Moisés, la fe y usted

Versión para impresora

Dios bendijo a Moisés porqué confiaba plenamente en que él iba a cumplir sus promesas. Aprenda cómo usted puede ejercer esta profunda y viva fe.

See video


[Steve Myers] No podían quedarse con él. Él iría a la deriva por el río en una pequeña cesta tejida, expuesto al hambre, a ser devorado por un animal salvaje, o incluso ahogarse. El bebé de tres meses de edad, fue entregado por su padre y madre, hacia un lugar en donde enfrentaría una muerte segura. Lo que no sabían, es que su acto de fe iba a cambiar el curso de la historia del mundo.

¿Cómo podría un bebé abandonado convertirse en uno de los más grandes líderes de todos los tiempos y por qué debe afectar su vida?

Manténgase en sintonía con Beyond Today a medida que examinamos: “Moisés, la fe y usted”.

¿Está fascinado con la película de Los Diez Mandamientos? - He aquí que su mano poderosa!

Ésta fue una superproducción épica espectacular de Cecil B. DeMille. Fue una de las más populares películas taquilleras de la época, se estrenó hace más de 50 años. Sin embargo, todavía sigue impactando año tras año en Estados Unidos, aún en televisión, ¿por qué?

¿Es por el elenco de estrellas? ¿O es porque es un ganador de un Oscar? O tal vez, ¿es debido a los efectos especiales? Pero creo que la fascinación viene del personaje principal, no de Charlton Heston, sino de Moisés.

Estamos atraídos por Moisés el hombre a causa de la historia, la acción, el drama. Pero la razón más importante puede no ser tan obvia, es a causa de su fe espiritual, su fe.

Hebreos 11, a menudo, se llama el capítulo de la fe en la Biblia. ¿Sabía usted que el ejemplo de Moisés se cita más a menudo que cualquier otro? Se puede leer en Hebreos 11:6 “Pero sin fe es imposible agradar a Dios: porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que él existe, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6).

Así que, echemos un vistazo hoy a algunas de las lecciones de gran alcance de la fe que podemos aprender de su ejemplo – del notable y extraordinario hombre, Moisés.

Moisés tenía todo, todo lo mejor que el mundo podía ofrecer. Durante sus primeros 40 años de vida, la Biblia nos dice que fue entrenado y educado, como sólo un príncipe egipcio podría ser: “Moisés fue instruido en toda la sabiduría de los egipcios…” (Hechos 7:22 ). Pero ser parte de ese mundo no era lo que Dios había destinado para él. En cierto modo, Moisés estaba pretendiendo ser algo que no era.

¿Qué es lo que Dios quiere para usted? Al igual que Moisés, sin la verdad de Dios, vivimos lejos de él. Se nos dice en Efesios 2:12 “En aquel tiempo estabais sin Cristo, alejados de la ciudadanía de Israel y ajenos a los pactos de la promesa sin esperanza y sin Dios en el mundo” (Biblia “Good News Translation).

Tal vez es hora de darse cuenta de que somos como Moisés. ¿Se dio cuenta de que en realidad era un desconocido en el reino?, ya no pertenecía al faraón. Cuando comenzamos a seguir a Dios, este mundo ya no es nuestro hogar. No cabemos aquí.

Hebreos 11:24 nos muestra que Moisés se dio cuenta de esto. Dice: “Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó ser llamado hijo de la hija del Faraón”. Ahora, parece demostrar que Moisés ya había tomado la crítica decisión de identificarse con su propio pueblo hebreo.

Por eso, cuando se encontró con un capataz egipcio golpeando a un esclavo hebreo, él tomó venganza en sus propias manos, mató al egipcio y escondió su cuerpo en la arena (Éxodo 2:11-12 ). Moisés trató de defender a los oprimidos. Hechos 7 nos dice que él ya pensaba que era el momento “para dejar ir a mi pueblo”. Pero en lugar de subir al poder y entregar la libertad a su gente en ese momento, Moisés tuvo que huir para salvar su vida, lejos de su pueblo, a la tierra de Madián. Él descubrió que no podía hacerlo por su cuenta. No es por su propio poder. Su método, le ocasionó que, en ese momento, todo fuera mal. Su vida de privilegios y lujos habían concluido.

Ahora, Dios comienza a trabajar con él y educarlo a través del aislamiento de la vida de un pastor. Cuarenta años pasarían antes de que una conversación notable ocurriera. ¿Recuerda cómo Dios escogió la forma de hablar con Moisés? Una zarza ardiente que no se consumía por el fuego. Moisés no tendría ninguna duda de que era Dios quien le hablaba.

No se olvide. La gente en la Biblia eran personas reales como usted y yo y se parecían mucho a lo que hacemos hoy en día. A veces, necesitamos pruebas para creer en algo. Así que aquí hay algo fundamental: ¿qué haría falta para que usted pueda creer que Dios le está hablando?

En ese momento, Moisés se encuentra de 80 años de edad cuando Dios muestra su poder a través de un milagro. Hoy en día, algunas personas desafían a Dios exigiendo un milagro justo en frente de sus ojos y cuando realmente comienza a pensar en ello, tenemos un milagro ante nuestros ojos. Es la misma Palabra de Dios, la Biblia. Hoy en día no experimentamos ardiente arbustos, es diferente.

Romanos 10:17 nos dice: “Así que la fe viene por el oír y el oír por la palabra de Dios”. Así que ya ves, Dios le está hablando-no a través de una zarza que arde sino a través de su palabra ardiente.

Usted no tiene que vagar en soledad. Usted no está solo. Puede crecer en su relación con Dios completamente confiando en su palabra, porque la Biblia es el fundamento de la fe.

Aquí en Beyond Today, nos centramos en la verdad de la Escritura, la Palabra de Dios, así que cuando la Biblia habla, tenemos que escuchar y tenemos que ponerla en acción. No es extraño que el apóstol Santiago escribiera: “Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores...” (Santiago 1:22).

Cuando Dios habló a Moisés a través de la zarza ardiente, él esperaba que escuchara y obedeciera. Y no es diferente para nosotros. Dios nos habla a través de la Biblia y él espera de nosotros que escuchemos y obedezcamos en la fe. Hebreos 11:1 dice: “Ahora la fe es la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no vemos” (Nueva Versión Internacional, NVI).

¿Y qué estás esperando?, ¿lo que Moisés estaba esperando?, ¿cierto?, ¿algo como qué?, ¿la certeza en este mundo? Usted sabe que en muchos aspectos hoy en día, estamos viviendo una crisis de fe a nuestro alrededor. Pocas personas tienen mucha fe en el gobierno, en los líderes políticos, en nuestro sistema educativo o incluso en sus propios matrimonios.

¿Le falta fe? En un momento, vamos a descubrir cómo puede llegar a tener más fe, porque todos estamos ante las dificultades de la vida cotidiana.

Muchos simplemente no tienen mucha confianza en que habrá un mañana mejor. Pero puede ser diferente para usted. Hemos preparado este folleto gratuito titulado Usted puede tener una fe viva. Se trata de una ayuda de estudio que puede abrir el entendimiento a lo que la Biblia enseña acerca de la fe, qué es y cómo se puede obtener. Es posible tener la confianza absoluta de que las promesas de Dios son verdaderas.

Por lo tanto solicite su copia hoy mismo. Vaya en la web a ucg.org/español para descargar, leer o solicitar una copia gratuita de Usted puede tener una fe viva. Y como siempre, todas nuestras publicaciones se ofrecen de forma gratuita como un servicio educativo.

Puede ser desalentador. Se puede sentir destruido cuando parece que Dios no escucha nuestras oraciones. Parece como si él no contestara o tal vez no le importa. Pero usted sabe, usted no tiene que sentirse de esa manera. Usted puede vencer a los enemigos de la fe. Este folleto gratuito le ayudará a crecer en la fe bíblica.

Por lo tanto, vaya a ucg.org/español hoy mismo y recibirá un ejemplar totalmente gratis.

Ahora bien, si usted tiene un e-reader, nuestra guía es fácil de descargar en BeyondToday.tv y también está disponible en el iBookstore de Apple. Sólo haga una búsqueda con el nombre del libro y se puede descargar gratis directamente a su e-reader.

También me gustaría contarles acerca de un evento especial en vivo. Beyond Today y la Iglesia de Dios Unida están invitando a particulares, seminarios en vivo, éstos son gratis llamados “Seminarios Bíblicos del Reino de Dios”. Estos se están llevando a cabo en los Estados Unidos, Canadá, Australia y alrededor del mundo. Si esto es lo que le gusta: en realidad estos seminarios van a profundizar en la Biblia. ¿Cuál es el mensaje que Jesús predicó? ¿Cuál es el significado del Reino de Dios? ¿Será real el hecho de que Jesús volverá a la tierra?

Estamos sosteniendo estos seminarios gratuitos para que pueda tener las respuestas a estas preguntas y obtenga una comprensión más profunda de la importancia del Reino de Dios. Cada seminario incluye material nuevo, así que incluso si usted ha asistido en el pasado, usted no querrá perderse los próximos seminarios.

Así que vaya a ucg.org/español y busque el enlace “Seminarios Bíblicos del Reino de Dios” y encuentre un seminario gratuito cerca de usted y regístrese para asistir.

Pensando en la fe, ¿no le falta confianza? ¿Tienes tiempo para más fe? ¿Dudas en el cumplimiento de una promesa? No está solo. Moisés también lo hizo.

Al pensar en la película Los Diez Mandamientos, algunas partes corresponden exactamente con lo que dice el relato de la Biblia. Pero usted sabe, otras partes no lo hacen. Muchas películas de Hollywood retratan a los líderes como Moisés, por naturaleza de figura imponente. Pero usted sabe que ese no era el caso. Las películas lo hacen de esa manera porque así es como nos imaginamos a nuestros líderes.

Pero ya ves, Hollywood no entiende que Dios llama a las personas que quiera y les convierte en los grandes líderes por su poder. Los líderes de la Biblia no son los gigantes que podríamos imaginar, son personas reales a quienes Dios ha utilizado a pesar de sus debilidades, a pesar de sus fracasos. Así que a pesar de nuestras debilidades, a pesar de nuestros fracasos, Dios puede transformar nuestras vidas también.

He aquí un ejemplo: Dios quería que Moisés regresara a Egipto para liberar a su pueblo de la esclavitud. ¿Así que pasó de inmediato la prueba de fe? No, Moisés trató de poner excusas (Éxodo 3). Le replicó a Dios, ¿quién soy?, él le preguntó: ¿y si no me creen?

Así que en lugar de mirar hacia el que lo llama, Dios, ¿a dónde mira Moisés? Bueno, él miró hacia adentro. Él se miró a sí mismo. Sus excusas fueron auto-centradas, no estaban centradas en Dios. Me recuerda nuestras excusas. Muchas de las excusas que utilizamos para no hacer lo que Dios nos manda a hacer, son del mismo tipo. Son auto-orientadas. Pero sabemos que no podemos mirar hacia nosotros mismos.

La respuesta de Dios fue dirigir correctamente a Moisés con su carácter, su bondad, a la dirección de Dios. Dios centró la atención de Moisés, no en Moisés, sino en Dios mismo. Y lo hizo mediante la revelación de sí mismo como el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el gran “YO SOY”.

Así que cuando Moisés comprendió la grandeza de Dios, es cuando las cosas empezaron a cambiar. Ahora comenzamos a ver que la grandeza de Moisés se encuentra en la grandeza del Dios temible que lo llamó. No solo escuchó sus objeciones, sino que lo corrigió al dirigir su atención hacia el poder de Dios.

Y también nosotros, no tenemos que tener miedo de lo que Dios está pidiendo que hagamos. No tenemos que vagar en el desierto. La vida puede ser diferente. A medida que buscamos primero el Reino de Dios, y al guardar su Palabra, y como esperamos el Reino en su plenitud en la tierra, cuando veamos el regreso de Jesucristo, Dios nos promete ayudar y cuidar de nosotros – pase lo que pase.

Así que a diferencia de Moisés, no debe evitar actuar con los mandamientos de Dios. No debemos ser reacios a obedecer la dirección de Dios. Recuerde, la clave del éxito, la clave para salir de la esclavitud de sus problemas personales, la clave para liberarse del pecado no es nuestra propia grandeza, no es nuestro propio poder, sino mirar hacia el carácter del Dios que nos llama, que faculta a las personas imperfectas para hacer su voluntad.

Ahora, ¿ha considerado la conexión de Moisés, no sólo al poder de Dios, sino con el concepto del agua? Moisés siempre parecía estar rodeada de agua en su vida. Usted probablemente recuerde la escena de la película Los Diez Mandamientos de ese bebé en la canasta flotando en el Nilo.

Dios usó el agua para salvar a Moisés. Su rescate del agua es absolutamente importante. ¿Cómo podrían haber imaginado sus padres que había de ser salvado nada menos que por la propia hija del faraón? Eso es un recordatorio sorprendente de cómo interviene Dios para usted también. Efesios 3:20-21 dice: “Y a aquel que es capaz de hacer mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria ...” (NVI).

Así que imagine ese pasaje, ¿cuánto puede usted imaginar? Observe lo que Dios puede hacer infinitamente más de lo que usted pueda imaginar.

Por lo tanto, es irónico que la orden del Faraón era para echar a los bebés varones hebreos en el Nilo, y sin embargo, el nombre de Moisés significa lo contrario, es “extraer”.

Esto nos lleva a probablemente el evento más memorable en la historia y sin duda un notable efecto especial en la película Los Diez Mandamientos. Finalmente, después de escapar de Egipto, los hebreos se encuentran atrapados en el Mar Rojo. Faraón cambia de parecer y los persigue para matarlos a todos. Pero Dios como el gran Maestro de la oportunidad rescata a su pueblo dividiendo el Mar Rojo. Pasando con toda seguridad y los ejércitos perseguidores se ahogaron.

Este asombroso milagro tiene un significado aún mayor. Recuerde que el nombre de Moisés significa “extraer” o “el que saca”. Así que no sólo Dios salvó al mismo Moisés cuando lo sacaron del Nilo, sino que Dios también usó a Moisés para sacar a su pueblo de la esclavitud. Y hay más: Israel se salvó de una muerte segura al ser atraídos por el agua del Mar Rojo.

Ahora, ahí es donde usted entra. En Juan 6:44, Jesús nos dice una verdad asombrosa: “Ninguno puede venir a mí si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero”.

Usted ve, como un imán atrae y atrae y mueve el acero, Dios llama, tira y atrae a los que él escoge, al motivar a sus corazones y mentes para responder a su llamado.

¿Está Dios llamándolo? ¿Cree usted en la atracción divina? ¿Cree en su motivación? Usted ve como en Moisés, tenemos un llamado a la acción. Atraído por la responsabilidad.

No hay duda, Dios está atrayendo fuera de este mundo a personas que se ahogan en un mar de pecado. Eso es algo por lo que tenemos que actuar. Eso es algo urgente. Eso es algo inmediato, ¡hay que moverse! Pero, ¿qué debe hacer? ¿Qué debe hacer para responder a los designios de Dios?

Tenemos una idea en 1 Tesalonicenses 2:12-13 “Y os encargábamos que anduvierais como es digno de Dios, que os llamó a su Reino y gloria por lo cual también nosotros damos gracias a Dios sin cesar, porque cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibiste no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes” (NVI).

Usted puede aceptar el llamado de Dios, aprendiendo a su manera, al comprometerse a sí mismo con ella y vivirla. Así como Moisés, usted puede elegir vivir por la fe.

Ahora vamos a discutir mucho más sobre cómo se puede vivir por la fe y cómo se puede responder al llamado de Dios y más de la vida de Moisés y cómo se relaciona con su fe. Vamos a estar haciendo eso con el panel de Beyond Today en un momento.

Pero primero me gustaría ofrecerle una suscripción gratuita a la revista Las Buenas Noticias. Si andas buscando una comprensión más profunda de lo que la Biblia enseña acerca de la fe, las BN está aquí para ayudar con esto y mucho más, artículos de fondo sobre el matrimonio, la familia, cómo encontrar el verdadero éxito, y la importancia de tener una estrecha relación con su Creador.

Es por eso que necesitamos su suscripción gratuita. Contáctenos en ucg.org/español y solicite su suscripción gratuita hoy mismo.

Aquí hay otra razón importante para que nos visite en BeyondToday.tv. Ahora estamos produciendo BT Daily. ¿Qué es BT Daily? Son vídeos cortos diarios con noticias y temas que son importantes para usted. Respondemos a sus preguntas. Así que acompáñenos durante toda la semana y obtenga una perspectiva adicional para ayudar a entender mejor la vida. Así que no te pierdas nuestro blog de video: BT Daily.

Continuamos nuestra discusión sobre “Moisés, la fe y usted”. Junto a mí ahora se encuentran los compañeros anfitriones del programa, Darris McNeely y Gary Petty.

Ya saben compañeros, hemos estado hablando acerca de la fe en Hebreos 11, el Nuevo Testamento, habla de la fe una y otra vez. Se le conoce como el capítulo de la fe. Y Moisés aquí, hay una sección particular que pensé que sería bueno hablar por un minuto. Se encuentra en el versículo 25 de Hebreos 11. Dice, “escogiendo antes ser maltratado con el pueblo de Dios, que gozar de los deleites temporales del pecado”.

Y así, cuando usted piensa acerca de Moisés en estos términos, ¡lo tenía todo a su favor! y, sin embargo se desvió de ello. Entonces, ¿cómo concuerda esto con la fe?

[Darris McNeely] Nos enseña hoy, en la era moderna, una lección muy importante, Steve. Moisés, que nos dice en el libro de los Hechos capítulo 7, fue entrenado en la corte del Faraón. Se formó en la totalidad de su conocimiento. Se había criado casi como un hijo allí y como resultado de esto, no solo tenía el estado. Tuvo la riqueza, y lo más importante de todo, él tenía el poder. Y se alejó de todo eso.

Ahora se piensa en que el estatus, la riqueza y el poder, esos son los ídolos modernos que tenemos hoy en día, como parte de nuestra cultura. Moisés no sólo tenía ellos, sino que también, tuvieron algunos de madera, tenían ídolos de piedra, toda la mitología egipcia. Pero lo más importante es que se alejó de los mismos ídolos con los que lidia hoy en día nuestra sociedad y que estaba dispuesto a dejar eso de lado. Y ese es el primer paso para comenzar a construir la fe y una relación con Dios basada en la fe y la confianza en él, es la que empezamos a abandonar nuestros propios ídolos modernos de la riqueza y el estatus y lo más importante tal vez, el poder que todos anhelamos en alguna forma o manera.

Cuando somos capaces de alejarnos de eso, dejarlo a un lado, entonces estamos en el primer peldaño de la escalera de la fe y una relación con Dios.

[Steve Myers] Así que en cierto sentido está cambiando nuestras prioridades entonces.

[Gary Petty] Cuando estábamos fuera de cámara hace un momento, estaban hablando de cómo el cristianismo es igual el sueño americano. Y no hay nada malo en el sueño americano, pero tenemos que darnos cuenta que el cristianismo es acerca de convertirse en la semejanza de Cristo. Y Moisés comprendió que lo que Dios le estaba ofreciendo era mayor que toda la riqueza de Egipto. Tenemos que entender que lo que Dios nos ofrece es más que todas las cosas buenas que podemos tener en esta vida.

[Steve Myers] Es realmente un cambio total de perspectiva, entonces. Esto no significa que no pueda ganarse la vida y todo ese tipo de cosas, sino que tenemos que poner a Dios primero en las cosas.

Tengo que entenderlo bien. De hecho, cuando usted lee un poco más lejos en esa misma sección de Hebreos, en el versículo 26, sigue y habla de Moisés, porque tenía la mirada puesta en la recompensa. Así que lo que había en su visión ¿qué podemos que encontrar?

[Gary Petty] Si usted toma Hebreos 11, el capítulo entero, y todos esos ejemplos se dan acerca de las personas que vieron y esperaron y vivieron en una nación diferente. Esa es la forma en que lo expresa. Ellos estaban buscando el Reino de Dios. Viviendo sus vidas por ese Reino y tenían fe en lo que Dios estaba haciendo y muchas veces tuvieron que renunciar a muchas cosas con el fin de hacer eso, tener esa, esa recompensa.

[Steve Myers] Así que cuando usted piensa acerca de esto, la mirada puesta en el galardón, en busca de lo que se avecinaba, sin duda liberar al pueblo de la esclavitud, pero el punto se dio mucho menos en la forma de Dios, pues los llevó a la Tierra Prometida. Esa fue una promesa física que tenía que ser parte de lo que estaba buscando, pero en realidad va mucho más allá de eso, ¿no?

[Darris McNeely] ¡Oh, sí. La tierra prometida era un tipo del Reino de Dios. Iba a ser sin duda para Israel un reino físico o un lugar donde Dios sería su rey, y ellos serían su pueblo. Y para ellos entonces eso sería un tipo físico del reino espiritual y en últimas el reino literal que él va a traer a la tierra, pero era como un anticipo lo que se proporcionó a través de toda esa experiencia.

[Gary Petty] Lo que es interesante cuando se mira a la vida de Moisés, sin embargo, cada vez que tuvo que salir en la fe, fue, literalmente, un paso, una acción que él tenía que tomar. Dios no acaba de decir: “está bien, basta con creer en mí”. Él tuvo que salir. Tenía que ir a donde él le dijo que fuera. Tenía que hacer lo que él quería que hiciera. Cuando se paró frente al Mar Rojo, esperó, Dios le dijo: “vuélvete hacia el mar, pon las manos, y abre el mar”. Cuando nos dirigimos hacia el Reino, estamos siguiendo el propósito de Dios cada día en nuestras vidas y muchas veces es realmente el caminar hacia fuera. Está saliendo en la fe.

[Darris McNeely] Y es por ese paso a paso que ganamos comprensión. Se dice en ese mismo capítulo Hebreos 11, que fue por la fe que se celebró la Pascua. Y cuando Dios pasó a través de Israel, allí y mató a los primogénitos de los egipcios. No entendían por qué tenían que poner la sangre sobre el dintel de la puerta, pero lo hicieron. Y fue por hacerlo y luego ver las acciones de Dios, han aprendido a obedecer a Dios. Ellos aprendieron la fe...

[Steve Myers] Y así, de una manera, no es diferente para nosotros entonces.

[Darris McNeely] Eso es correcto

[Steve Myers] Tomamos este ejemplo…

[Darris McNeely] Eso es vivir la fe.

[Steve Myers] ¿Cómo se aplica entonces que tengo que dar un paso de fe?

[Gary Petty] Pues sí. Moisés tiene que ser más que una bonita historia para leer a nuestros hijos en algo que sucedió hace muchos años. Debemos seguir eso. Debemos saber que el fin es seguir a Dios. Hay veces que tenemos que salir en contra de lo que parece ser lo que debemos hacer a fin de ser bendecidos por Dios.

[Steve Myers] Así que realmente debe darse ese paso.

[Darris McNeely] Eso es vivir la fe.

[Steve Myers] Vivir la fe y ponerla en práctica. Creo que eso es lo que tenemos que asegurarnos de que tenemos todo para que podamos seguir adelante en la fe al igual que Moisés se adelantó a la Tierra Prometida. Debemos seguir adelante hacia el Reino.

Bueno, esperamos que recuerde nuestras ofertas gratuitas de hoy: Usted puede tener una fe viva, le ayudará a encontrar la esperanza en las promesas de Dios. Usted puede conseguir una salida en la duda y la incertidumbre y comenzar a tener confianza al mirar a Dios en la fe.

Y también solicite su suscripción gratuita a la revista Las Buenas Noticias. Cada edición le ayudará a entender el propósito de Dios para usted con artículos prácticos que realmente harán la diferencia en su vida.

He aquí cómo usted puede pedir su folleto y su suscripción: Se puede leer en línea en ucg.org/español, descargarlo o solicitar su propia copia impresa.

Ahora no hay que olvidar que estamos sosteniendo Seminarios Bíblicos del Reino de Dios gratis en ciudades de todo el mundo. Usted debe venir, porque nos vamos a centrar en la buena noticia que Jesús enseñó acerca del Reino de Dios.

Así que vaya a ucg.org/español y busque el enlace “Seminarios Bíblicos del Reino de Dios”. Estos son eventos gratuitos y con cada seminario estamos presentando nuevo material. Estamos añadiendo ubicaciones cada semana, así que si usted no ve su ciudad en la lista, asegúrese y vuelva más tarde.

Usted no querrá perderse estos importantes seminarios que se centran en lo que Jesús mismo enseñó. Es su oportunidad de aprender acerca del mensaje original y lo que significa para usted hoy.

Así que inscribirse en los seminarios ahora. Vaya a ucg.org/español y haga clic en el enlace “Seminarios Bíblicos del Reino de Dios”.

Moisés fue bendecido por Dios porque veía a Dios en la fe para cumplir con sus promesas.

Usted puede tener esa misma comodidad y el estímulo porque usted ha puesto su fe en Dios. Usted puede confiar en Dios y en la promesa de su plan para su vida.

Dios le está sacando de los caminos de este mundo. Ahora es el momento de dedicarse a buscar el Reino de Dios. Así que ponga su fe en él. Él puede cumplir su propósito para su vida.

Gracias por acompañarnos hoy. No se olvides de nuestras ofertas gratuitas y asegúrese de decirles a su familia y amigos acerca de nosotros.

Sintonícenos la próxima semana en este mismo tiempo, para una nueva edición de Beyond Today y únase a nosotros en la oración, “venga tu Reino”.

Esto es Beyond Today. Soy Steve Myers. Gracias por su atención.

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading