¡Eres lo que comes!

Versión para impresora

La mayoría coincide en que para estar en forma y saludable es necesario comer una buena comida. Ahora, tome ese pensamiento y llévelo a un sentido espiritual: ¿hay una conexión entre la comida y la santidad? 

See video


[Steve Myers] ¿Qué es exactamente lo que estás comiendo? ¿Gourmet? ¿Orgánico? ¿La comida chatarra? Camina por el pasillo de un supermercado y verás todo tipo de alimentos que dicen esto es sano y muy nutritivo. La mayoría coincide en que para estar en forma y saludable es necesario comer una buena comida. Ahora tome ese pensamiento y llévelo a otro nivel: Para ser espiritualmente sano y fuerte debe elegir lo que es bueno. Ahora ¿hay una conexión entre la comida y la santidad? Prepárese para ser desafiado en Beyond Today (BT) a medida que examinamos: "Eres lo que comes."

Sólo era una expresión en mi vida que entraba por un oído y salía por el otro. ¡Tú eres lo que comes!. Pero, ¿podría mi madre estar en lo cierto?

Creo que estaba en la Universidad cuando me enteré de que eso era literalmente cierto. Cada una de las células del cuerpo se sustituyen en unos siete años, y la comida es de lo que esas nuevas células están hechas. Así que empecé a tener una mirada diferente a lo que yo tenía en mi plato, ya que estaba a punto de convertirse en una parte de mí.

Ahora ¿qué es lo que se está convirtiendo en una parte de usted? Un poco de comida puede ser una religión. Sin embargo, ¿sabía usted que Dios está más preocupado por lo que nos estamos convirtiendo? No es de extrañar que Él diga mucho acerca de la elección, la elección de lo que es mejor para usted para que pueda crecer. No sólo el crecimiento físico, sino el crecimiento espiritual.

Así que la Biblia está llena de ejemplos de este hecho. Volvamos al principio mismo. Piense en la dieta que Dios quería para Adán y Eva. Puso delante de ellos, comida espiritual perfecta, maravillosa, muy pura y sana, simbolizada por el árbol de la vida, una relación eterna con el Creador. Pero, ¿qué eligieron? Eligieron la comida chatarra del árbol del conocimiento del bien y del mal.

Y sabemos el resultado: Su elección dio lugar a la desnutrición espiritual, en lugar de la santidad, llenaron su plato con el pecado. ¡Qué lección tan importante para todos nosotros!

El plan de Dios es para toda la humanidad para elegir la mejor dieta espiritual, para que podamos crecer para ser más como él. En 1 Pedro 1:15-16 dice: "Sino, así como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir, porque escrito está:" Sed santos, porque yo soy santo"

La Nueva Traducción Viviente (NTV) lo expresa así: "Pero ahora usted debe ser santo en todo lo que hace, como Dios que os ha elegido [para ser sus hijos] es santo".

Usted ve la palabra "santo" significa estar "separados" o "apartados". Por lo tanto espiritualmente hablando, está siendo separado del pecado y dedicado a Dios, separado de ese pecado, alejado de Él y dedicado a nuestro Padre Todopoderoso.

Observa lo que nos obliga a elegir una conducta santa, separado de este mundo de pecado que nos rodea. Y así, como niños obedientes, hemos de seguir a Dios haciendo lo que es conforme a su voluntad, practicando de Su camino y siguiendo su dirección.

Ahora, cada uno de nosotros tiene la opción de escoger lo que consumimos. Entonces, ¿cómo saber cuál es el estándar para juzgar correctamente?

Bueno, cuando se trata de hacer las compras, nos fijamos en las etiquetas. ¿Es este alimento muy nutritivo? ¿Está hecho con ingredientes de calidad? La etiqueta nos dirá un poco, si nos tomamos el tiempo de leerla.

¿Te tomas el tiempo para leer la etiqueta espiritual, para que puedas crecer? ¡Esa etiqueta es la Biblia! Explica el patrón de comportamiento. El Listado de los ingredientes de manera que se pueda distinguir entre el bien y el mal, lo santo de lo común y ordinario. ¡Eres lo que comes!

También es evidente en el ejemplo espiritual: 2 Corintios 6:17-18 dice: "… Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo impuro; y yo os recibiré; y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso".

Dios está llamando a su pueblo y les encarga la tarea de separarse de este mundo poco saludable. Las influencias de las formas equivocadas de pensar nos bombardean por todas partes. El pueblo de Dios tiene que distinguir lo que debería estar en su menú personal. Hacer una distinción entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, lo santo y lo impuro, y luego puedes elegir las acciones correctas. Ya ve que tiene que separarse de lo malo y dedicarnos a Dios.

Así que me pregunto, ¿qué importancia tiene esto?

Usted sabe que si pretende ser una persona piadosa, debe pensar de manera diferente y pensar como Dios piensa. Dios debe ser la autoridad en nuestra dieta diaria. Dice que ni siquiera toquemos, y mucho menos consumamos todo lo que es impuro. Así que Él nos instruye para llevar (" …y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo" (2 Corintios 10:5).

Así que ¿qué es el pueblo de Dios? Su pueblo refleja los valores divinos y la forma de pensar de Dios, el reconocimiento de la Biblia de la diferencia entre el comportamiento bien y el mal. Esto significa que la única receta para el éxito esta basando su vida en la Palabra de Dios, la Biblia. Dios dice en Ezequiel 44:23 "Enseñarán a mi pueblo a hacer diferencia entre lo santo y lo profano, y les enseñarán a discernir entre lo puro y lo impuro". ¿Puedes discernir la diferencia?

Dios quiere que seas diferente, para ser santos. Dado que pertenecemos a Él. Él no quiere que nos contaminemos a través de cualquier tipo de impureza, de cualquier tipo de contaminación, cualquier impureza. Honrar a Dios significa escoger una dieta de la santidad en nuestros pensamientos y en nuestras acciones. Es cierto con los alimentos, y es verdad, con la manera de vida de Dios. Dios lo requiere. Se requiere una conducta santa, una buena forma de vida que es claramente diferente del mundo común que nos rodea. Así, podemos distinguir lo que es correcto y extinguir el mal.

Ahora, usted puede no haber pensado en ello de esta manera, pero incluso nuestras decisiones en los alimentos nos ayudan a hacer precisamente eso. Vamos a echar un vistazo a esto más de cerca, pero primero me gustaría ofrecerle una suscripción gratuita a la revista Las Buenas Noticias. ¿Como Dios está llamando a su pueblo a salir de los malos caminos del mundo que nos rodea? Las Buenas Noticias está aquí para ayudarle a hacer precisamente eso. Está llena de artículos que dan idea de la santidad y mucho más artículos que exponer lo que la Biblia enseña acerca de la fe, el matrimonio, la familia, y por qué es importante tener una relación con su Creador.

Es por eso que necesitamos su suscripción gratuita a Las Buenas Noticias. Contáctenos en ucg.org/español y ordene hoy mismo su suscripción.

El mundo está cambiando tan rápidamente y Las Buenas Noticias le ayudarán a ponerlo en perspectiva, ya que también examina los acontecimientos del mundo a la luz de la Biblia. Así que obtenga ya su suscripción gratuita ¡hoy mismo!

Usted conoce que nuestras opciones de vida revelan mucho acerca de nosotros. ¿Cuán diferente eres de lo común? ¿has tomado la elección de ser diferente? Algunos optan por la dieta de la televisión viendo cualquier cosa y ven televisión durante horas y horas. Para otros, es la dieta de Internet, teniendo todo lo que pueda atraer su atención. Y luego está la dieta inteligente, un zumbido sin fin a su vida distraída. Así que incluso nuestras decisiones, nuestras elecciones en los alimentos dicen mucho de nosotros. ¿No es cierto que el tipo de comida que usted elije es un reflejo de la clase de persona que es usted?

Ahora imagine si llegamos a la cocina, nos dirigimos a la nevera y miramos en su interior, ¿qué nos dice acerca de usted? Visualize la nevera de un estudiante universitario ¿podría ser similar?. Eso estaría muy diferente de lo que un refrigerador vegetariano sería. Ahora el dueño de éste no parece que cocinara en casa muy a menudo, ¿verdad?

¿No es asombroso cómo los artículos que tenemos en nuestra nevera hablan de lo que somos? Ahora, cuando miramos a la Palabra de Dios nos proporciona un patrón para una vida sana física y espiritual. Dios da sus principios de salud y de santidad para nuestro bien, y tienen consecuencias eternas. Efesios 5:5 nos recuerda esta idea fundamental, es importante para tomar decisiones correctas. "Sabéis esto, que ningún fornicario, o imundo [que es alguien que es impuro] o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios".

Distinguir lo que es correcto y extinguir el mal. Usted ve sólo los que tienen fe en Jesús y han optado por vivir la santidad estarán en el Reino de Dios. Ahora bien, en cierto sentido, Dios quiere que seamos un gran conocedor espiritual. Ese tema de trazar una línea entre lo que es correcto de lo que está mal, de lo que es santo y pecado, y la manera de superar y tomar parte de ese alimento limpio y justo. Eso es un principio espiritual que recorre toda la Biblia. Lo vemos de nuevo en Deuteronomio 30:19 donde Dios nos dice: "... os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia, amando  a Jehová, tu Dios, atendiendo a su voz, y siguiéndolo a él es posible que se aferran a él, pues él es tu vida, así como la prolongación de tus días".

Dios ha puesto una mesa y le dice que hasta usted pude elegir el bien. Él no impone su voluntad sobre nosotros. Él no nos obliga. Él no nos hace hacer lo que quiere. Dios nos da la opción de este tipo buffet de la vida.

Ahora bien, esto es importante: Elegir correctamente identifica quiénes somos y a quién pertenecemos. Nuestro ideal, puro y santo de Dios es que optemos por ser su pueblo santo en todos los aspectos de la vida. Tenemos que separarnos del pecado y ser dedicados a Dios.

Él hace de este un punto vital. Jesucristo mismo dio muchas lecciones, objetos de estudio en la Biblia, cosas que todos podemos reconocer que podemos aprender de ellos. Habló de los camellos que van a través de agujas, sembrar y cosechar o ¿qué tal el Reino de Dios que es como un grano de mostaza? Usted sabe, Él incluso nos dio lecciones acerca de la comida real, el alimento físico ¿para qué eso?

Pues bien, al igual que cualquiera de nuestras elecciones revelan tanto sobre nosotros, nuestra manera de comer también revela quiénes y qué somos. Lo que nos gusta, lo que nos disgusta. Sin duda, nos pueden identificar e incluso reflejan nuestra cultura.

¿Quieres un ejemplo? ¡Piense en esto! ¿Qué piensas cuando alguien dice, vamos a salir esta noche por comida italiana? Bueno, probablemente piense en espagueti o lasaña. Ahora, otros pueden decir, quiero comida americana real, así que me da un filete o una hamburguesa y papas fritas. Ahora bien, ¿si alguien sugiere comida china? Pollo, arroz frito o el pollo Kung Pao, tal vez eso es lo que venga a la mente.

Pero aquí hay una pregunta vital: ¿qué pensaría usted si alguien le preguntara, qué es una comida cristiana? ¿Cuál debería ser el plato de un cristiano? Ahora, estamos hablando de la comida real, no una analogía espiritual. ¿Qué debemos, literalmente, poner en nuestras bocas? ¿va usted tan lejos hasta permitirle a Dios que le diga lo que debe comer y qué diferencia habría?

Ahora tal vez se sorprenda, pero Dios dice que la elección de los alimentos refleja su identidad, sus valores, e incluso puede revelar su salud espiritual.

Se muestra en un evento interesante que tuvo lugar hace unos 10 años después de la muerte de Cristo en el Nuevo Testamento a través del símbolo de los alimentos. El apóstol Pedro aprende una lección importante acerca de las personas.

Hay una voz que le dice al apóstol Pedro "mata y come" animales que no eran para ser consumidos. Él dice: "Señor, no, porque ninguna cosa común o impura he comido jamás" (Hechos 10:14). Así que aquí en el libro de los Hechos, Pedro, probablemente, una década después de la resurrección de Cristo bajo el Nuevo Pacto, dice que sigue manteniendo las leyes dietéticas de Dios de los alimentos.

Ahora ¿cual era el sentido de la visión? ¿era seguir adelante y comer de todo? ¡No!. Es una continuación de la lección de Dios para distinguir lo limpio y lo que es impuro. Por eso dice más adelante: "…Dios me ha mostrado que a ningún hombre llame común o inmundo..." Y más tarde, Pedro dijo: "En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas" (Hechos 10:28 - 34). En otras palabras, no hay favoritismos.

Así que, como Pedro estaba distinguiendo entre las acciones correctas e incorrectas, conductas impuras y limpias, una conducta santa o inmoral. Fue demostrado que cuando se trata de personas, es diferente. Si se trataba de Judios que se habían convertido en cristianos convertidos, o gentiles no-Judios, la lección es que Dios no discrimina. Él no muestra ningún trato preferencial cuando se trata de personas.

No es de extrañar toda la Iglesia llegó a la misma conclusión mucho más tarde en Hechos 11: "De manera que también a los gentiles ha dado Dios  arrepentimiento para vida" (versículo 18).

Ahora ¿qué pasa con esas leyes dietéticas de Dios que Pedro y la Iglesia del Nuevo Testamento siguieron manteniendo una década después de la muerte de Jesús? ¿Fueron anuladas de inmediato? ¡No, en absoluto! La lección todavía estaba allí para ellos y todavía está ahí para nosotros hoy. Todavía tenemos que distinguir lo que es la conducta correcta y la extinción de pecado, no discriminar a las personas que Dios está llamando.

Así que Dios todavía quiere que usted haga una conexión espiritual a la alimentación, a su pan de cada día. Notemos lo siguiente:

Hay dos secciones principales de la Escritura que discutir con mucha claridad: Levítico 11 y Deuteronomio 14. Éstos capítulos describen los animales que Dios dice que son buenos para comer y los que no van a ser los alimentos. ¿Sabía usted que Dios instruye a los cristianos de hoy a no comer carne de cerdo? No hay productos de carne de cerdo sin tocino, jamón, chorizo, pepperoni, cualquier cosa que venga de un cerdo no se deben comer. Está claro en Levítico 11. También dice que debemos evitar los mariscos: moluscos, cangrejo, langosta y almejas.

Ahora, usted se preguntará, bueno ¿por qué Dios hace eso? ¿Cuál es el punto? Puede ser que no sea importante hoy en día, ¿verdad? Bueno, Levítico 11:47 nos dice Dios mismo, es el que habla: "Para que hagáis distinción entre lo inmundo y lo limpio, y entre los animales que se pueden comer y los animales que no se pueden comer" (NVI).

Dios va tan lejos como para darnos la lección de estar involucrado, la lección de lo que debe hacer la distinción, eso hace la diferencia. Y que hay que tomar la decisión de hacer una separación entre lo limpio y lo sucio, incluso cuando se trata de los alimentos que se consumen. ¿Por qué? Deuteronomio 14:2 y el versículo 21 dice: "Porque eres pueblo santo a Jehová tu Dios". Usted ve, usted debe separarse del pecado y dedicarse a Dios.

Así que Dios le ha dado una razón para cambiar su dieta y evitar consumir alimentos no aptos. ¡Esa es una razón! Es una lección de santidad, se trata de la santidad. Es un recordatorio para elegir el camino de Dios en todo lo que pensamos y en cada acción.

En el Nuevo Testamento, Filipenses 2:5 dice: "Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús." Tenemos que tener una misma mentalidad, la misma actitud. Una traducción lo pone de esta manera: "En sus vidas hay que pensar y actuar como Cristo Jesús" (NVI).

Así que cada día, cuando usted elige qué comer, es un recordatorio diario para hacer una elección consciente y elegir bien, limpio, santo, alimentos que Dios dice que son buenos y limpios. Ahora, por extensión, se le recuerda que debe hacer un esfuerzo consciente para elegir una conducta santa como su forma de vida en la actitud y en acciones. Dado que pertenecemos a Dios y Él nos ha comprado con la sangre de Cristo, Él no quiere que nos contaminemos a través de cualquier tipo de contaminación.

Así que, Dios nos ha dado la lección perfecta de alimento físico. Él nos recuerda que no debemos dejar que toda cosa caiga en nuestras bocas. Así que de la misma manera, no debemos dejar que ningún pensamiento entre en nuestras mentes y se convierta en una mala acción. Así que al igual que la elección de una buena comida para comer, tenemos que elegir una dieta de acciones piadosas en nuestra vida.

Ahora bien, este concepto se resume en 1 Corintios 6:19-20: "¿o ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual habéis recibido de Dios, y que no sois vuestros? [Y entonces ¿qué nos dice?] Pues habéis sido comprados por precio, glorificad, pues a Dios en vuestro cuerpo..." (NVI).

Hay mucho más que decir acerca de las leyes de alimentos dietéticos de Dios. Así que en un momento, nuestro panel de BT estará aquí para darnos información adicional sobre este tema vital. Ahora, usted puede tener muchas preguntas sobre este tema por lo que hemos preparado esta ayuda para estudio: ¿Qué enseña la Biblia acerca de las carnes limpias e inmundas?  Le ayudará a entender lo que la Biblia enseña acerca de la separación y lo dedicado. ¿Qué es la santidad y cómo se puede tratar de tenerla en todas las áreas de su vida?

Por lo tanto solicite su copia ¡hoy mismo! Vaya en línea a ucg.org/español para descargar, leer o solicitar una copia gratuita de lo que la Biblia enseña acerca de carnes limpias e inmundas. Como siempre, todas nuestras publicaciones las ofrecemos en forma gratuita como un servicio educativo, todo gracias a las generosas donaciones.

Ahora bien, este folleto gratuito le ayudará a responder sus preguntas y entender lo que la Palabra de Dios dice acerca de la comida y de la santidad y por qué el pan espiritual diario es tan importante. Vaya en línea a ucg.org/español para descargar, leer o solicitar una copia gratuita de lo que la Biblia enseña acerca de las carnes limpias e inmundas. Ahora hay otra importante razón para visitar nuestro sitio web www.BeyondToday.tv. Estamos produciendo videos cortos al día de noticias y los temas bíblicos que son importantes para usted.

Vamos a continuar nuestro debate sobre "Eres lo que comes". Nos acompañan los anfitriones del programa Darris McNeely y Gary Petty. Me pregunto si la mayoría de las personas se dan cuenta cómo este tema de la santidad y la elección entre lo limpio y lo sucio en realidad se extiende hasta el final en el Nuevo Testamento.

[Darris McNeely] Bueno, lo que Pedro hace. Es decir en un momento dado, ser santo, repite la frase de Cristo a su pueblo a ser santos. Usted citó Efesios 5 anteriormente en el programa donde se habla de evitar la fornicación, que es la inmoralidad, la codicia y la avaricia de esa manera. Eso está hablando de cuestiones físicas de la vida que sin duda toca los mandamientos de Dios, pero él dice que evitemos aquellos. Y al evitarlos es ser santo en este sentido, por lo que no termina ahí.

[Steve Myers] ¡Hay una conexión!

[Darris McNeely] Las cosas físicas, así como la comida que comemos, así como las acciones que tomamos definen la santidad en su contexto completo en nuestra relación con Dios.

[Gary Petty] ¿Sabes Steve? Antes, había citado el apóstol Pablo, quien dijo que nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo. Cuando recibimos el Espíritu Santo de Dios, Jesús dijo que Él y el Padre vienen y habitan en nosotros. Así que si Dios vive en nosotros, entonces debería afectar nuestra forma de pensar, nuestra forma de actuar. Sin embargo, debe afectar todo, hasta la forma de vestir y hasta la forma o los alimentos que comemos y los alimentos que Dios nos dice que debemos comer.

[Steve Myers] Realmente no es correcto pensar que tenemos una vida espiritual por un lado y un lado sexual por el otro. En realidad no podemos subdividir nuestra vida en categorías como esas.

[Darris McNeely] No, no podemos. Lo que sí es que lo físico tiene un impacto espiritualmente y define una vez más ese aspecto sagrado de nuestra relación con Dios. Tal vez la mejor manera de ilustrarlo es con un ejemplo: en mi juventud, cuando yo era un niño, muy joven, tomé el lenguaje del barrio y otros adultos. Y un día simplemente dije algo que no debería haber dicho, tomé el nombre de Dios en vano, yo no sabía lo que estaba diciendo, estaba repitiendo lo que había oído. Mi madre me agarró por el brazo, me llevó al baño y tenía una pastilla de jabón y un cepillo de dientes en la mano. ¡Enjabonó y refregó mi boca con el jabón! Y ella dijo: ¡nunca tome el nombre de Dios en vano otra vez! Eso me enseñó algo.

Ahora bien, no era el jabón lo que limpió mi boca, ¡fue la acción!, fue el fervor de mi madre. Pero es un ejemplo de que cuando Dios dice no comas estos alimentos en particular porque me dicen que son inmundos, Él nos está enseñando algo que cuando los evitamos estamos aprendiendo algo acerca de una relación sagrada con Él. Y no hay otra manera de hacerlo realmente, sino con lo que Dios dijo que en la Escritura y llevarlo hasta el final. El desafío es, para nosotros, si vamos a hacer lo que Dios dice.

[Gary Petty] Vuelva al siglo segundo después de Cristo hubo un movimiento, un movimiento espiritual llamado los gnósticos y una de las cosas que los gnósticos enseñaron fue que el cuerpo y el espíritu estaban separados y por lo tanto había que alimentar el espíritu, pero el cuerpo no importaba. Ahora, cuando nos fijamos en las enseñanzas tanto del Antiguo y Nuevo Testamento, no es un concepto allí que Dios quiere que nosotros no sólo cuidemos lo espiritual. Él quiere que nos ocupemos de lo físico. Así que no podemos ignorar las indicaciones de carnes puras e impuras. Es un mandamiento de Dios por esa misma razón nos enseña el control.

[Darris McNeely] Esto se reduce a una cuestión de si vamos o no a temblar ante la Palabra de Dios. Isaías 66 dice éste es el hombre que voy a ver, el que tiembla a mi palabra. Usted comienza justo donde Dios dice. Él dice que no comamos estos alimentos en particular. Y cuando vaya a esta línea cafetería, evite lo que Dios dice que no coma. Sólo tiene que elegir la comida adecuada y que elegirá el camino correcto y va obedecer a Dios y va a empezar a temblar a Su Palabra.

[Steve Myers] Debido a que es lo que viene después de elegir, ¿no? ¿Qué opciones vamos a tomar? ¿Vamos a seguir la dirección de Dios y elegir lo que Él dice es lo mejor para nuestra vida, en todas las áreas, o pensamos que tenemos la autoridad para hacer eso?

Quiero decir que es una oferta muy variada y todos tenemos que elegir. Y queremos ayudarle con sus opciones. Recuerde nuestras ofertas gratuitas de hoy. Usted las encontrará muy valiosas a medida que estudie. ¿Que dice la Biblia o enseña acerca de las carnes limpias e inmundas? le ayudará a entender las leyes dietéticas de Dios y lo que significa vivir de acuerdo a sus estándares en cada área de su vida. También solicite su suscripción gratuita a la revista Las Buenas Noticias. Cada edición le ayudará a entender el propósito de Dios con los artículos prácticos que realmente harán una diferencia en su vida.

Puede leerla en línea en ucg.org/español, puede descargarlas o simplemente solicite su propia copia impresa, Ahí es donde usted puede solicitar ambas publicaciones.

Ahora es el momento para empezar a acercarse a Dios. Así que cada día, cuando usted elige qué comer, recuerde que debe tomar esa decisión consciente de seguir lo que Dios dice acerca de la buena comida.

Es el recordatorio diario para hacer un esfuerzo deliberado, no sólo en la comida que usted elije, sino lo más importante en la elección de una conducta santa como su forma de vida en la actitud y en las acciones de cada día.

Así que ya ves, no es sólo una cuestión de dieta, es un asunto de santidad. Recuerde que usted ¡es lo que come! Estaré de vuelta para un comentario final.

[Narrador] Dos hombres corrieron por las calles de la ciudad cada uno tratando de ser el primero en descubrir si fue así. Doblaron la última curva y llegaron a la tumba. Ambos se detuvieron, uno se inclinó y miró hacia el espacio y se dio cuenta de un montón bien doblado de paños de lino. Él se quedó atónito y se alejó sin poder creer lo que veía.

Jesús no estaba allí. Él había resucitado de entre los muertos. Todas las cosas habían cambiado. Cristo vino a la tierra con un mensaje central del Reino de Dios. ¿Qué es el Reino de Dios? La mayoría nunca ha oído hablar ni entienden lo que Jesús enseñó sobre este tema. La Iglesia de Dios Unida está presentando seminarios gratuitos simultáneamente en todo el mundo.

[Steve Myers] Ese Reino va a venir la tierra. Ese fue el mensaje de Jesucristo. No es un reino que está fuera allí en el cielo, sino es un Reino que Cristo va a establecer aquí en esta tierra.

[Narrador] Vaya a semianarios.iduai.org y encontrará detalles para ver uno cerca de usted. Seminarios Bíblicos del Reino de Dios, dando el mensaje de esperanza para el mañana, a partir de hoy.

Regístrese para asistir a nuestros seminarios Bíblicos informativos hoy en día. Gracias por unirse a nosotros y no se olviden de nuestras ofertas gratuitas y asegúrese de comentarle a su familia y amigos acerca de nosotros. Sintonícenos de nuevo la próxima semana para una nueva edición de BT, al analizar otro tema. Y Únase a nosotros en la oración, "Venga tu Reino".

En BT, soy Steve Myers. Gracias por su atención.

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading