de servidumbre, la esclavitud, la esclavitud y la servidumbre económica y los problemas de subidas y bajadas de las economías que vemos fijados en toda la historia. Los diferentes asuntos que nos ocupan y vemos en los titulares que nos muestran en nuestro tiempo.

La comprensión de cómo Dios nos enseña de forma individual, para ponerlo en primer lugar y pagarle lo que él reclama como suyo, nos enseña una lección muy importante que quiere que quede impresa en nosotros para no quedar atrapados en la codicia. No quedar atrapados en una forma de vida que evita dar a los demás. Dios quiere que seamos liberales con los aspectos físicos de nuestra vida, pero primero en ser liberal hacia él.

Estamos en un momento de crisis mundial aparentemente sin solución financiera que pide soluciones. Y parece que los sabios del mundo buscan con insistencia sin dar con soluciones viables que garanticen una seguridad económica. No hay verdadero temor entre la gente de hoy. Algunos piensan que todo saldrá bien. Otros, se preguntan si en sus cosas propias de toda la vida nunca será igual otra vez.

Cuando desarrollamos una relación con Dios, tenga como una de las claves fundamentales esta ley del diezmo, si estamos recibiendo a continuación nos fijamos en un marco, nuestro marco mental hacia un camino hacia Dios, se ve a él como el Creador y dador de todos. Y que se forma una manera muy alto grado de integración de la vida que involucra muchos elementos que definen nuestra adoración y nuestra relación con Dios.

El diezmo es realmente una forma de caminar tras las huellas de nuestro padre, fiel, espiritual, Abraham. Y se nos dice en las Escrituras, especialmente en el Nuevo Testamento, que somos los hijos espirituales de Abraham. Si somos de Cristo, se nos dice, entonces somos de la simiente de Abraham. Su corazón estaba totalmente con Dios y lo demostró al dar la décima parte de su tesoro, pero esta es una parte muy importante. La pregunta para nosotros es: ¿Está nuestro corazón en el mismo lugar que el de Abraham?

Ahora, cuando usted va en línea hoy en día, para obtener este folleto sobre el diezmo, también vamos a darle una suscripción a la revista Las Buenas Noticias. Las Buenas Noticias contiene artículos sobre cómo tener un mejor matrimonio, la oración, la gestión de sus finanzas personales, descubrir el propósito de Dios revelado en la Biblia y la forma de dar sentido a un mundo cada vez más confuso.

La Buenas Noticias es una extensión de lo que se ve aquí en Beyond Today. Usted vendrá a valorar esta revista como una fuente regular de información sobre el mundo de hoy y la motivación para vivir el Evangelio del Reino de Dios. Solicite su copia gratis visitando el sitio ucg.org/español.

Le dije que íbamos a volver a esta historia de Melquisedec y Abraham porque no hay otro episodio que nos cuente tanto como este, sobre todo en esta ley del diezmo. Y es en el libro de Hebreos 7, donde el escritor, el apóstol Pablo, pone de manifiesto este hecho de este Melquisedec, una vez más.

Y he dicho que la comprensión de esta cifra está dada por Melquisedec es muy importante. Fue una manifestación de Jesucristo en ese momento antes de su concepción humana y su nacimiento. Y nos encontramos con que Él  hace referencia de nuevo aquí en Hebreos 7:1 donde dice que este "Melquisedec, rey de Salem, sacerdote del Dios Altísimo" reconoció "a Abraham que volvía de la masacre de los reyes, y le bendijo, a quien asimismo dio Abraham los diezmos de todo, en primer lugar se traduce como 'rey de justicia", y entonces también el rey de Salem, su significado es 'rey de paz'".

No vamos a entrar en detalle de toda la historia y la explicación de Melquisedec. Eso sería tener un programa totalmente distinto y se necesita tiempo también, pero lo que encontramos una vez más aquí es que se reconoce que Abraham pagó sus diezmos a Melquisedec este individuo. Y en esto vemos que se menciona varias veces a medida que avanza a través del capítulo 7 de Hebreos y el versículo 4, "pues cuán grande era este hombre, a quien aun Abraham el patriarca dio diezmos del botín".

Y entonces entra, en realidad, en una explicación para mostrar cómo este asunto del diezmo se traspasa al Nuevo Testamento y para nuestros propósitos hoy, para un sacerdocio que es según el orden de Melquisedec.

Y el escritor, básicamente, muestra aquí que Leví recibió los diezmos. Abraham los pagó a Leví, incluso los pagó por anticipado a través de Abraham, pero no es un sacerdote diferente. Se ha producido un cambio que tiene lugar en el versículo 11. Muestra que hay un cambio de otro sacerdote según el orden de Melquisedec y no según el orden de Aarón. Así que lo que está mostrando aquí una vez más, Abraham dio sus diezmos a Melquisedec, éste a quien reconoció como Dios. Y hoy la Iglesia es el cuerpo espiritual, una comunidad sin fronteras, un organismo espiritual que recibe, los diezmos, la bendición es que también se utiliza para llevar a cabo la obra de predicar el evangelio del Reino de Dios.

Lo que es interesante tener en cuenta es encontrar la historia, lo que trajo una vez más el contexto del libro de Hebreos, que es un capítulo muy importante de la fe. También habla sobre el día de reposo, se habla de la ley de Dios, se habla de Jesucristo como nuestro Sumo Sacerdote. Hay muchos ejemplos de la fe probada aquí también. Y eso es lo que es fascinante considerar que incluso el diezmo se encuentre aquí dentro de esta historia en el libro de Hebreos en el capítulo 7, para hablar una vez más en el contexto de la fe. Y una demostración práctica, un aspecto de nuestra vida que muestra dónde está nuestro corazón y nuestra relación con Dios, como Abraham lo hizo.

El diezmo es una clave para definir una fe muy profunda y reverencial hacia Dios. Eso es lo que estamos viendo cuando nos fijamos en la historia aquí de Abraham, que diezmó a Melquisedec y da el ejemplo como el padre de los fieles.

Hay una lección más grande que se extrae aquí de todo esto. Me he sentado a hablar con muchas personas, muchas veces en los últimos años y les he enseñado los principios de las Escrituras y les he ayudado a ganar una medida de la estabilidad financiera básica basada en la Palabra de Dios. Yo no soy un analista financiero, yo no soy un experto financiero en términos de presupuesto o las finanzas de esa forma particular, aunque sí sé un poco sobre lo que Dios dice como un principio fundamental dentro de su Palabra. Y sé lo que funciona porque ha funcionado en mi vida y veo que realmente funciona en la vida de las personas que dan un paso hacia adelante y ponen a prueba a Dios.

El diezmo no es un medio para obtener algo de Dios. No es una forma de póliza de seguro que hacemos en el que damos a Dios algo, y debemos esperar algo a cambio. Tenemos analistas y corredores de bolsa y asesores financieros y nos ayuden o nos asesoren en lo que hacemos con nuestro dinero de esa manera en particular.

El diezmo es algo que define una relación personal muy profunda con Dios y funciona. Y cuando lleguemos a la parte correcta, entonces estamos en el camino hacia una estabilidad financiera en nuestra vida cuando se aplican otros principios fundamentales y otras leyes fundamentales que definen la estabilidad financiera. Entonces estamos en nuestro camino hacia una vida mejor, pero lo más importante es que estamos en nuestro camino hacia una vida profundamente personal en la adoración a Dios.

El diezmo representa la entrega a Dios en nuestra vida total.

Ahora recuerde nuestra literatura gratuita, las ofertas que hemos hecho hoy. En nuestro folleto, Lo que la Biblia enseña sobre el diezmo es gratuito. Y también la revista Las Buenas Noticias. Ambas publicaciones son absolutamente gratis. No hay seguimiento por parte de cualquiera de nosotros ninguna vez se llega a pedir dinero. Eso puede parecer extraño en un programa en el que estamos hablando acerca del diezmo. Sin embargo, pone de manifiesto lo que he estado hablando hoy.

Somos capaces de ofrecer nuestra literatura gratuita, por la generosidad de los demás fieles que lo hacen posible debido a la práctica del diezmo y la fe de los demás que dan como una forma de vida. Podemos hacer este programa y darle esta literatura.

Así que visite el sitio ucg.org/español y no se olvide de inscribirse para asistir a los seminarios bíblicos del Reino de Dios a través del enlace que encontrará en el sitio en ucg.org/español.

Yo diezmo también porque es a la vez una ley y una bendición, y un barómetro, y un guía, y un privilegio y un honor. Yo diezmo porque financia la obra de Dios en la tierra hoy. Yo diezmo porque Abraham, el padre del diezmo fue fiel y quiero seguir sus pasos.

¿Por qué dar el diezmo? Esa es la primera pregunta, para que todos nosotros podamos contestar.

Ese es nuestro programa de hoy. Yo soy Darris McNeely. Gracias por su atención.

Compartir Compartir Compartir

Folletos relacionados

¿Qué enseña la Biblia respecto al diezmo?

¿Qué enseña la Biblia respecto al diezmo?

¿Enseña el diezmo principios y lecciones para nuestro mundo en la actualidad? ¿Cuántos diezmos se mencionan en la Biblia? ¿Cuál es el propósito de los diezmos descritos en la Palabra de Dios? Este nuevo folleto le ayudara a entender la perspectiva de Dios acerca de este tema tan crucial.

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading