Ataque de pánico

Versión para impresora

 Aquí presentamos una manera para empezar a lidiar con la preocupación.

See video

Opciones de descarga [Para descargar: click derecho/guardar como]
Audio
Audio MP3

[Steve Myers] ¿De qué te preocupas? El otro día estaba leyendo un artículo el cual hablaba sobre ataques de ansiedad. Y decía que estos son la enfermedad mental más común en los Estados Unidos hoy en día. Los ataques de pánico – intensos episodios de estrés, o miedo intenso –son emociones que aquejan a las personas y les dan un sentimiento de que algo terrible está a punto de suceder. Así que no hablamos solamente de estar estresado, nervioso o algo por el estilo, sino de algo muy serio – y tan serio que es un problema que se vuelve cada vez más grande. De hecho, si piensas hace unos años atrás, probablemente nunca habías escuchado sobre un ataque de ansiedad o de pánico. Sin embargo hoy en día es algo común. ¿Qué puedes hacer al respecto?

Ciertamente algo que podemos hacer es buscar guía en la Palabra de Dios. Podemos controlar el pánico que algunas veces nos sobrecoge, especialmente si cambiamos nuestro punto de vista. Pedro habló al respecto en 1 Pedro 5:7, “Depositen en él toda ansiedad, porque él cuida de ustedes”. En otras traducciones dice “echando toda su ansiedad sobre él” o tus preocupaciones. De hecho en una traducción leemos “Pongan sus ocupaciones en él”. Tal vez no estamos teniendo un ataque de pánico sino que estamos tan ocupados que tenemos que poner nuestras preocupaciones en él. Esto significa literalmente depositar todo sobre él, o darlo todo a él, o rendirlo todo a Dios. Y no solamente algo del pánico, o algo de las preocupaciones, tampoco algo de los problemas – Pedro dice todo. Darle todo a Dios. Orar a Dios. Desarrollar una relación con él de modo que puedas hablarle sobre todas estas cosas. Porque Pedro nos recuerda que hay esperanza. Hay una promesa. No tenemos que cargar solos con todo ese miedo, ansiedad o pánico.

Pablo escribió a los Filipenses un pensamiento similar en el capítulo 4, comenzando en el versículo 6. Dice, “No se preocupen por nada” – Tenemos que trabajar en ello. La versión Nueva Traducción Viviente dice: - “No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo”. ¿No es el primer paso vital que podemos tomar para sobreponernos de la ansiedad? Él continúa en el versículo 7, “Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7, NTV).

Puedes ver que en lugar de permitir que el pánico o la ansiedad, las preocupaciones o problemas penetren nuestras vidas y nos derroten, Pablo nos recuerda que la paz nos guarda, nos protege y se mantiene vigilante sobre nosotros porque tenemos esta relación cercana con Dios. Así que hagamos esto mismo. Vayamos a Dios. Depositemos en él toda la ansiedad, preocupación y problema que tengamos, y él dice que nos dará paz – una paz que sobrepasa todo entendimiento.

Esto es BT Daily. Nos vemos la próxima vez.

© 1995-2017 Iglesia de Dios Unida, una Asociación Internacional | Política Privacidad | Terminos de Uso

Prohibida la reproducción total o parcial sin permiso está prohibida.
Toda la correspondencia y las preguntas deben ser enviadas a info@iduai.org. Envíe preguntas sobre el funcionamiento de este sitio Web a webmaster@iduai.org.

Note que aunque este sitio Web es en español, existen servicios y documentación sobre productos que actualmente no se ofrecen en español. Algunos servicios y correspondencia, incluyendo documentos importantes relacionados con la privacidad, terminos legales, ciertos números de teléfono, páginas del sitio y otras comunicaciones por Internet, pueden estar disponibles solo en inglés.


X
You may login with either your assigned username or your e-mail address.
The password field is case sensitive.
Loading